Colombia.com

Fútbol - Colombia.com

Deportes - Colombia.com

Amigos y Contactos - Colombia.com

Radio en Vivo - Colombia.com

Vida Sana - Colombia.com

Cine - Colombia.com

Síguenos en:
Colombia.com en Facebook
Colombia.com en Twitter
Colombia.com en Google+
Colombia.com en Youtube
Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

El Bernabéu no entra en el debate, indiferencia hacia Cristiano

Los hinchas del club 'Merengue' se mostraron indiferente hacia el poco juego que mostró el jugador portugués Cristiano Ronaldo.

Fútbol Español
Colombia.com - Bogotá -
El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, ante el Athletic de Bilbao. EFE
El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, ante el Athletic de Bilbao. EFE
El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, ante el Athletic de Bilbao. EFE
Apenas veinte segundos de un cántico personalizado hacia Cristiano Ronaldo por parte de un pequeño sector del estadio Santiago Bernabéu fue todo el mensaje del público madridista hacia su jugador franquicia, noticia esta semana por su supuesta intención de abandonar el club a final de temporada.

El debate sobre su hipotética infelicidad pasó de puntillas durante el encuentro frente al Athletic. El Bernabéu, mostró su indiferencia.

El juicio de la afición hacia el luso pareció aplazarse para otro momento. Los aficionados madridistas se mostraron despreocupados ante las noticias previas al partido que desvelaban un nuevo estado de tristeza de Cristiano. La resaca del duelo de la pasada jornada ante el Levante dejó una nueva polémica en el equipo que preside Florentino Pérez.

La maquinaria blanca se centró en defender el honor de Pepe, acusado desde el Levante de provocar en el túnel de vestuarios después de un encuentro cuya principal imagen fue la del pómulo izquierdo de Cristiano chorreando sangre después de recibir un codazo de David Navarro.

Pepe fue protegido por el club y Cristiano, ejemplar en su reacción tras el encontronazo, no recibió ningún tipo de "abrazo". Tampoco parece ayudar en su estado de ánimo que muchos de sus compañeros vayan renovando poco a poco. En verano, firmaron una ampliación de contrato Raúl Albiol, Álvaro Arbeloa y Ángel Di María, pero, de momento, no hay rastro de un aumento para el portugués.

Desde que declaró públicamente sentirse triste a principio de temporada, parece que Cristiano no levanta cabeza. Cualquier gesto suyo, cualquier acción es analizada al milímetro para intentar descifrar su futuro. Él a veces colabora con sus palabras para crear intriga.

Antes del duelo contra el Athletic declaró en una entrevista que echa de menos a su entrenador en el Manchester United, Alex Ferguson. Y, mientras, su ojo amoratado por el golpe de David Navarro no encontraba consuelo desde el club, que se centró en defender el honor de Pepe.

Aitor Karanka, segundo entrenador del Real Madrid, tampoco ayudó demasiado en todo este embrollo cuando fue preguntado por la situación de Cristiano. En rueda de prensa, directamente, no quiso responder. Y de José Mourinho, ni rastro ante los medios.

Esa indiferencia a eludir el "tema Cristiano" entre el cuerpo técnico pareció contagiare al estadio Santiago Bernabéu, que hasta los últimos quince minutos no lanzaron un mensaje hacia jugador. Lo hicieron sólo unos pocos, los ultras del fondo sur, que durante veinte segundos corearon su nombre.

Hasta entonces, el resto del estadio se había dedicado a otros menesteres. Se escucharon cánticos dirigidos a Juan Gómez "Juanito", a Markel Susaeta, al técnico del Atlético Diego Pablo Simeone e incluso sobresalió la figura de Fernando Llorente, eterno suplente esta temporada con Marcelo Bielsa. El delantero riojano recibió el cariño de un sector del Bernabéu cuando salió a calentar.

Mientras, Cristiano, olvidado, no acertaba a marcar un gol. Su "enemigo" Lionel Messi había logrado un doblete justo antes contra el Zaragoza y necesitaba responder para seguir en la pelea por el Balón de Oro. Lo intentó de todas las maneras. De cabeza, desde fuera del área, desde dentro, con la pierna derecha o con la izquierda. La falta de puntería en algunos momentos y el acierto de Gorka Iraizoz dejaron sin festejos al portugués.

Su tristeza sólo fue mitigada durante veinte segundos. Fue todo el aliento que gastó una pequeña parte del estadio Santiago Bernabéu para recordar a Cristiano, siempre protagonista sobre los terrenos de juego y fuera de ellos, pero casi olvidado en sus momentos de tristeza.
 Comentarios
Para enviar sus comentarios o respuestas, inicie sesión o regístrese, es fácil y gratis.
Colombia.com
www.bolivia.comwww.futbolargentino.com