INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO









El Llano tradicional:


El eje principal de los Llanos es el Río Meta, que los cruza en diagonal desde el centro de Colombia en dirección Nordeste y recoge en su camino una larga serie de ríos cordilleranos. La parte tradicional está entre el Meta y la Cordillera Oriental, asiento de varias de las haciendas jesuíticas anteriores a la primera expulsión de la Compañía en 1.867, y de grandes hatos (algunos, como el de San Pablo, sobre el Cravo Sur, admiten grupos organizados de turistas. Por este sector llanero, pero muy recostado al "piedemonte", se puede cumplir un circuito terrestre, escogiendo entre:

Entradas
- Entrar por Villavicencio (a dos horas y media de Bogotá, buena carretera), ciudad principal pero aún demasiado fronteriza a la vida del Llano propiamente dicho (hay buenos hoteles por el intenso movimiento ganadero y comercial, pero la ciudad misma no reviste mayor interés). De Villavo se puede seguir Llano adentro, o volver hacia Bogotá por la "vía alterna".
- Entrar por cualquiera de dos carreteras al Norte, en el Departamento de Boyacá:

1. La primera desciende de la región del Lago de Tota (asfaltada únicamente hasta allí), entra por Aguazul, desde donde se puede proseguir a Yopal o tomar en dirección de Mani, una bella región para descanso a orillas del Cusiana, a partir de la cual es posible embarcarse por el río (dejando el vehículo) para descender al Meta rumbo a Orocué; o, en fin, de Aguazul se continúa el circuito terrestre por el piedemonte hacia Villavicencio (vuelve a haber asfalto en Cumaral).


2.
la segunda entrada boyacense es más corta que la anterior: entra por Guateque-Chivor-Santa María ( se llega a Guateque tomando la carretera al Valle de Tensa, en el trayecto Bogotá-Tunja, inmediatamente después del embalse del Sisga), cruzando una región de extraordinaria belleza escénica en el sector de la represa de Chivor. La primera población llanera es San Luis de Gaceno, de donde se va a Villanueva, un municipio de extraordinaria vitalidad, a partir del cual se está en la carretera "alterna" hacia Villavicencio, por Barranca de Upía- Cumaral, igual que en el caso anterior.

Fuera del circuito del "piedemonte", a partir de Villavicencio se puede explorar el Llano en paralelo al Río Meta, vía Puerto López (85 Kms. pavimentados) y Puerto Gaitán. En este tramo hay buenos lugares de pesca y playones para hacer camping, a orillas del Meta mismo y del Río Yucao. Mayor interés presentan adelante Orocué-El Porvenir-Carimagua.. Orocué es la mitad del curso del Meta.

Esta población llanera, fue puerto importante de navegación internacional hasta la segunda Guerra Mundial. Conserva las casas de varios consulados y una vieja Base Naval que fue transformada en hotel y que funciona a medias (se anuncia que va a ser mejorada). Hay tres comunidades indígenas Sálivas cercanas, con interesante artesanía. En frente, a menos de una hora, existen una bella laguna y una estación agrícola (Carimagua), de mucho interés. Y a partir de este lugar, a unos 40 Kms. camino por la sabana apartándose del Meta y en dirección del Vichada (74 Kms. desde Orocué - no olvidar el ferry -), se llega a Gaviotas, otra estación experimental de tecnologías apropiadas para hidroponía, reforestación, generación eléctrica y energía solar. Hay buen alojamiento, más lejos, a muchas horas de viaje, se encuentra la entrada terrestre del Parque del Tuparro. Gaviotas y el Tuparro también tienen pistas en servicio para vuelos especiales.

 

Atrás Imprimir Enviar
Arriba Compartir