PAGINA PRINCIPAL CHAT E-MAIL FOROS POSTALES Compras Colombia.com; Tienda Virtual RADIO BUSCADOR AMIGOS Y CONTACTOS ENCUESTAS
 
Por: Johanna Guevara
Noviembre 18 de 2002
 

Los licores, electrodomésticos, textiles, repuestos de los carros y calzado; son los sectores más sensibles al contrabando según explica el director de Aduanas Nacionales de la Dian, Leonardo Sicard. No obstante, no se puede dejar de mencionar, otro fenómeno preocupante que es el del contrabando de gasolina.

Para el presidente de la Asociación del sector automotor y sus partes, Tulio Zuloaga, el gremio que representa es uno de los más afectados frente a este fenómeno, opinión que coincide con la del funcionario de la Dian.

Es así como "entre contrabando, piratería terrestre y comercio ilegal de autopartes usadas, prácticamente se vende lo mismo que el mercado organizado, $4.000 millones de dólares", comenta.

Además, de esos US$4.000 millones, el contrabando está alrededor los US$2.000 millones, es decir el 50% del mercado ilegal, complementa.

Por ello, Zuloaga resalta que el contrabando de
autopartes, "si no es el primero es el segundo después de bebidas y alimentos".

La parte eléctrica de seguridad y suspensión, las luces, los frenos, las piezas de dirección y la parte eléctrica de motor; son las partes que más se comercian dentro de estas prácticas clandestinas, admite.

Doblemente golpeado
En cuanto a la industria de gasolina, esta se ve golpeada por dos fenómenos que son: el contrabando y el hurto.

Así lo explica el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, Alejandro Martínez, quien resalta la disminución en ventas de combustibles que se han registrado en los últimos años. De manera que, mientras en 1998, "el promedio diario de barriles de gasolina tanto corriente como extra fue de 129 mil barriles día, ahora estamos en 87 mil 500 barriles día, presentándose una disminución sustantiva de cerca del 27% aproximadamente".

"Eso se explica por supuesto por recesión, también algún impacto de Transmilenio y el Pico y Placa, pero el grueso es por el comercio de ilícitos y los dos grandes modalidades, las más importantes son contrabando y hurto", precisa.

El departamento de la Guajira, especialmente, además de Santander y Arauca, es donde más se da el contrabando de gasolina. El hurto en cambio, se concentra en Magdalena.

t

Asimismo, en comercialización ilícita de los 30 mil barriles diarios, es decir, un 20% del total del mercado, se traduce en pérdidas de alrededor de $900 mil millones de pesos, la mayoría de los cuales, los pierde el Estado.

A su vez, vale la pena resaltar que la característica predominante en este caso, es la diferencia de precios entre el combustible venezolano y el colombiano. Así, mientras un galón allá cuesta $500, aquí es de $3.000, dice Martínez.

Precisamente para hacerle frente a esta situación, el Gobierno expidió el decreto 1900, bajo el amparo de la Conmoción Interior en el que endurecía las penas contra este tipo de delitos.

De esta forma, se endureció la pena por robo de hidrocarburos al pasar de los 2 a 6 años a los 6 a 10 años.

Por su parte, en materia de contrabando, quienes incurrieran en este delito recibirían una pena de 3 a 8 años y una multa adicional de 10 a 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

No obstante, la Corte Constitucional tumbó el de decreto, lo que dejo "al contrabando de gasolina igual que al contrabando común y corriente", asegura Sicard. Actualmente, puede ser penalizado, pero a partir de los 100 salarios mínimos que es cuando tiene cárcel, según el Código Penal.

Por ello, tanto Sicard como Martínez se lamentan de que el decreto se haya quedado sin piso, pues se comenzaba a notar una mejoría en el caso de Bucaramanga (Santander), expresa el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo.

Es así, como el Gobierno le delegó al Ministerio del Interior que trabaje en un proyecto de Ley, mediante el cual se puedan convertir en permanentes las medidas adoptadas bajo el amparo de la Conmoción Interior para contrarrestar estos delitos. El texto sería incluido dentro del Código Penal.

t