INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Colombia.com


TLC y Mercosur, calamidades que se unen para aplastar la producción nacional

Es una absoluta irresponsabilidad que el Congreso de Colombia se apresure a ratificar el llamado “CAN-Mercosur”, suscrito hace unos meses entre Colombia y algunos países del Cono Sur, entre ellos Argentina y Brasil, sin saber antes qué va a pasar con el TLC, advirtió hoy el senador Jorge Enrique Robledo en el debate al ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, que tuvo lugar en la Comisión Quinta de la corporación.

“Lo esclarezco con un ejemplo, el de la avicultura –dijo Robledo–. Si a Estados Unidos se le conceden garantías para la importación de pollos enteros, Brasil, otro gran productor de talla mundial, podría ampararse en la cláusula de nación más favorecida y exigir que también a él se le confieran los mismos privilegios, con el agravante de que los brasileños producen pollos enteros al mismo precio que los estadounidenses los cuartos traseros”.

Lo anterior configura un argumento más para no suscribir el TLC, afirmó el congresista de Alternativa Democrática, pues si el Tratado ya es malo de por sí, se vuelve catastrófico si se le añade el Mercosur.

El senador Robledo inició su intervención repudiando con energía el atentado de que fue víctima el senador Germán Vargas Lleras. Declaró: “Expreso enfáticamente mi rechazo a esta clase de atentados, vengan de donde vengan”. Robledo condenó asimismo la muerte del indígena embera Marcos Antonio Soto, acaecido ayer durante la agresión de que fue víctima una marcha pacífica por orden directa del presidente de la República.

Otros detalles de la noticia

A la papa le espera la misma suerte del trigo y la cebada
“Al campesino de tierra fría le quitaron el trigo y la cebada y ahora le van a arrebatar la papa, que pese a alcanzar en el país una producción de 2,8 millones de toneladas, fue declarada por el gobierno como un producto “no sensible”.

“Colombia importó, entre 1990 y 2003, 13 millones de toneladas de trigo y 2, 3 millones de toneladas de cebada. ¿Cuánta de la indigencia de Nariño y Boyacá, que llega al 29 y al 41 por ciento, respectivamente, se explica por esas importaciones?

“El ministro Botero ha guardado silencio sobre la cebada, seguramente porque hay un acta de la Comisión Mixta de Comercio Exterior en la que aparece Rudolf Hommes, en ese instante asesor de Uribe Vélez y miembro de la junta directiva de Bavaria, opinando a favor del inmediato desaparecimiento del cultivo del cereal.

Que se derogue el decreto 2546
“Debe derogarse el decreto 2546, emanado del ‘Ministerio de la Desprotección Social’, una medida fríamente calculada para sacar del negocio de la panela a los trapiches pobres. Los requisitos
exigidos por el gobierno nacional, que buscan sujetar a las normas de la Organización Mundial del Comercio un producto que no se comercia internacionalmente, son de imposible cumplimiento. Los del agua potable y el alcantarillado, por ejemplo, cuando ni siquiera el gobierno los garantiza a extensas regiones campesinas. Para citar un solo caso, en las zonas cafeteras, apenas el 6% de las fincas cuenta con alcantarillado”.

Lesivas importaciones de café
“Voy a hacer referencia a la noticia publicada el domingo por El Tiempo. Informaba este diario que el gobierno lleva importados en lo que va del año 251 mil sacos de café. Es probable que este tinto que me estoy tomando sea hecho con café vietnamita. Para justificar la importación, la Federación aduce que no hay café, pero nos reportan la cifra de 1.600.000 sacos en bodegas de la Federación. ¿Qué oculta tras este exabrupto la Federación Nacional de Cafeteros?

“¿Están importando ese café a 40 centavos de dólar, para terminar exportándolo como café colombiano a un dólar o a 90 centavos? Pero a pesar de que lo importan tan barato, no le trasladan la baja del precio al consumidor final. Es exclusivamente el monopolio importador el que se queda con la diferencia.

“Paso a hacer referencia a otro punto no menos grave. Desde hace más de un año quedó aquí establecido que las marcas Juan Valdez y Café de Colombia eran de propiedad exclusiva del Fondo Nacional del Café, y que Federación de Cafeteros, que administra ese Fondo, tenía que inscribirlas ante la Superintendencia de Industria y Comercio en nombre del Fondo Nacional del Café. Y tengo aquí una certificación de la Superintendencia, de hace unas semanas, donde consta que dichas marcas siguen figurando a nombre de Federación Nacional de Cafeteros.

Ganadores y perdedores

“Con el TLC va a haber un solo ganador, Estados Unidos. Y un perdedor, Colombia. Pero si es tan perjudicial como lo estamos denunciando, se preguntarán muchos, ¿por qué se empeña tanto el presidente Uribe en firmar el TLC? Porque les interesa a los gringos. Y este es un gobierno cada vez más sometido a los dictámenes de Washington y al interés norteamericano”.

Por Jorge Enrique Robledo, senador de la República. Polo Democrático Independiente.

Anterior
1- 2