INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Colombia.com

Palabra clave
 
Roberto Velandia:
“Las revoluciones de hoy no tienen mística”
Colombia.com (14/Jul/2005): Un florero fue la excusa para que el país iniciara un proceso de revolución contra el dominio español que terminó promoviendo independencia y la formación de un Gobierno propio. Decidimos hablar con el historiador Roberto Velandia, miembro de la Real Academia de Historia, para conocer cómo ocurrieron los hechos enmarcados en el 20 de julio de 1810 y qué heredamos de ese inolvidable día.

www.colombia.com ¿Cómo está consagrado el 20 de julio en la historia de Colombia?

Roberto Velandia: Está consagrado como el día inicial del proceso de independencia. Ese día en el cabildo de Bogotá se reunieron los personajes representativos de la sociedad para elegir un Gobierno propio, en reemplazo del rey quien estaba preso. Ese Gobierno se estableció y estaba representado por una Junta Suprema, que se encargó de luchar por la independencia gradualmente. Desde 1810 hasta que se le declara la guerra a España.

Aunque el movimiento de independencia tuvo un momento de explosión ese 20 de julio, desde mucho antes en otras ciudades venían ocurriendo manifestaciones similares, por ejemplo en Cali, lo mismo pasó en mayo en Cartagena y en Socorro. Pero no era lo mismo hacer una protesta en una ciudad de provincia que en la capital. Además, no fue propiamente que se haya proclamado la independencia, sino el inicio de una revolución gradual.

Comienza el autogobierno, hasta que el 16 de junio de 1813 se reúne otra junta en Bogotá que toma el nombre de Cundinamarca, y bajo la presidencia de Antonio Nariño, se produce la declaración absoluta y se inicia la guerra total. Aunque desde 1912 ya se realizaban combates en algunas partes del país como Popayán, Cartagena y Santa Marta.

¿Qué errores cometieron los promotores de la Independencia?

R.V.: No se puede hablar de errores. La gente no sabía disparar una pistola, coincidencialmente se produjo una disputa entre los llamados santafereños y los de Tunja, (federalistas y centralistas) y esa pelea entre hermanos, fue la que vino a servir de escuela militar para que los patriotas aprendieran a manejar las armas. No tenían conocimiento porque no se vivía en Estado de guerra.

Luego, cuando esta se declara es cuando Antonio Nariño forma un ejército en Bogotá (Santa Fe en esa época) y se va al sur a combatir a los españoles.

En 1812 aparece Simón Bolívar en Cartagena y se forma otro ejército y se va con él (incluidos colombianos) a buscar la independencia en Venezuela. Y la consiguen.

El pueblo siente la independencia y parte para los campos de batalla. Como no había plata ni armas, esas mismas personas entregaban su capital y sus haciendas para conseguirlas. Cuando se organiza la campaña libertadora en 1819 con Francisco de Paula Santander y Simón Bolívar, es cuando se constituye un primer gobierno republicano y es el que asume los gastos de la revolución.

¿Cómo le fue a ese Ejército “criollo” al combatir a uno que tenía siglos de experiencia en batalla?

R.V.: Nariño no sabía sino escasamente manejar una pistola, pero tenía el título de general y eso no se conseguían en el escritorio, sino en el campo de batalla. Nariño se fue al sur en septiembre de 1812 y tuvo una batalla con el coronel español Miguel Tacot, quien tenía un ejército experto en batallas y los derrotó en Palacé. A los 20 días tuvieron otra batalla contra los mismos y volvió a derrotarlos.

Los patriotas aprendieron a manejar las armas haciendo la guerra. Los ejércitos de Bolívar, Santander y otros como José María Córdoba, les ganaron a los españoles, que tenían
Casa del Florero, Bogotá
una tradición guerrera de siglos.

¿Por qué los españoles no tomaron medidas más drásticas para evitar la independencia?

R.V.: Eso ya lo sabían, era natural que el imperio más grande (que no fue el de los Romanos sino el de España) tuviera que dividirse. Ellos sabían que esos pueblos no aguantarían mucho tiempo bajo su dominio porque la libertad es un instinto, pero los muy testarudos no quisieron reconocer esa realidad.

¿Por qué dice que el 20 de julio no se puede comparar con lo actual?

R.V.: No, porque son circunstancias únicas, es la independencia de un país que está en una etapa propia y tiene un respaldo de todo el pueblo. Es que las revoluciones triunfan en la medida en que los pueblos las respalden, porque había una causa justa, una razón para combatir. Las revoluciones de hoy no tienen mística, son unas ideas incrustadas en intereses económicos que no convencen, a diferencia de 1810 que las sentían en el alma, y se vio en toda Suramérica.

¿Por qué la historia dice que la Expedición Botánica fue una causa interna para la Independencia?

R.V.: No diría que haya sido una causa, fue un elemento que contribuyó porque al enseñar la botánica, la astronomía, las matemáticas y otras ciencias, fue inculcando la idea de la libertad. Por eso, los mismos personajes que están en las Expedición Botánica como Francisco José de caldas y Camilo Torres, son los que luchan por la libertad, porque la entendían y ya sabían qué era. Esos mismos fueron los que llevaron a dirigir la guerra de la independencia.

La Expedición Botánica preparó intelectualmente el ambiente, es decir, motivó a los criollos para que entendieran el concepto de libertad.

Algo que hay que tener en cuenta es que aunque estos pueblos luchaban bajo el mando de los líderes, no sabían qué era la libertad. Eran sumisos a la monarquía y la religión católica, que eran lo mismo.

¿Quién fue Antonio Nariño en la Independencia?

R.V.: Nariño por su propia cuenta estudió la filosofía de la ilustración, la política liberal que venía de Inglaterra y Francia, y fue el que tradujo la declaración de los Derechos del Hombre, que es la síntesis filosófica y política de las constituciones democráticas de todas las repúblicas del mundo. Nariño comprendió eso y vio que era la razón de la lucha y por eso lo sentenciaron a 17 años de cárcel.

Los demás criollos, como Francisco José de Caldas y Camilo Torres, vinieron a luchar por esa libertad, pero los indios y mestizos no entendían y sólo les importaba tener comida. Los mismos indios convencidos por los curas y los españoles llegaron a formar grupos para luchar contra los patriotas que buscaban la libertad. También, hubo curas que se enfrentaron a los que luchaban bajo el mismo propósito.

¿Qué tipo de causas influyeron en este periodo de revolución?

R.V.: Vivían en un estado de pobreza, miseria y explotación... Todo era para los españoles, la riqueza se la llevaban. Con el oro que se llevaron fundaron muchos bancos en Europa.

En causas externas se puede hablar de las intelectuales y políticas. Intelectuales porque la filosofía política del enciclopedismo vino a despertar la mente de la gente de acá, a enseñarles la libertad política de expresión. Aquí todo era providencial, si la leche hervía era porque Dios lo quería y así por el estilo.

Cuando vino la ciencia, toda esa intelectualidad la reciben los criollos y por eso están en capacidad de combatir y formar gobiernos.

La influencia política fue muy efectiva
y de mucho poder. Fue especialmente la de Napoleón Bonaparte, que por entonces era gobernador de Europa y quien puso presos a los reyes de España. Él era partidario de la independencia de estos países, entonces les dijo a los americanos "aprovechen que les tengo presos a los reyes y declaren su independencia".

¿Por qué Napoleón Bonaparte invitaba a la Independencia?

R.V.: A Napoleón le interesaba la libertad, pero también el dominio. Él pensó mucho en ver si podía dominar América pero no se atrevió. Cuando Napoleón invadió a España, las ciudades españolas que estaban sin rey, formaron juntas de Gobierno en contra del gobierno entrante. Imitando esas juntas se hicieron también en América desde 1808. Se realizaron en La Paz, Buenos Aires, Montevideo, Chile, Colombia, México, Venezuela. En Perú no, porque fue un país muy monarquista.

La independencia no fue una improvisación y ahí influyeron los 17 artículos de los Derechos del Hombre, que son el resumen de todo el proceso político del hombre para liberarse de las monarquías.

Cabe aclarar que la declaración de los Derechos del Hombre no nació en Francia, sino en Estados Unidos, el 4 de julio de 1776. De allí, fue llevada a Francia y es proclamada en 1789. Luego se trajo al país y se proclamó en 1810.

¿Qué función cumplieron los partidos políticos de la época?

R.V.: Desgraciadamente el español y el criollo han sido muy imitadores. Como en Estados Unidos de 1776 se creó una república federalista, creían que el sistema federal facilitaba el desarrollo de los pueblos. El problema es que estaban acostumbrados a un régimen centralista.

Hubo dos grupos: unos que querían un gobierno central, los centralistas, interesados en que la capital fuera Santa Fe de Bogotá, pero ciudades envidiosas como Cartagena, Medellín, Tunja, no querían que Bogotá fuera la que mandara en el país.

Entonces cuando se reunió el Congreso en diciembre en 1810 para escoger la junta de gobierno, se disolvió, entonces, los federalistas se atrincheraron en otro lado (Villa de Leyva - Boyacá) y formaron un Gobierno Federal. Como no pudieron conversar, las diferencias se fueron al campo de batalla, por eso fue la guerra y la llamada Patria Boba.

¿Qué tanto incidieron esos dos partidos (centralistas y federalistas) en los actuales, como los liberales y conservadores?

R.V.: En parte si, porque el federalista fue muy liberal. Hoy día las cosas han cambiado. Me imagino que esa comparación podría hacerse a finales del siglo XIX y a finales del siglo XX.

El partido conservador era el que venía heredando la tradición española, similar a la centralista. Ahora el partido conservador ha evolucionado mucho.

El partido conservador fue muy seguidor de unir la Iglesia con el Estado, mientras que el partido liberal no. Todavía no se han cristalizado. Eso es una evolución.

¿Qué se heredó el 20 de julio?

R.V.: Quedó la República, lo que tenemos hoy. Que la hayan deformado y destruido es otra cosa, y que el Congreso que fue tan eminente, brillante, hoy no lo sea ya es una crisis humana no ideológica. El Congreso sigue siendo una institución solemne y soberana, pueden haber bandidos, pero es una institución.

El congreso nace de hace miles de años, viene desde Grecia, es una lucha de los pueblos. Si la evolución política hubiera sido consecuente y leal hoy tendríamos uno gobiernos democráticos muy buenos en América. Pero lo que vemos es el fracaso y el desprestigio de la democracia.

Sonia López
www.colombia.com

Atrás Imprimir Enviar
Arriba Compartir