Eventos Especiales
Eventos Especiales
Click
 
  • "No es nada extraño que gente de otro lugar y que adoptamos a Bogotá como nuestro hogar y ciudad deseemos trabajar por ella" Luz María Zapata.
  • · "El Concejo de Bogotá se merece un control político y se le debe dar una imagen seria y eficiente con caras nuevas y figuras jóvenes". Pedro Santiago Posada. .

Quien quiera a Bogotá podrá llegar al Concejo sin importar su origen

(izq.-der), Isaac Gutierrez, Vivianne Barguil, Pedro Santiago Posada y (sentada) Luz María Zapata

Continuando con el ciclo de reportajes y eventos especiales en el Auditorio de Colombia.Com, el pasado jueves 7 de septiembre tuvimos como invitados a dos jóvenes figuras del campo político que aspiran a obtener una curul en el Concejo de Bogotá. Por espacio de una hora los usuarios de nuestro portal conocieron en detalle los planteamientos y programas de Luz María Zapata y Pedro Santiago Posada, que vienen trabajando con sus respectivos equipos de campaña con el fin de obtener las tan apreciadas y al mismo tiempo controvertidas cúrules del Cabildo Distrital.

En efecto, Luz María quien nació en Pereira y Pedro Santiago en Medellín, son dos personas que pese a ser de la provincia, lo único que tienen en mente es trabajar por la capital del país. Para ello, lo están logrando trabajando a conciencia y luchando "codo a codo", sin tener en cuenta las criticas y trabas que le ponen a todo político joven que no pertenece a las maquinarias tradicionales capitalinas.

Son dos estilos diferentes, dos formas de pensar distintas, y ven los problemas de Bogotá en marcos totalmente aparte, eso sí, tienen en su mente llegar al Concejo y poner en marcha sus programas, en caso de ser elegidos.

Quizá para el común de la gente y el electorado esos dos nombres no signifiquen nada, o tal vez nunca los escucharán en sus vidas, pero lo que si queda claro es que saben en que país nacieron, cuales son sus problemas y como se podría remediar en parte una Colombia tan sufrida y más su capital que vive en medio del caos de la inseguridad, el pésimo transporte urbano y las escalada de impuestos que desangra día a día a sus habitantes.

Entre los temas tratados en el Auditorio se toco el de los desplazados que llegan diariamente a Bogotá procedentes de las zonas de conflicto armado. Esto como consecuencia de la guerra que afronta el país y más de los campesinos que son víctimas directas del crudo enfrentamiento de guerrilla, paramilitares y Fuerzas Militares.

De allí, que nuestros invitados fueron categóricos al afirmar que el Estado y más la administración del alcalde Enrique Peñalosa, ha descuidado en parte ese problema que crece en forma gigantesca, principalmente en los cordones de miseria y en los barrios o localidades como Ciudad Bolívar, Suba, Bosa y Kennedy, las más grandes de Bogotá.

Ana María sostiene en esas localidades su equipo de trabajo viene trabajando arduamente en las pandillas juveniles, lograr educarlas, reubicarlas y promover clubes promovidos por ellos mismos.

Pedro Santiago, afirma que el problema de los desplazados es de competencia de la Nación y el orden público debe ser manejado por el Estado y las ciudades. Bogotá es la más grande de Colombia y existen dos clases de población; las que quieren regresar a los campos porque no encuentran un futuro para vivir y otra clase de personas que han llegado a Bogotá por efecto de la violencia en las zonas rojas.

Otro tema que llamó la atención fue la inseguridad en la cual viven los capitalinos y que prácticamente la ciudad no ofrece garantías para desmovilizarse de norte a sur y de oriente a occidente. Los bogotanos que sufren ese karma de los reponeros, los apartamenteros, los jaladores de carros y mil problemas más, prácticamente están al borde del colapso nerviosos.

Sobre ese tema, nuestros invitados aseguraron que se le debe dar un mayor apoyo a la Policía Nacional, a la Policía Metropolitana y se debe seguir adelante con los "Frentes de Seguridad Ciudadana", un ejemplar programa que puso en practica el general Luis Ernesto Gilibert Vargas y que consiste en crear a través de las Juntas de Acción Comunal. Son los mismos ciudadanos que con la colaboración de los policías y patrulleros podrá erradicar en parte la inseguridad en Bogotá.

Lo que si quedó muy claro en el Auditorio de www.colombia.com, es que a Bogotá llegan gentes de todas partes del país y que son muy pocos los que verdaderamente desean sacar la ciudad adelante. Esperemos que los capitalinos sigan el ejemplo de Ana María Zapata y de Pedro Santiago Posada, dos jóvenes paisas que van para adelante y quieren a su Bogotá que les abrió las puertas y los adoptó.

 

 

Click