INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Colombia.com
Imprimir Tamaño de Letra
Compartir
Eduardo Lara Lozano (Técnico)
(click para ampliar)
Eduardo Lara
Colombia.com (17/Oct/2008):Eduardo Lara Lozano nació el 4 de septiembre de 1959 en el municipio de Pradera, departamento del Valle del Cauca. Tiene una edad de 49 años.

El actual mandamás de la Selección Colombiana de Mayores comenzó a forjarse como entrenador después de fracasar en su objetivo de convertirse en futbolista de profesión. Por ello, se desplazó al sur del continente, exactamente a Argentina, bajo la intención de estudiar la carrera universitaria en Arquitectura, sin embargo, paradójicamente volvió a Colombia con un diploma de Director Técnico de fútbol.

Tomó las riendas de la Selección Valle y supo llevarla hasta la obtención del título nacional en las divisiones juveniles Sub 21 y Sub 23. Posteriormente, trabajó como estratega en el club Boca Juniors de Cali, manejando jugadores jóvenes, aunque uno de sus mayores logros en calidad de director técnico, fue el ascender al Deportes Quindío de la ciudad de Armenia a la Primera División Profesional del balompié colombiano en el año 2001.

Tales pergaminos y trofeos en su rol de hacer ganadores a varios deportistas adolescentes en el país, lo condujeron rumbo a las selecciones nacionales con límite de edad de Colombia. Como asistente técnico de Reynaldo Rueda, festejó el título del torneo de Toulon (Francia) con la categoría Sub 20.

SEMIFINALISTA DEL MUNDIAL SUB17 FINLANDIA 2003

Luego, cuando se puso al frente de la Sub 17 en el 2003, soportó todo tipo de obstáculos antes de hacer historia con tal seleccionado. Cuando pocos lo creían, Colombia se encontraba participando en las instancias finales del Sudamericano Sub 17 en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y además de eso, le estaba ganando al mismo Brasil.

Un gol de gran factura de Freddy Guarín en ese juego, representó un momento determinante para la vida de Lara, quien en ese campeonato pasaba por momentos de salud muy difíciles. Pero, la diarrea crónica e infecciones estomacales en el país boliviano, no fueron escollo para alcanzar con sus pupilos un lugar en el Mundial Prejuvenil de la FIFA, a celebrarse en Finlandia.

Semanas después, en medio del frío escandinavo del territorio finlandés, su delegación Sub 17 fue capaz de superar la primera ronda del Mundial con mucho aplomo, principalmente por el hecho de derrotar 9-1 a la selección anfitriona en el tercer partido.

Las cualidades futbolísticas y estratégicas del tal grupo lo arrastrarían a las semifinales, donde Brasil vengaría su derrota en el Sudamericano, destruyendo la ilusión de ser campeones tanto a Lara Lozano como a sus dirigidos, en donde destacaban el pastuso Carlos Daniel Hidalgo, Adrián Ramos, Juan Gilberto Núñez, el ya mencionado Guarín, Sebastián Hernández, el portero Libis Arenas, entre otros.

Un buen partido contra Argentina durante la batalla por el tercer puesto, donde Colombia se vería derrotado en la serie de cobros desde el punto penal, fue una demostración de carácter, lucha y mucho fútbol de esperanza para el tricolor colombiano en el futuro.

CAMPEONATO “JUVENTUD DE AMÉRICA” 2005

La salida poco decorosa de Francisco Maturana de la Selección Nacional de Mayores a finales del año 2003, dieron la oportunidad a su colega Reinaldo Rueda (quien había logrado con Colombia un tercer puesto en el Mundial Sub 20 2003) de apoderarse del puesto de seleccionador nacional, lo cual representó un buen reto para Lara, quien a partir de allí no sólo se ocuparía de la Sub 17 sino también de la Sub 20.

Se conocía previamente que Colombia, precisamente el Eje Cafetero (Armenia, Pereira y Manizales), sería la sede oficial del Sudamericano Sub 20 del 2005. El objetivo estaba más que claro: ganar a como de lugar ese Sudamericano y por medio de ello alcanzar un boleto para el mundial de la categoría en Holanda.

Aunque en un par de duelos no se logró vencer a Argentina, sí se venció a equipos de carácter complicado como Brasil, Chile y Uruguay. Hugo Rodallega (campeón de goleo con récord en ese torneo), Wason Rentería, Dayro Moreno, Falcao García, Cristian Zapata, el capitán Abel Aguilar y Freddy Guarín, pusieron a Colombia con la dirección de Lara en la cúspide de la región, a su vez, logrando levantar por lo alto sus respectivas carreras, ya que los últimos seis jugadores nombrados se encuentran trabajando en clubes del continente europeo.

La esperanza y la expectativa enardecida por el pueblo colombiano sólo podían presagiar una cosa, salir de Holanda con la Copa Mundial Juvenil de la FIFA 2005 en sus manos. La primera ronda fue exigente pero ganadora, venciendo en sus tres juegos a Canadá, Siria e Italia, atrapando así el primer lugar de su grupo. Sin embargo, Argentina (posteriormente ganador del certamen) fue el rival en Octavos de Final y de la mano de jerarcas como Lionel Messi, Pablo Zabaleta y Oberman, dio vuelta a un partido en los últimos minutos que había iniciado con una ventaja mínima del combinado colombiano.

MUNDIAL SUB 17 COREA 2007: NUEVAMENTE CAYENDO CON EL CAMPEÓN

Este nuevo periplo de Lara dirigiendo una selección juvenil se inició con el provechoso Sudamericano Sub 17 Ecuador 2007, donde Colombia terminó sólo por abajo del campeón Brasil a quien se le igualó sin goles y eso a pesar de perder un partido con Argentina, aunque aplastando holgadamente a Venezuela, Perú, Ecuador, Paraguay y Uruguay. Cuatro años después de llegar a semifinales en Finlandia, se pretendía con un excelente equipo repetir o mejorar la hazaña de lo alcanzado en la zona escandinava.

Este equipo, el cual brilló en Ecuador y buscaba colocar nuevamente el nombre del país en alto, tenía jóvenes con un gran futuro como James Rodríguez (ahora en Banfield de Argentina), Ricardo Chará (actual jugador del Cagliari de Italia), Cristian Nazarith, Santiago Tréllez (hijo de John Jairo Tréllez), Julián Guillermo y Mauricio Acosta.

Ya en Corea, el Mundial pintaba bien para por lo menos figurar entre los mejores del planeta. Un emocionante empate a tres con los alemanes y una preponderante goleada a Trinidad y Tobago, mostraba el buen nivel del grupo de Lara. Lastimosamente en el último partido de la primera ronda se atravesó Ghana, quien derrotando a Colombia lo dejaba en una ubicación poco cómoda para afrontar los Octavos de Final. En aquella ronda se verían las caras con otro potente cuadro africano y uno más fuerte, Nigeria. Los nigerianos habían ganado el 100% de sus partidos previos y contra los muchachos de la patria cafetera no fue la excepción. Aunque Tréllez ponía arriba a Colombia en el segundo tiempo, los morenos de uniforme verde cambiaron el resultado y finalmente acabarían levantando el trofeo en Seúl.

LAS GENERACIÓN QUE SE LE ESCAPÓ

El Sudamericano Sub 17 del 2005, celebrado en la ciudad venezolana de Maracaibo, no permitió a Lara ir a un nuevo campeonato intercontinental juvenil con sus muchachos. A pesar de haber arribado a la Fase Final del torneo, se finalizó muy lejos de Brasil y Uruguay, cuyas delegaciones acompañaron a Perú al Mundial Sub 17 que este último país mencionado organizaría. Hombres referentes de ese equipo como David Ospina (ahora en el Niza de Francia) y Gustavo Rojas se perdieron esa cita.

Un nuevo certamen juvenil de la Confederación Sudamericana de Fútbol se cruzó sin los mejores resultados para la Selección Sub 20 del 2007, la cual seguía el proceso del fallido paso por Venezuela hacía un par de años. No bastó contar con grandes estrellas del fútbol colombiano en ese entonces de la talla de Libis Arenas, David Ospina (ambos porteros campeones sudamericanos en 2005), Sherman Cárdenas, Juan Pablo Pino (ahora en el AS Mónaco francés) y Carlos Darwin Quintero. Una vez más se participó en la instancia final, pero en ella se hizo el ridículo, principalmente contra Chile (0-5), Uruguay y Brasil (0-2). Ese mundial se realizaría en Canadá y lo ganaría una vez más la selección de Argentina.

CAMPEONATOS REGIONALES

Lara sumaría a su gran currículum la gloría alcanzada en el torneo de fútbol de los Juegos Bolivarianos 2005 (celebrados al igual que el Sudamericano 2005 en el Eje Cafetero Colombiano) y también hizo respetar el ser anfitrión en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en el 2006 en Cartagena. Aquella justa se ganó en una final polémica, agresiva y discutida a Venezuela en el Estadio Pedro de Heredia. Ambas copas ganadas por Lara, fueron en compañía de categorías juveniles.

En donde no se logró campeonar, fue con el grupo Sub 17 en los Juegos Panamericanos de Río 2007. Allí aunque no se perdió ningún juego -se empató con la Sub 20 de Jamaica y Argentina Sub17, se venció a la Sub 20 de Haití- Colombia no pasaría la primera ronda al finalizar como el tercer mejor segundo, cuando sólo pasaban de fase los primeros de cada grupo y el mejor segundo lugar.

SELECCIÓN COLOMBIA DE MAYORES

Cuando Jorge Luis Pinto entró en crisis tras perder en Eliminatorias 1-0 en Bogotá con Uruguay y 4-0 en Chile en Septiembre del 2008, la Federación Colombiana de Fútbol destituyó a Pinto y dejó como técnico interino a Eduardo Lara para los juegos clasificatorios al Mundial contra Paraguay en Bogotá y frente a Brasil en Río en el mes de Octubre del mismo año.

Antes de ambos juegos, la lista de convocados por Lara mezclaba jugadores de experiencia no llamados por Pinto (entre ellos Yepes y Calero) y jóvenes a los que había dirigido en anteriores Sudamericanos y Mundiales de categorías con límite de edad. Con un gran plus de actitud, el equipo colombiano hizo un buen juego contra Paraguay a pesar de irse con la derrota en Bogotá. Sin embargo, el mejor juego de Colombia en la Eliminatoria fue el reciente 0-0 contra Brasil en el Estadio Maracaná, donde se vio disciplina táctica, orden, actitud, manejo de balón y ganas de ir a derrotar a los pentacampeones del mundo.

Tras el regreso de tierras cariocas, la mayoría del pueblo colombiano aclama a Lara con el fin de que este no sea más el técnico interino sino el oficial, hacia el sueño perseguido de ir a un Mundial tras los fracasos en los intentos de Corea/Japón 2002 y Alemania 2006. Eso sí, en caso de seguir, lo hará de la mano de sus más fieles compañeros y amigos en los grandes logros de su carrera, José Helmer Silva (asistente técnico) y Rodrigo Larrahondo (preparador físico).

SU HIJA VALENTINA

Así como los jugadores que han sido dirigidos por él lo ven como un padre, gracias a su trato comprensivo pero disciplinario a la vez, Lara emprende todo su cariño hacia su pequeña hija Valentina, a quien dicen que le da buena suerte cuando lo acompaña en algunos partidos. Pero todo el consentimiento no sólo va hacia su pequeña, el estratega se encuentra felizmente casado con Lilian Campo, conyugue que le transmite fuerza a pesar de la lejanía entre ambos cuando Eduardo debe trabajar en campeonatos fuera del país.

Andrés Felipe López R - Periodista
Regresar
Arriba