Actualización: Jue, 17 / Feb / 2011 9:30 am
Jueves, 17 / Feb / 2011
Media: 4

¿Por qué hay paro nacional de camioneros?

Este jueves, el paro camionero nacional cumple quince días y a pesar del reciente diálogo entre el gremio y el ministro de Transporte, Germán Cardona no hay fin de paro o bloqueos. 

  • ¿Por qué hay paro nacional de camioneros?

    Paro camionero

  • ¿Por qué hay paro nacional de camioneros?

    Paro camionero

  • ¿Por qué hay paro nacional de camioneros?

    Paro camionero

La Asociación Colombiana de Camioneros, ACC, inició el paro nacional al conocer la intención del Gobierno de cambiar la tabla de fletes por un sistema de libertad vigilada basada en la oferta y la demanda. La nueva medida entraría en vigor el próximo 28 de febrero.

La tabla de fletes es una referencia del precio mínimo de cobro por tonelada cargada. Donde la distancia del viaje y la cantidad de peajes en el trayecto, definen la tarifa de cada recorrido.

En 2007 la eliminación del ‘fleteo’ la recomendó el Consejo Nacional de Política Económica y Social, Conpes, pues según ellos, el cambio incrementará la competitividad internacional. Por su parte el Gobierno plantea que el alto costo del transporte lo pagan los consumidores y que espera con el cambio, que el gremio se organice y pueda negociar insumos en grande.   

Con respecto a lo anterior, la ACC plantea que las tarifas de los viajes se desplomarían con la medida que plantea el Gobierno y que su control quedaría a la deriva, es decir, los clientes fijarían el precio y los transportadores entrarían en una “guerra” de tarifas a la baja.

Según datos de la ACC, el 90 por ciento de los vehículos de carga pesada pertenece a particulares y el 10 por ciento restante corresponde a firmas empresariales. La ACC, representa a los independientes.

En el paro, también se protesta por las alzas en el combustible.

Continúa la tensión

El puente internacional de Rumichaca, que comunica a Colombia con Ecuador, se vio miércoles afectado por la huelga de camioneros que lo bloquearon al atravesar sus vehículos impidiendo el normal flujo de este punto de la frontera, una de los más activas comercialmente.

Imágenes de televisión mostraban como los transportistas atravesaron sus camiones y aunque no se registraron desórdenes, la fuerza pública hace presencia para conjurar cualquier alteración del orden.

Sin embargo, las situaciones más apremiantes se viven en Bogotá, en donde cuerpos elite de la Policía y del Ejército, se mantienen en los lugares en donde hay bloqueos, lo que ha generado enfrentamientos que han dejado algunos heridos.

Incluso, los camioneros dijeron que estaban dispuestos a llevar a los sitios de concentración a sus familias, lo que implica que haya presencia de niños y mujeres, con lo que la situación empeoraría.

La ACC admitió que las exportaciones han resultado afectadas, principalmente de carbón, café, petróleo y bienes industriales terminados.

Pedro Aguilar y Ricardo Virviescas, directivos de la ACC, acusan al ministro de Transporte, Germán Cardona, de no escucharlos y maltratarlos, mientras que este insiste en que el diálogo solo es posible si se levantan los bloqueos.

El vicepresidente colombiano Angelino Garzón, ha sostenido reuniones con los camioneros y pese a que ha manifestado que el deseo del Gobierno es buscar, en compañía del gremio transportador, soluciones, estas no llegan.

A la situación se sumó las declaraciones del alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, quien señaló que el paro camionero es un problema nacional, a lo que el ministro Cardona, manifestó que los gobernadores y alcaldes también tienen responsabilidades en la situación y deben afrontarlas como tal.

A última hora de este miércoles, las partes volvieron a reunirse a puerta cerrada en busca de darle solución al paro, pero las negociaciones volvieron a fracasar por lo que los transportistas mantienen la huelga.

Los bloqueos

Los principales bloqueos se registran en Bogotá, en donde más miles de personas han tenido que caminar porque las vías del sistema Transmilenio, han sido obstruidas y no hay alternativas de movilidad.

Igualmente hay vehículos atravesados en puntos neurálgicos de los departamentos de Pasto, Boyacá, Caldas, Santander, Norte de Santander, Valle y Valle del Cauca, lo que comienza a afectar los precios de los alimentos en los centros de abastos.

Con medios

Media: