Actualización: Vie, 11 / Abr / 2014 4:29 pm
Viernes, 11 / Abr / 2014
Media: 4

Restaurante La Mina del JW Marriott Bogota, regreso a un clásico Steak House

El icónico restaurante La Mina del JW Marriott Bogota ha renovado su carta para volver a la esencia de un clásico Steak House con los mejores cortes de carne nacionales e importados, y pescados y mariscos a la parrilla.

  • Restaurante La Mina del JW Marriott Bogota, regreso a un clásico Steak House
  • Restaurante La Mina del JW Marriott Bogota, regreso a un clásico Steak House

Hace 4 años abrió las puertas el restaurante La Mina en el hotel JW Marriott Bogota para posicionarse como una de las mejores y más exclusivas propuestas gastronómicas de la capital. Este año presenta una carta renovada que regresa a la esencia de sus orígenes con las características de un clásico Steak House.

“La nueva carta ofrece una propuesta especializada en cortes de carne, cortes de pescados y mariscos a la parrilla. Contamos con una gran variedad de cortes importados y locales que hemos madurado en casa para el deleite de los comensales”, afirma Rafael Suárez, chef ejecutivo del restaurante.

La nueva carta

El menú renovado incluye 12 entradas combinadas entre ensaladas de la casa, carpaccio de res clásico de un Steak House, choripán colombiano, cebiche, sopa de cebolla y bisque de langosta, con ravioli de langosta frito y aioli de pimentón asado al azafrán.

Ofrece 32 platos a la parrilla, entre los que se incluyen cortes importados CAB (Certified Angus Beef) como lomo fino, rib eye, strip loin, entrana y vacio y otros como punta de anca y cortes Wagyu Chile; cortes brangus locales como chuletón de res, t-bone, lomo fino, vacio de res, chuleta de cerdo a la parrilla, pechuga de pollo y filete de pechuga de pavo; y una propuesta de pescados y mariscos en el que se destaca la cola de langosta, el filete de salmón, camarones Jumbo, filete de atún blanco y la pesca del día que viene con salsa emulsionada de hierbabuena.

Hay 4 especialidades del chef escogidas para un clásico Steak House entre las que se encuentran ½ pato confitado al horno, pollo a la brasa, chuletas de cordero chilenas y asado de tira confitado 12 horas; y dos platos vegetarianos: vegetales asados a la parrilla con chimichurri y linguini con ragú de champiñón y berenjena al pomodoro.

Otro de los atractivos son las hamburguesas que vienen con langosta, queso azul o jamón serrano con cebollas caramelizadas, tomates confitados, pepinillos y papa del Chef. De la misma forma, se destacan los cortes Kosher: Rib Eye y pechuga de pollo.

En cuanto a postres se ofrecen delicias clásicas como una torta de chocolate con maracuyá, tartaleta de manzana con crumble de canela, charlotte de limón y yogurt, tiramisú con arándanos y New York cheese cake con fresas y helado de vainilla.

Las bebidas incluyen los jugos insignia del restaurante y una sofisticada gama de vinos internacionales.

El plato insignia

El surf and turf sin duda es el plato recomendado de la casa. Una combinación de carne y langosta a la parrilla preparada al gusto del cliente. Ojo de bife argentino 7 Oz, cola de langosta termidor, puré de papa criolla y espárragos a la parrilla, que acompañado por un buen vino se convierte en una experiencia gastronómica única.

El chef

Rafael Suárez es el chef ejecutivo del JW Marriott Bogota desde mayo de 2012. Estuvo al frente de la apertura y el inicio de la operación del hotel y desde entonces se ha encargado del diseño de los menús y del funcionamiento de los dos restaurantes del hotel: La Mina y Monet Brasserie. Su experiencia profesional se ha desarrollado en diferentes cargos en hoteles del país como el Marriott Bogota, Sofitel Ibagué Altamira, Sofitel Legend Santa Clara y Sofitel Victoria Regia. De la misma forma, ha participado en festivales gastronómicos colombianos en Estados Unidos y Panamá y en eventos de intercambio cultural en diferentes países de Latinoamérica. Es Administrado de Cocinas, Chef del SENA.

Sobre el restaurante

La Mina Steak and Lobster es uno de los restaurantes más reconocidos del país, catalogado como uno de los mejores de Bogotá por parte de la crítica. Es una de las grandes atracciones en cuanto a diseño se refiere. Con techos abovedados, paredes de piedra negra-grisácea, acabados metálicos, tejidos de cobre plateados e hilos de aluminio, refleja fielmente el objeto de su inspiración: la Catedral de Sal de Zipaquirá. 

La presentación de los platos es una “puesta en escena” actual y sorprendente en un ambiente de máximo confort. Otro de sus atractivos es la exclusividad en la variedad de nueve sales importadas exclusivas para el restaurante entre las que se encuentran la sal volcánica negra y la sal Maldon, así como los diferentes tipos de pimientas que enriquecen la experiencia gastronómica.

Bar Dry 73

Este bar comparte espacio con el restaurante La Mina para ampliar su oferta de bebidas y licores.  El nombre hace referencia, no sólo al lugar en el que está ubicado, sino a los 73 tipos de martinis que tiene dentro de su portafolio. Algunos clásicos son el Appletini, con vodka, sour Apple schnapps, jugo de lima y soda y borde de canela; el Chocloate Martini con Absolut Vainilla, licor créeme de cacao blanco y topping de chocolate; o el Caramel Popcorn de butterscotch schnapps, vodka, crema, miel de abeja y popcorns como decoración.

De esta manera, el restaurante La Mina Steak&Lobster del JW Marriott Bogota se renueva para ofrecer al exigente público bogotano una exquisita propuesta gastronómica con las mejores carnes, pescados y mariscos a la parrilla con la calidad de un sofisticado y clásico Steakhouse. 

Media: