Colombia.com

Actualidad - Colombia.com

Cambio de Moneda - Colombia.com

Colombia - Info - Colombia.com

Colombianos en el Mundo - Colombia.com

Turismo - Colombia.com

Radio en Vivo - Colombia.com

Síguenos en:
Colombia.com en Facebook
Colombia.com en Twitter
Colombia.com en Google+
Colombia.com en Youtube

Un recuento del paro agrario


Análisis

Desde el día lunes 19 de Agosto de 2013, inició el paro nacional agrario con participación de las principales organizaciones campesinas, los mineros artesanales, los transportistas, los trabajadores de la salud y de la educación, los estudiantes, y con el respaldo de las centrales sindicales y de las organizaciones populares, todo con objetivo de dar a conocer un pliegos de peticiones que sustentan la importancia de modificaciones de precios de venta, activación e inversión de tecnología en el sector agropecuario.

En ante sala al paro, el Delegado de Dignidad papera, Cesár Pachón, el 7 de Mayo en una plenaria del Senado, afirmó y dio a conocer todo el tema que afrontan por la falta de un precio de sustentación de los productos agropecuarios, la gran ola de contrabando en las fronteras y los efectos negativos de la falta de control de los costos de los insumos.   

Durante los días de Protesta el Presidente Juan Manuel Santos afirmó al país, “que el paro que se realizaba por parte de los campesinos no tenia las dimensiones que él esperaba”, lo que causó un descontento e hizo que los manifestantes se agolparan en importantes puntos viales del país, es así como los departamentos más afectados como Boyacá y Nariño, presentaron importantes desmanes de orden público y enfrentamientos entre la fuerza pública y los manifestantes.

Es así, como en esta era  tecnología, las redes sociales se han convertido en grandes fuentes de información a favor de los campesinos, las cuales iniciaron con publicaciones de videos,  en los que se reflejaba la fuerza bruta de las entidades públicas por recuperar el control de los puntos de bloqueo de los campesinos.

La represión que se desata con el paro agrario deja ver la impotencia del Estado y funcionarios del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), atropellan sin elocuencia a la población.

La Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (Anzorc) señaló que "miles de agentes del Esmad y la policía en helicópteros, motos y camiones agreden al campesinado" en el departamento de Boyacá.
La Anzorc también hizo un llamado "a la solidaridad y a rechazar represalias", pues en seis días de protesta han sido detenidos 175 manifestantes y hay decenas de heridos en todo el país debido a la acción de la policía

En otro punto del país, tres campesinos resultaron heridos por la represión policial en la vía Pasto-Ipiales del departamento de Nariño. Además, la policía destruyó ventanas de viviendas y golpeó a campesinos que participaban en el paro en ese departamento.

Los campesinos en un grito de auxilio para abrir la conciencia, dan a conocer sus  peticiones entre las cuales está el rechazó total del TLC, que entró en vigencia desde el 15 de mayo de 2012, el cual, según ellos, fue adoptado sin ninguna consulta al pueblo,  significando cero aranceles, cero subsidios, cero barreras no arancelarias y libre flujo de bienes y servicios, lo que está provocando la quiebra de los sectores involucrados.

Ante los puntos expuestos por el campesinado, el Gobierno afirma que el paro agrario, es una medida innecesaria y que ante los bloqueos viales será implacable y no habrá diálogos, motivo por el cual ir a una plaza de mercado es la índole que afecta a los ciudadanos, pues el desabastecimiento en las centrales mayoritarias en la capital aumenta los precios de los productos.

Frente a las alzas, los citadinos inician movilizaciones en apoyo al paro agropecuario. Es aquí cuando el Presidente Juan Manuel Santos inicia con un grupo de ministros un traslado a Tunja, Boyacá, departamento que se sustenta del cultivo de papá, para apaciguar diferencias y escuchar a los reclamantes.

La falta de garantes dan como resultado un paro que cumple 8 días y en  la llegada del mandatario a Boyacá, el país escucha sus disculpas por la falta de conocimiento de las dimensiones del paro.

El ministro de Agricultura, Francisco Estupiñan, explicó en medios de comunicación, “No llegué con ninguna oferta, pero el tema de los 40 mil millones de pesos (US$20,7 millones) en subsidios se había ofrecido hace tres meses, pero no se implementó por la intransigencia de algunos líderes campesinos”.

“Hay una intransigencia total por parte de los campesinos, están haciendo unas peticiones desmedidas como renegociar todos los TLC y que se cierren las importaciones, eso haría que también se paren nuestras exportaciones. Son solicitudes fuera de alcance”, expresó y añadió que “a pesar de que se traten de problemas acumulados de hace años, esto tiene algunas salidas, sin descuidar que hay componentes que van más allá de la gestión del gobierno, como la caída de los precios en el exterior”.

Mientras en la tierra los productos agrícolas que pudren, el Congreso realiza su diplomática comisión para mediar con líderes del paro, al parecer nosotros tenemos un gobierno distante.
Colombia.com
www.bolivia.comwww.futbolargentino.com