PAGINA PRINCIPAL CHAT E-MAIL FOROS POSTALES Compras Colombia.com; Tienda Virtual RADIO BUSCADOR AMIGOS Y CONTACTOS ENCUESTAS
Por: Alexandra Sanchez
Diciembre 27 de 2002
 
 

¿QUÉ ES EL DIABLO?

Antes que nada, el Diablo es una figura universal, cosmopolita, es decir, tiene significación en los diferentes continentes, porque el hombre demanda dar respuesta a sus angustias, explicar los sucesos de la naturaleza, los de la inteligencia, los que lo torturan interiormente a través de una activa sensibilidad, los fantasmas íntimos.

Este hombre, al no poder darlo racionalmente, apela a figuras míticas. Aquel ha ideado ese ser diabólico para poder explicarse una parte esencial del cosmos.

 

EL DIABLO DE RIOSUCIO
En Riosucio se sostiene que poseen un diablo mestizo, no religioso, aunque tampoco se trata del de una fiesta anticristiana.

Este Diablo es como un estado anímico heredado de la tradición cultural aborigen de la mezcla de culturas y razas que vivió la parte occidental de lo que hoy se llama Caldas.

Es un espíritu inspirador de muchas cosas como la preparación de los oídos para la música y del cuerpo para la danza. Es quien inspira a los escritores y poetas para fabricar los versos y canciones.

En los momentos de abandono acompaña a los hombres para luchar contra las injusticias y la soledad.

Como símbolo es el fiel reflejo de la mascarada de la vida. Se le erige como figura central para luego quemarlo, en actos ceremonialmente juguetones.

Su figura cambia con el transcurrir de los tiempos y en ningún momento es un ídolo. El está en el corazón amable de cada riosuceño para hacer posible el Carnaval.

"El rey de la fiesta, más no su razón de ser": Julián Bueno
Según Julián Bueno, director de Extensión Cultural de Riosucio, el Diablo es el que recuerda la fraternidad, es el guardián y el que amenaza cordialmente. Y cita al pensador riosuceño Otto Morales Benítez: "No es un Diablo cualquiera, no es un Diablo mañoso que tira la piedra y esconde la mano...".

Otto Morales Benítez escribió una de las páginas que más emociona a los riosuceños, llamada la "Declaración de Amor al Diablo del Carnaval", donde explica exactamente qué es para los riosuceños el Diablo, es decir, que hay que comenzar por leerlo para irnos metiendo en los significados tan incógnitos y positivos que representa este ser.

Es como si fueran dos cosas diferentes: nuestro indio es blanco, solamente la raíz blanca es la que nos aporta la raíz malvada de ese demonio, pero la india y la negra no; porque ven en el diablo del carnaval divinidades buenas. Entonces, viene el sincretismo y surge un ser que es muy diferente, que es el diablo del Carnaval de Riosucio.

"Entonces es el Rey de la fiesta, más no la razón de ser de la misma", concluye Julián Bueno, - porque la fiesta no se hace para el diablo, ésta es anterior al diablo, el diablo surge para que la fiesta se salve - explica.

Este Diablo que para todos es la gran amenaza, para los riosuceños es el que custodia y cuida la fiesta: "el que la dañe se lo lleva para el infierno" - es la filosofía -; por eso este Carnaval es una fiesta de gran fraternidad. Y mientras en otras fiestas se ven muchos muertos, en Riosucio no.

Los niños de Riosucio por su parte, entienden perfectamente el simbolismo del diablo, les gusta que los fotografíen con él, porque saben que las características del Diablo del Carnaval no son aquellas del diablo malo del infierno.


Es curioso incluso, que allá los niños aprenden a decir ¡salve, salve! antes de decir mamá. Se han encontrado incluso con niños de 7 años cantando todo el himno del Carnaval.

El diablo según Alberto Zualuaga
El diablo según Otto Morales Benitez
El diablo según Manuel Mejía Vallejo