PAGINA PRINCIPAL CHAT E-MAIL FOROS POSTALES Compras Colombia.com; Tienda Virtual RADIO BUSCADOR AMIGOS Y CONTACTOS ENCUESTAS
Auditorios
 

Poncho Rentería

Al Auditorio de Poncho le rodeaba un cierto aire de expectativa por parte de todos, pues es bien conocido su particular estilo frentero y al mismo tiempo sincero y simpaticón.

Bajo una gorra tipo safari, con un buzo deportivo y muy sport, hizo su entrada triunfal el Miércoles 27 de Febrero de 2002 a las oficinas de Colombia.com. De entrada llegó preguntando por todo y por todas, pues por más que llegó al quinto piso hace ratico, sigue siendo un coqueto de aquellos.

La primera parte del Auditorio la dedicó a hablar de su infancia política en Tulúa, una zona que lamentablemente sufrió como pocas los embates de la violencia política de los años cincuenta.

Nos dio su visión respecto a su parecer "comunista", sus repetidos viajes a Moscú, su paso como empresario editorial, de artesanías y los mil trabajos que hizo antes de llegar al periodismo.

Y hablando de periodismo, su trayectoria es innegable. Ha sido el columnista más leido de El Tiempo y según él, solo está esperando a que termine su candidatura para regresar a seguir escribiendo.

Para la segunda parte del Auditorio, la cuestión se centró más en la parte política. Poncho habló de sus proyectos, especialmente el de reducir el Congreso de la República a una sola Cámara y según sus propias palabras, a riesgo de quedarse sin su respectiva curul.

Habló también de la necesidad de recortar el gasto público, específicamente en lo que a gastos de representación tiene que ver. Nada de viajes en primera clase por cuenta del gobierno, nada de tiquetes internacionales y nada de carros oficiales.

Las numerosas escoltas también a su juicio deben ser acabadas o por lo menos reducidas. Le parece el colmo que esposas de funcionarios públicos hagan mercado en estos vehículos y los utilicen para todos menos para lo que fueron designados.

Caso aparte mereció su opinión acerca del secuestro de la candidata presidencial, a la que no dudó en llamar como imprudente. Otro aspecto interesante es aquel en el que hace énfasis.

Poncho no quiere hacer campaña política propiamente. Nada de discursos, nada de plaza pública, nada de nada. Dice que si gana bien y que si no también. Apoya furiosamente a la mujer en la actividad electoral y asegura que si están marginadas políticamente hablando, es por culpa de ellas.

Sin embargo reconoce las inmensas capacidades de mujeres como Noemí Sanin y de algunas otras y está de acuerdo con la participación indígena y de otras minorías en el Congreso.

Actualmente hace llave con el también candidato Bruno Díaz, con el cual lleva un buen matrimonio político.