INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Villa de Leyva, tierra de contrastes
Foto cortesia: Dirección General de Turismo Ministerio de Desarrollo Económico.

Sólo hay que recorrer 170 km desde Bogotá para encontrarse con una población mágica, netamente colonial, rodeada por un desierto y dueña del Santuario de flora y fauna llamado Iguaque (a tan solo 15 kilómetros del pueblo). Villa de Leyva, es un pueblo privilegiado para los amantes de la paz, la naturaleza y la historia.

Fósiles, pinturas rupestres, cascadas, cuevas, museos, artesanías y mucho más, hace de esta villa ubicada justo en el centro del departamento de Boyacá, el lugar y plan perfecto para la familia, la empresa o los amigos.

Galería de Fotos del Festival Nacional de Cometas

Planee sus vacaciones en un destino como éste: cercano, económico y ante todo seguro. Llegue desde Bogotá por la vía a Tunja o por la vía a Chiquinquirá.

La "Villa de Nuestra Señora Santa María de Leyva"...
El 12 de junio de 1572 en el valle de Zaquencipá, al occidente del actual departamento de Boyacá fue fundada la Villa de Nuestra Señora Santa María de Leyva, - como es su nombre original -, monumento nacional desde 1954. El corregidor Hernán Suárez de Villalobos fue el comisionado para fundarla por parte del presidente del Nuevo Reino de Granada, Andrés Díaz Venero de Leyva.

Foto cortesia: Dirección General de Turismo Ministerio de Desarrollo Económico.

Por orden del Rey Felipe II de España, Villa de Leyva se trasladó en 1575 más al oriente con el fin de devolver las tierras que se le habían usurpado a los indígenas, pero luego el corregidor de Tunja trasladó a la población al sitio actual en 1584.

La Plaza Mayor en Villa de Leyva, una de las más grandes del país, es el punto de partida para que visitante se anime a conocer otros atractivos como:

La Iglesia Mayor, pequeña construcción del siglo XVII convertida hoy en Catedral. La Casa de Juan de Castellanos de tipo puramente colonial; la Iglesia del Carmen que cuenta con una importante colección de obras, cuadros y arte colonial del siglo XVII. La Casa de Antonio Ricaurte, donde nació el héroe de San Mateo, allí se puede visitar el Museo Histórico de la Fuerza Aérea Colombiana.

De la tierrita y mucho más por conocer...
Mientras tanto, los sábados escápese a su tradicional Plaza de Mercado y disfrute escogiendo los mejores productos típicos de la región, el contacto con su población campesinas y su comida autóctona.

Foto cortesia: Dirección General de Turismo Ministerio de Desarrollo Económico.

Sus alrededores son muy atractivos. Desde allí pásese por el Santuario de Iguaque, reserva natural de flora y fauna, lugar donde hay posibilidad de alojamiento o de realizar camping; El Santo Ecce Homo, bello conjunto arquitectónico del siglo XVII, perteneciente a la orden Dominicana; Los Olivares, uno de los pocos sitios del trópico donde se produce aceite de oliva y aceitunas; El Infiernito, sitio ceremonial pre-muisca con una importante muestra arqueológica.

En el Desierto de la Candelaria, sobre agrestes tierras y paisajes, se encuentra el Convento de la Candelaria, dentro del que funciona un encantador hospedaje con una construcción que data del siglo XVII, que contiene una importante colección de pintura colonial y convive aún la Orden de los Agustinos Recoletos.

Villa de Leyva es además reconocida por su bonita y amplia infraestructura hotelera, cuyo estilo colonial culturiza y transporta a otras épocas a sus miles de visitantes. Unido a que se puede encontrar hospedajes para todos los gustos y presupuestos.

Una de sus fortalezas es precisamente su clima, con un promedio de 16 grados y una altura con el nivel del mar es de 2 .143 mts., donde se puede disfrutar anualmente de fiestas tan tradicionales como: el Festival de Cometas, el Festival de Luces y otros menos conocidos.

Foto cortesia: Dirección General de Turismo Ministerio de Desarrollo Económico.

Villa de Leyva es sede del Instituto Humboldt desde 1992 y una de las poblaciones coloniales más hermosas del país, con su gran plaza, calles totalmente empedradas y antiguas edificaciones coloniales, que la convirtieron en Monumento Nacional.

Acceso
Se puede acceder por estas rutas terrestres:Bogotá - Samacá - Villa de Leyva. (2 horas, 45 minutos)

Bogotá - Tunja - Villa de Leyva (3 horas)
Bogotá - Chiquinquirá - Villa de Leyva (3 horas,
15 minutos)

Atrás Imprimir Enviar
Arriba Compartir