Actualización: Mié, 29 / Nov / 2017 4:29 pm
Miércoles, 29 / Nov / 2017
Media: 4

Mitos y verdades de la pubertad precoz

Como padres es normal preocuparse en el momento en que se evidencian cambios físicos que se supone, todavía no deberían pasar en niños de determinada edad.

Mitos y verdades de la pubertad precoz
Foto: Pixabay

En realidad, se considera pubertad precoz a aquellas características que indican una temprana maduración de aspectos físicos y sexuales como cuando se presenta desarrollo mamario en las niñas antes de los 8 años, o aumento del tamaño testicular en los niños antes de los 9 años, de lo contrario, si es posterior a esta edad, simplemente se considera como pubertad.

Te puede interesar: Santiago Rojas: ¿Por qué es necesario dormir a oscuras?

No existen evidencias ni causas claras para la pubertad precoz. Los mitos urbanos han culpado por generaciones a la alimentación, aspecto necesario de la vida que no afectan la maduración de las características sexuales.

Uno delos aspectos que más ha sido relacionado con este tema de manera errada y sin base científica es el consumo de alimentos como las carnes. Shokery Awadalla, médico endocrinólogo pediatra, miembro de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo ACE, afirma que “no hay ninguna relación negativa ni positiva entre los alimentos y la pubertad, pero cabe anotar que el exceso de comida y la falta de deporte generan sobrepeso, y el sobrepeso puede generar un adelanto en la maduración ósea y el desarrollo puberal”.

También afirma el experto de la ACE que “uno de los mitos más frecuentes es la relación con el consumo de algunos alimentos como el pollo, alegando que contienen muchas hormonas”.  Afirmaciones que pueden llegar a afectar el crecimiento de los niños ya que, por culpa de estos mitos urbanos, muchos padres de familia suprimen alimentos como la carne de pollo, necesaria para el buen desarrollo en todas las etapas de la vida.

El Mito del uso de hormonas en la carne de pollo es uno de los más comunes, y cabe aclarar que es eso, un mito, ya que está comprobado científicamente que es imposible su utilización. Inyectar hormonas a un pollo es logísticamente imposible y económicamente no es rentable. Algunas de las conclusiones de los expertos son:

1. No existen hormonas de crecimiento para aves: Como las hormonas de crecimiento no se producen de manera comercial, su costo sería tan alto que incluso superaría el mismo valor del ave.  

2. La administración de hormonas seria extremadamente difícil: Los pollos tendrían que ser inyectados, lo cual sería una tarea descomunal si se tiene en cuenta que una granja mediana en Colombia maneja una población de 30 mil pollos al año.

3. Se requiere esfuerzo físico para aumentar la masa muscular: El empleo de esteroides anabólicos para conseguir mayor masa muscular en los pollos es un imposible, pues las aves tendrían que hacer ejercicio para conseguir el efecto deseado.

4. Simplemente no son necesarias: El rápido crecimiento de los pollos ocurre porque los procesos de cría y engorde toman menos tiempo gracias al trabajo de mejoramiento de razas.

5. No son efectivas: La administración de hormonas no hace crecer las aves, además están no podrían ser asimiladas en un periodo de vida tan corto (42 o 45 días).

 La pubertad es realmente una transición entre la niñez y edad adulta que inicia a los 8 años en las niñas y a los 9 años en los niños, y que se extiende hasta los 13 y 14 años respectivamente, etapa caracterizada por generar cambios psíquicos y físicos como brote de vello en axila y pubis, aumento de los senos, cambios en la voz y crecimiento acelerado. Un periodo que se presenta para que el ser humano esté listo para reproducirse. Cuando estas características y cambios se adelantan se denomina pubertad precoz.

“En la pubertad y en la pubertad precoz no se debe tener alguna dieta en especial, simplemente siempre hay que tener alimentación sana en todas las etapas de la vida”. Afirma Shokery Awadalla.

Pero ¿qué aconsejar a los padres cuando no saben si su hijo está padeciendo o quieren evitar una pubertad precoz? Según el experto de la Asociación Colombiana de Endocrinología “lo primero es explicar que no hay relación con el consumo de ningún alimento y menos de alimentos tan necesarios como el pollo, se debe aclarar que se puede seguir consumiendo estos alimentos en forma normal, sin que tengan que ser de granja especial u orgánico. Lo segundo es acudir al endocrino pediatra para hacer la evaluación y así saber si hay pubertad precoz o no, y de ser así iniciar la terapia correspondiente.

Te puede interesar:

#Mujeres ¿No sabes tu talla correcta de brasier? Sigue estos consejos

Posted by Colombia.com on Wednesday, November 29, 2017

Colombia.com

Media: