PAGINA PRINCIPAL CHAT E-MAIL FOROS POSTALES Compras Colombia.com; Tienda Virtual RADIO BUSCADOR AMIGOS Y CONTACTOS ENCUESTAS
Auditorios
 
De la Reforma Pensional a la necesidad de
una Ruptura Política en Colombia


(Izq - Der) Alexandra Sánchez, Marie Vivianne Barguil, Gustavo Petro, Alejandro Méndez
La conclusión que pudimos obtener de nuestra charla con el Representante a la Cámara del Congreso, Gustavo Petro, el pasado Jueves 15 de Febrero de 2001 en Colombia.com, fue muy puntual. El desempleo y las reformas que se han hechos, y por supuesto la cacareada reforma pensional, son parte de un ajuste económico de revancha con los sectores más débiles política y socialmente en nuestro país. Las soluciones para nuestro invitado, así como las iniciativas de cambio real y democrático, sólo provendrán de una ruptura política en el país.

El Representante Petro enmarcó el problema de las pensional en un desorden administrativo que no permitió entender que el sistema tripartito no era viable en Colombia. "Aquí el sistema tripartito se convirtió en un sistema bipartito, en el cual sólo aportaron los trabajadores y los empresarios, el Estado sacó el cuerpo". Petro afirma que ahora el problema es que el gobierno quiere cobrar por derecha lo que gasta desde el momento en que los regímenes especiales de los trabajadores a su servicio lo obligaron a sacar de su bolsillo para sus pensiones.

El sistema actual de pensiones, por otro lado, es inapropiado para un mercado -Petro está convencido de que mercado es lo que no hay en el país- tan pequeño como el nacional. "En Alemania o Estados Unidos el sistema que importamos funciona bien porque quienes cotizan son un gran porcentaje dentro del total de la población laboral, en tanto que Colombia presenta un bajo porcentaje, 20 por ciento, de trabajadores que aportan para las pensiones. El restante 80 no lo hace porque trabaja en la informalidad o está desempleado y otro tanto labora en el campo y no tiene contratos que le permitan entrar al sistema" señaló.

En lo referente a la reforma pensional, Petro sostiene que es necesaria, pero no en los términos que propone el gobierno. "La reforma es el fruto de los acuerdos que se firmaron con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Como condiciones para el blindaje de 3.000 millones de dólares a Pastrana, el Fondo puso como condición para hacerlo que el país mostrara ajustes en sus cuentas que permitieran tener confianza en que no incumpliría los pagos de sus obligaciones". El Representante Petro afirmó que los despidos masivos, los recortes de trasferencias a municipios para gastos en educación y salud, el alza de impuestos, y la reforma pensional son parte de una fórmula para generar ahorro en el Estado y con ello respaldar la deuda con el FMI.

"Yo estoy de acuerdo con puntos como el de acabar los regímenes especiales", afirmó Petro, pero en su opinión los otros puntos lo único que buscan es, además de generar un ahorro, mejorarle el negocio a los Fondos Privados. "Los Fondos privados tienen todo para ganar y quieren más. Con la Ley 100, el gobierno le dejó al ISS la obligación de atender a los trabajadores de menores recursos y a los que están más próximos a jubilarse. Mientras a los privados les dejaron lo jugoso, a los cotizantes jóvenes" explica. Esto quiere decir que mientras el seguro quedo con las deudas y las obligaciones inmediatas para entrar a competir en el mercado, los privados sin obligaciones acuciosas tienen la posibilidad de explotar los ahorros de los cotizantes, entre ellos a los mejores pagos, por periodos de treinta y cuarenta, y con la reforma hasta por cincuenta años.

"Las rentas y la especulación que han acabado con la producción y el trabajo en el país son las principales destinatarias de los recursos que manejan los fondos, y eso es lo peor" asegura Petro.

El Congresista nos hablo de cómo el desempleo tiene en la especulación y en la cultura rentística, de la cual también ha hablado con rigor Jorge Luis Garay, sus principales gestores. Petro asegura que los banqueros, que manejan bancos, corporaciones financieras y también los fondos y algunas aseguradoras, los inversionistas especuladores, los mafiosos y la ganadería extensiva, así como los tenedores de tierras para engorde, han minado las bases del aparato productivo y han cercenado las posibilidades de crecimiento de la agroindustria. "El enriquecimiento a partir de la transferencia de recursos de la producción es la principal característica de las élites colombianas. No se invierte en la industria y la empresa para generar empleo sino para enriquecerse con el menor esfuerzo", anotó.

La especulación se caracterizó en los 90 por jugar con la devaluación del peso. "En momentos en que el peso estaba caro en el país y las tasas de interés por las nubes, los rentistas colombianos, banqueros sobre todo, aprovecharon la coyuntura para endeudarse con bajas tasa en el exterior, y traer los dineros para comprar papeles del estado y ganarse la diferencia", explicó el economista.