PAGINA PRINCIPAL CHAT E-MAIL FOROS POSTALES Compras Colombia.com; Tienda Virtual RADIO BUSCADOR AMIGOS Y CONTACTOS ENCUESTAS
 
por: Sonia López
noviembre 18 de 2002
 

Laboratorio - Foto www.colombia.com
En pieza fundamental para las investigaciones se ha convertido hoy día el área científica en la criminalística. El análisis de estupefacientes, explosivos, licores adulterados, fibras, tintas y pinturas son algunas de las tareas que diariamente deben realizar los expertos en química y física.

Los procedimientos que utiliza la policía judicial en el área científica ya están estandarizados y deben ser utilizado en todos los laboratorios o en el lugar de los hechos.

"Uno de ellos es la cadena de custodia: es todo el procedimiento que se tiene para preservar la autenticidad de la muestra, que una vez tomada del sitio de los hechos no vaya a sufrir ningún tipo de cambio, alteración o ruptura durante su transporte hasta el laboratorio", comentó un perito químico, de quien no se difunde su identidad por razones de seguridad.

Estupefacientes

El análisis de estupefacientes es una de las actividades que más se realiza en los laboratorios químicos forenses y ha aumentado en los últimos años, debido a que el tráfico con este tipo de sustancias es uno de los prin
cipales delitos que se cometen en Colombia.

Basuco
Foto www.colombia.com
Las técnicas usadas para la identificación de estos elementos provenientes de laboratorios clandestinos, incautaciones en inmuebles o de "cargas" de correos humanos, comúnmente conocidos como "mulas", son básicamente las mismas que se utilizan en laboratorio de otros países.

"En cuanto a equipos, son prácticamente los mismos que se utilizan en cualquier otro laboratorio de análisis químico. Los equipos tienen una serie de procedimientos que han sido validados y confirmados. Los análisis que se hacen, están dentro de rangos permitidos y de alta confiabilidad en los resultados", agregó el perito químico.

Aún así, y depende de la experiencia de cada laboratorio, también se desarrollan métodos propios para el análisis de cierto tipo de sustancias. "Ese método tiene que ser validado para saber si tiene confiabilidad. Casi todos nuestros métodos son propios y desarrollados por nuestros químicos", agregó.

Los peritos químicos en ocasiones deben estar en el lugar de los hechos, sin embargo, funcionarios criminalísticos han sido capacitados para poder asumir este tipo de casos, "pues frente a una sustancia determinada, se debe aplicar el mismo procedimiento y los mismos reactivos", continuó.

A través de estos sistemas se ha podido evidenciar los cambios y las nuevas sustancias que la delincuencia utiliza para la elaboración de estupefacientes. "Años atrás la coca la producían con un solvente como la acetona, pero ya han ido cambiando y hoy día usan gasolina".

Entre las modalidades que han sorprendido a estos peritos químicos se encuentra la producción de cocaína negra (1999): el primer método de camuflaje químico de una droga.

Asimismo, el hallazgo de dos laboratorios de éxtasis en el país. "Sobre este tema estamos empapándonos, hemos tenido la colaboración de laboratorios extranjeros que tienen más experiencia".

Explosivos
La experiencia de la señora del collar bomba ha sido uno de las situaciones que ha sorprendido a los expertos en el área científica, pues aseguran que cada vez es más evidente el alto grado de especialización que tienen, en especial, los grupos ilegales.

"Realizan muestras certeras y novedosas. Algunos explosivos son comerciales y otros no, pero en su mayoría son preparados por ellos mismos".

Los laboratorios cuentan, además, con el apoyo del FBI, de la CIA y de otras agencias internacionales en cuanto a técnicas de análisis y en algunos casos, con equipos.

Laboratorio
Foto www.colombia.com
Residuos atómicos
La absorción atómica y de barrido son dos técnicas utilizadas por los laboratorios para establecer si una personas presuntamente disparó un arma o no.

La primera de ellas se encarga de visualizar los elementos como el cobre, el bario y antimonio que se utilizan en el momento de un disparo y se van a depositar en las manos de las personas.

El segundo método (exclusiva del DAS) se realizó con al apoyo del Gobierno alemán: las muestras se recogen con un soporte adhesivo que se pasa por las manos de las personas (que levanta pequeños elementos) y se hacen los análisis.

"Ahí se puede saber si presumiblemente la persona disparó un arma. Se dice 'presumible' porque estos elementos también pueden llegar a las manos de esas personas a través de otros medios".

La llamada "técnica del barrido" a parte de ver la concentración de los elementos, permite ver la forma de la partícula. "Normalmente son esféricas, y eso hace que la prueba sea aún más positiva de que la persona sí disparó".

Los análisis pueden también hacerse en prendas de ropa o en otras zonas estratégicas del cuerpo diferente a las manos.

Licor adulterado - Foto www.colombia.com
Licores
El análisis de los licores adulterados fue una de las últimas estandarizaciones hechas por los laboratorios químicos, para ello, se contó con la colaboración de la empresa privada y del Invima (ente rector que maneja todo lo de alimentos y bebidas en el país).

"Tomamos cada una de estas técnicas (del Invima) y comenzamos a probarlas en el laboratorio haciendo nuestros ajustes, pues el método que el Invima practica en el análisis de bebidas alcohólicas comerciales, no es igual para las adulteradas".

Son varias las modalidades en el adulteramiento de licores: sacar tres botellas de licor de una original, reembazar licor barato en botellas finas; rebajar las mezclas, aproximarse al grado de alcohol métrico y adicionar saborizantes.

"El más grave de todos es cuando usan el alcohol metílico, que causan fuerte daños a la salud; sin decir que los otros métodos no lo causen porque se hacen en sitios que no tienen las condiciones de seguridad, de ambientes adecuados y expuestos a cualquier bacteria nociva a la salud".

x