Actualización: Lun, 26 / Ene / 2015 3:56 pm
Lunes, 26 / Ene / 2015
Media: 4

España regresa a la final del Bocuse d'Or de la mano del chef Alberto Moreno

Archivado en Gastronomía

España disputará la final del prestigioso concurso de cocina Bocuse d'Or con un equipo liderado por el chef Alberto Moreno, lo que supone el regreso de la representación española.

España regresa a la final del Bocuse d'Or de la mano del chef Alberto Moreno
El chef español Alberto Moreno, en el concurso Bocuse d'Or. EFE

También estarán presentes, tras pasar la fase clasificatoria de Latinoamérica a finales de agosto pasado, los equipos de Chile, con Mauricio Eduardo Núñez Díaz a la cabeza; Argentina, liderado por Emiliano Javier Shobert, y Guatemala, con Víctor Hugo Velásquez Hernández al frente.

Los representantes latinoamericanos y el chef español -del restaurante DH Gastro de la localidad de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y acompañado por el entrenador Sergio Fernández y el asistente de cocina Nicolás Sánchez- competirán contra una veintena de selecciones nacionales por el trofeo que lleva el nombre de la leyenda de la cocina francesa Paul Bocuse.

La prueba consiste en preparar en 5 horas y 35 minutos un plato de carne y uno de pescado para catorce personas y, en concreto, en esta decimoquinta edición los chefs tendrán que cocinar una pintada de las Landas y una trucha fario, mientras las guarniciones quedan a la elección de los concursantes.

Un primer jurado puntúa el sabor, la presentación y la originalidad y un segundo inspecciona la cocina para evaluar la higiene a la hora de la elaboración, el derroche de alimentos durante la preparación de los platos y la limpieza final de los fogones.

El concurso se celebra en dos tandas durante dos días: doce equipos cocinan y presentan sus platos mañana y el resto al día siguiente.

La selección de los países que acceden a la final se realiza en pruebas clasificatorias continentales.

El equipo español no logró clasificarse en la eliminatoria europea que se celebró en mayo del pasado año en Estocolmo, pero la organización del Bocuse d'Or le otorgó posteriormente un comodín ("wild card"), lo mismo que le ocurrió a Marruecos.

Estados Unidos y Canadá han sido invitados a esta edición, sin tener que pasar por una eliminatoria.

La misión de los equipos latinoamericanos y el español se presenta harto complicada, si se tiene en cuenta el palmarés del concurso.

En las anteriores ediciones del Bocuse d'Or, ninguno de sus cocineros ha logrado siquiera finalizar entre los tres primeros, siendo los franceses y los equipos escandinavos, habituales en los podios, los grandes favoritos. EFE

Media: