Actualización: Mié, 03 / Ene / 2018 11:52 am
Miércoles, 03 / Ene / 2018
Media: 4

Perú: La increíble reacción de un joven que se salvó de morir en el accidente

Milagrosamente Máximo Jiménez Vilcayaure escapó de la muerte minutos antes de que el autobús cayera al abismo en Pasamayo, Perú.

Perú: La increíble reacción de un joven que se salvó de morir en el accidente
Foto: AFP

Máximo Jiménez Vilcayaure, de 24 años, milagrosamente se salvó de morir tras arrojarse por una de las ventanas del autobús al percatarse que el vehículo se había salido de la carretera y que se iba directamente al precipicio.

Jiménez logró saltar a tiempo y quedó en la parte superior del acantilado, sobre un terreno escarpado. Sólo tiene un brazo roto y llegó en taxi al hospital, según los médicos que lo atendieron.

"Él refiere que al ver que el ómnibus se precipitaba, se lanzó por la ventana. Solo tiene una fractura en el brazo y golpes sin consideración", dijo Víctor Virú, director del hospital de Chancay.

Te puede interesar: Trump amenaza a Corea del Norte con un botón nuclear

Sólo seis ocupantes del autobús salieron con vida del accidente, que ocurrió en "la curva del diablo" de la carretera Pasamayo, un desvío de la ruta Panamericana, a unos 45 kilómetros al norte de Lima. 

Los socorristas reanudaron este miércoles las tareas de recuperación de los cadáveres del autobús que cayó a un abismo de 110 metros en una ruta costera de Perú, dejando al menos 48 muertos, informó la policía.

El autobús, que había partido hacia Lima con 55 pasajeros y dos tripulantes desde la ciudad de Huacho, 130 km al norte de la capital, quedó volcado a la orilla del mar tras caer desde lo alto de la ruta.

El Director de la Defensa Civil (Indeci), Jorge Chávez, indicó que se esta instalando una plataforma en el lugar del accidente para "levantar el autobús y retirar los cuerpos atrapados". "En el lugar hay doce cadáveres expuestos y doce que están entre los fierros retorcidos del vehículo", indicó Escudero.

Por su parte, la Marina aportó vehículos anfibios y buzos, que se sumaron a las operaciones de rescate.  Frente al lugar del siniestro, en el océano Pacífico, lanchas guardacostas aguardan órdenes para eventualmente trasladar los cuerpos de las víctimas.  

AFP

Media: