Actualización: Jue, 07 / Dic / 2017 12:07 pm
Jueves, 07 / Dic / 2017
Media: 4

Giro de Italia: ¿Iniciar desde Israel es un error?

El Giro de Italia este año iniciará su recorrido desde Israel, sin embargo muchos se preguntan si esto ¿será un error?

Giro de Italia: ¿Iniciar desde Israel es un error?

Protestas de Israel por la denominación 'Jerusalén Oeste', indignación palestina tras la retirada de la mencionada denominación... La organización de la salida del Giro de Italia desde Jerusalén se ha convertido en una carrera de obstáculos antes incluso de la primera pedalada, prevista para el 4 de mayo.

También puedes leer: Nairo Quintana demostró que es un colombiano de verdad

El asunto toma además una nueva dimensión tras la decisión el miércoles del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

El Giro en Tierra Santa parecía presentarse con los mejores augurios cuando, el 18 de septiembre, el director de la prueba Mauro Vegni anunció que Israel acogería las tres primeras etapas de la 101ª edición de la prestigiosa prueba ciclista.

Tres etapas estudiadas con cuidado, en estrecha colaboración con los ministerios de Deportes y de Turismo israelíes, que deben de llevar al pelotón de Jerusalén a Eilat, a orillas del mar Rojo, pasando por Haifa al norte y Tel Aviv.

Con el fin de no ofender las sensibilidades políticas, el recorrido evitó escrupulosamente los territorios palestinos ocupados por Israel en Cisjordania y en Jerusalén Este.

Calificado como un golpe mediático y deportivo por los observadores - el Giro es la primera gran vuelta ciclista que sale de Europa -, la salida era también un homenaje a Gino Bartali, triple ganador de la prueba (1936, 1937 y 1946), reconocido en 2013 como 'Justo entre las Naciones' a título póstumo por Yad Vashem, el Memorial del Holocausto en Jerusalén, por haber salvado a judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

"Es un gran privilegio el poder acoger de nuevo un evento deportivo tan importante. Invitamos a todos los apasionados del Giro a venir a visitarnos a Israel", se felicitó en septiembre la ministra de Deportes Miri Regev.

"Es una prueba espectacular que mostrará los paisajes espectaculares de Israel a millones de telespectadores en cerca de 200 países", añadió el responsable de Turismo Yariv Levin. 

Pero el tono se endureció la semana pasada tras la presentación oficial del recorrido en Milán, cuando los organizadores se refirieron a 'Jerusalén Oeste' como la ciudad de salida.

Una denominación que las autoridades israelíes rechazaron con fuerza y amenazaron a los organizadores con romper su acuerdo de patrocinio si se mantenía el nombre.

Israel considera que esa denominación implica una división de Jerusalén en Este y Oeste, cuando para el país hebreo la ciudad es una unidad desde que fue "reunificada" tras la anexión de 'Jerusalén Este', que no ha sido reconocida por la comunidad internacional.

Según el diario Jerusalem Post, Israel pagaría 12 millones de euros a la organización del Giro por albergar la salida de la carrera, de los que cuatro millones serían para la empresa organizadora, el grupo RCS.

Un maná para RCS que rápidamente sustituyó 'Jerusalén Este' por 'Jerusalén', asegurando que la primera denominación no tenía ningún "valor político" y que respondía a consideraciones "puramente técnicas", al partir la carrera desde esa zona de la ciudad.

Un cambio de opinión que, si bien apagó una polémica, encendió rápidamente otra, ya que los palestinos acusaron al Giro de ser "cómplices de la ocupación militar israelí y de las notables violaciones del derecho internacional".

"Espero que el Giro sea tratado como un evento deportivo, también por los palestinos", declaró Mauro Vegni, asegurando haber actuado en colaboración con el ministerio de Relaciones Exteriores italiano.

A cinco meses de la salida de la prueba, el diario La República anunció este miércoles un Giro "jamás visto", con todos los ingredientes para que permanezca en la memoria: salida desde Jerusalén, llegada en Roma y presencia del campeón británico Chris Froome, que tratará de convertirse en el tercer corredor de la historia en ganar consecutivamente las tres grandes pruebas ciclistas por etapas (Tour-Vuelta-Giro).

Un portavoz del ministerio de Deportes desmintió las informaciones que aseguraban que Froome habría recibido una prima de dos millones de euros por parte de Israel para asegurarse su presencia en la salida.

AFP

No dejes de ver: 

 

Media: