Música

¿Por qué Lady Gaga canceló su concierto en Rock in Rio?

El Rock in Rio se queda sin su principal atracción. La diva estadounidense Lady Gaga, quien abriría el festival el viernes.

¿La razón? Lady Gaga se encuentra hospitalizada por "dolores intensos" derivados de su fibromialgia.

"Brasil, estoy devastada por no estar suficientemente bien para ir al Rock in Rio. Haría lo que fuera por ustedes, pero tengo que cuidar de mi cuerpo ahora mismo", escribió en Twitter la cantante, que ya había cancelado un concierto en Montreal el pasado día 4.

Sigue todas la noticias de Música aquí.

Gaga, de 31 años, reveló el martes que sufre esta enfermedad crónica y ya había anunciado que se tomará una pausa por tiempo indefinido cuando termine su gira mundial "Joanne" en diciembre. 

"Fui al hospital. No es un simple dolor de cadera o cansancio normal del camino. Estoy con dolores intensos, pero en buenas manos", añadió la artista, que compartió fotografías donde parece que está tumbada en una cama de hospital con una vía en su brazo.

La diva también mostró un tatuaje en su cuello con la palabra "Rio", hecho por niños de las favelas, y recordó que la ciudad tiene un "lugar especial" en su corazón y que volverá "pronto" a ella.

La organización del mayor festival del mundo se disculpó por los inconvenientes de esta cancelación de última hora y anunció que en su lugar tocará la banda Maroon 5, que mantendrá también su show del sábado.

La noticia fue un balde de agua fría para las decenas de fans llegados de todas partes de Brasil que ya la esperaban en las puertas de un famoso hotel de Ipanema.

- Rock en el Parque Olímpico -

Dos años después de su última edición en Brasil, el Rock in Rio vuelve a su casa y lo hace en un nuevo lugar, el Parque Olímpico -a 40 km del centro de la ciudad- que estuvo prácticamente abandonado desde los Juegos de 2016.

La séptima edición brasileña se extenderá por siete días (viernes, sábado y domingo y del próximo jueves 21 al domingo 24) y tendrá más de 150 presentaciones, como las de de los legendarios The Who, Guns N’Roses o Aerosmith.

El cartel, como siempre lleno de grandes nombres cada vez más eclécticos, quiere dar un respiro a la crisis económica y de violencia que ahoga al Rio de Janeiro postolímpico.

Las 700.000 entradas del megaevento están agotadas desde hace meses y la asociación de hoteles de la ciudad espera una ocupación del 90%.

"Es duro ver una ciudad capaz de hacer las Olimpíadas, el Carnaval y el Rock in Rio y que la gente esté triste, sufriendo. Podemos y vamos a levantarnos", dijo la vicepresidenta del festival, Roberta Medina.

AFP

Lo más Leido