INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
 
 
   
 
   
 

GUSTAVO CERATI, 11 EPISODIOS SINFÓNICOS

Con temas propios y compartidos, el cantautor está al frente de una nueva producción como solista, "11Episodios Sinfónicos", el álbum que cuenta con más de 40 músicos en vivo, que Impresiona y sorprende su perfección sonora. Los acordes de este nuevo disco de Gustavo Cerati, versión orquestada, rozan la exuberancia . Nada que envidiarle a la puntillosa Orquesta Sinfónica de Viena o, sin ir tan lejos, a la eficaz Camerata Bariloche vernácula.


Verdaderos himnos del rock nacional como canción Animal, Persiana Americana, o Signos, transformados a un estilo clásico-sinfónico, generan asombro, a la vez, deleite auditivo. ¡Qué diferente es escuchar Corazón Delator con violines, oboes y violoncellos. ¡Qué potencia adquieren los hits! Ellos, entre otros, son los pilares en los que se sustenta "11 Episodios Sinfónicos", una joya de la arquitectura musical producida por el ex líder de Soda Stereo, en el marco de la colección Buenos Aires Classic.

En las postrimerías de un año musical muy fuerte y heterogéneo, el flamante CD de Cerati se está haciendo un lugar en las bateas de todo el país a fuerza de calidad e historia, una combinación que BMG Ariola está incursionando desde hace tiempo. Calidad e historia por una cuestión más que obvia: más de cuarenta instrumentistas rodean la figura de un hombre a principios de los años 80 que resultó una bisagra en la historia del Rock nacional, al surgir al frente del taquillero trío.

Transformado en actor luego de su participación en la película nacional "+ Bien", en la que también fue el autor de la banda de sonido, Cerati, a los 42 años, se encuentra disfrutando de las mieles de un experimento que, en lo previo y en lo que a contenido concierne, ya que es un suceso. Esto de orquestar algunos temas de Soda Stereo y otros de su vida como solista, empezó a corporizarse en la mente del cantautor hace unos años, cuando el tridente que completaban Zeta Bosio y Charly Alberti aún no se habían separado.

Pero fue gracias a la imaginación y oportunismo de un fan, finalmente el productor Diego Sáenz, quien tomó la posta y echó a rodar este cuento que de ficción no tiene nada. Apenas se enteró de la "buena nueva", Cerati imaginó todo, observó más allá del horizonte y se hizo su propia película.
"Tuve la rara sensación de ver la música, de palparla todo el tiempo. Y esto que hoy tiene nombre y ya lo había visto, lo sentía" dijo el músico que hizo su bautismo como solista con Bocanada, editado en 1999.

Entusiasmado con la posibilidad de hacer algo diferente pero con material conocido "made in home", con canciones que tranquilamente podrían integrar un hipotético Hall de la Fama de la canción de cabotaje, Cerati empezó a analizar metódicamente que canciones podían integrar este CD cuya orquestación estuvo al mando de Alejandro Terán, responsable también de los arreglos de dirección musical.

De manera paulatina, bocanada, El rito, A Merced, Raíz, Sweet Sahumerio, verbo Carne, y Un Millón de Años Luz, aparte de los mencionados más arriba, constituyen los "once titulares" de un disco que será de colección.

Hoy estamos hablando de un disco real, concreto que empezó a escribir su historia la noche del 6 de agosto último, en el porteño Teatro Avenida. Allí, Gustavo Cerati comenzó a comandar la batuta de "11 Episodios Sinfónicos", que se grabó en vivo por Universo TV y con calidad de sonido asombrosa. Inclusive fue inédito en lo que a cantidad de equipamiento digital concierne: 14 cámaras grabando por separado en formato betacam Digital.

La orquesta de Alejandro Terán se fue armando y tomando distintos músicos de las diversas orquestas nacionales. Así violines, violas, viloncellos, contrabajos, clarinetes, trompas, trompetas, arpas, timbales, flautas y oboes fueron artífices de este álbum de clásicos que suenan, para un hombre rock como Cerati, de manera única.
Cerati, allí, solo, en el medio de tamaña banda, es un verdadero señor orquesta.

« volver archivo »