Colombia.com

Fútbol - Colombia.com

Deportes - Colombia.com

Amigos y Contactos - Colombia.com

Radio en Vivo - Colombia.com

Vida Sana - Colombia.com

Cine - Colombia.com

Síguenos en:
Colombia.com en Facebook
Colombia.com en Twitter
Colombia.com en Google+
Colombia.com en Youtube
Las claves de Millonarios para llegar a su estrella 14

Cada jugador fue importante, al igual que la labor del cuerpo técnico encabezado por Hernán Torres, pero en los siguientes seis puntos se resumen las claves del título que le devuelve la gloria a Millonarios.

La parte anímica.

Varios golpes sufrió el equipo 'embajador' en un camino que no fue fácil. Cada uno de ellos, sirvió para que el cuerpo técnico trabajara en la parte mental del grupo de jugadores, la cual se sobrepuso y respondió al reto siguiente.

La lesión de Nelson Ramos en el segundo clásico contra Santa Fe, la goleada 8-0 a manos del Real Madrid en España y la eliminación de la Copa Sudamericana en la semifinal e inclusive la definición desde el punto penal fueron momentos claves que pudieron echar al traste con la campaña, pero al final sirvieron como revulsivo para salir adelante.

La seguridad del arco.

Luis Delgado se consagró como el héroe de la gran final luego de anotar y atajar los penales decisivos para Millonarios.

El titular del arco fue Nelson Ramos, quien tuvo su malla invicta en seis de las nueve fechas que jugó. Luego de su lesión, Delgado tomó la titularidad y respondió con altura a la exigencia y a pesar de algunos errores, principalmente en los saques, brindó seguridad a la zona posterior del equipo.

El arquero santandereano no tuvo un semestre sencillo, ya que se rapó la cabeza solidaridad y como apoyo a la lucha contra el cáncer, enfermedad que padece su esposa Tatiana.

Debido a la participación en la Copa Sudamericana, hizo su debut el tercer arquero, Andrés García, en la derrota contra Deportivo Pasto en todos contra todos. El resto de partidos, desde el clásico contra Santa Fe y el amistoso en Madrid, hasta el título, los atajó Luis Delgado.

La solidez defensiva.

Muchas dudas dejaba el desempeño defensivo del equipo tras la salida de Richard Páez, especialmente en el juego aéreo. A pesar del poco tiempo de pretemporada, el técnico Hernán Torres supo corregir esa falencia, lo cual ayudo a que los otros equipos no pudieran hacer daño.

La contratación del panameño Román Torres fue un aporte significativo de experiencia para la defensa, ayudando al juvenil Pedro Franco a consolidarse y a un Ignacio Ithurralde que levantó su nivel a pesar de no ser titular y aportó en momentos importantes como el partido de ida de la final.

Volantes de creación y recuperación.

Juan Esteban Ortíz y Jhonny Ramírez fueron hombres clave a lo largo de la campana en su labor de quitar y recuperar el balón en el centro del campo. Aunque no tuvo un buen arranque, Rafael Robayo hizo las cosas bien en el remate, ganándose la titularidad gracias a su practicidad en el campo.

La generación de fútbol de este Millonarios campeón estuvo a cargo de tres hombres que supieron responder a las rotaciones del técnico Torres, bien haya sido por sanciones o por exigencia física ante la carga de partidos.

Mayer Candelo, deslumbró en varios juegos y una lesión en las puertas de los cuadrangulares alcanzó a afectar su rendimiento, pero sin dudas fue un jugador clave el camino a la conquista.

La consolidación del uruguayo José Luis Tancredi, con su pegada de media distancia y el talento rescatado de Harrison Otálvaro también ayudaron al 'embajador' en el camino a su nueva estrella.

Los goladores.

Wilberto Cosme, un atacante con momentos buenos y malos, se destacó por darle muchas alegrías a la afición en el camino al título. A pesar de las dificultades y las opciones perdidas, sus goles ayudaron a la campaña, marcando en la gran final, completando siete tantos.

El regreso de Wason Rentería al fútbol colombiano fue el traspaso más comentado a mitad de año. La 'wasonmanía' se encendió con sus goles celebrados muy de cerca al público en El Campín.

Mención no menor merecen Jorge Perlaza y Yuber Asprilla, los alternantes en el ataque de Millonarios que respondieron con sus jugadas y esfuerzo a las necesidades del equipo.

El apoyo constante del público.

Una vez más, la afición de Millonarios supo acompañar a su equipo en esta conquista. El hecho más diciente fueron los tres partidos consecutivos en una semana (Tolima, Tigre de Argentina y Deportivo Pasto) con más de 30.000 espectadores y el lleno total, con mucha gente reunida alrededor del estadio y en lugares públicos en la gran final que coronó al 'más veces campeón' con su estrella 14.

El apoyo de una afición es aparte de la táctica y la condición de los jugadores, pero se valora como un elemento clave para que Millonarios haya regresado a la cima del fútbol colombiano.

Por José Gabriel Celis - Periodista de Colombia.com

Necesita Flash Player 8+ y tener habilitado JavaScript para visualizar los videos en este espacio.
Si no tiene Flash Player instalado, lo puede hacer a travéde este enlace
 
Play
Siguente
 Volumen 
Colombia.com
www.bolivia.comwww.futbolargentino.com