Colombia.com Bogotá Miércoles, 09 / May / 2018

EE.UU. llama a "seguir aislando a Maduro" hasta que "se vaya"

El gobierno norteamericano otorgó a Colombia 18,5 millones de dólares para atender a los venezolanos desplazados a este país.

EE.UU. llama a
Foto: AFP

Estados Unidos llamó el martes a la comunidad internacional a continuar una política de aislamiento hacia el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela hasta lograr su salida del poder.

Al abrir la 48ª Conferencia de las Américas en el Departamento de Estado, auspiciada por el Consejo de Las Américas, Haley dijo que "la opresión sistemática del pueblo venezolano" por el "dictador" Maduro es una fuente de inestabilidad regional.

"Para la seguridad de todos los pueblos de América Latina, es hora de que Maduro se vaya", enfatizó.

Consultada por el presidente emérito del Consejo de las Américas, el exembajador estadounidense y exdirector de la CIA John Negroponte, sobre cómo se logrará la salida de Maduro, Haley dijo que la presión de todo el continente es fundamental.

"No estoy segura cómo podemos hacer que suceda, pero sé que no podemos parar", dijo. "Tratar de conseguir que Maduro se vaya depende de la región".

"El tiempo para hablar, el momento de instar al régimen de Maduro a abrirse a las opiniones de la gente, ya pasó en Venezuela", recalcó.

Te puede interesar: Trump no cumplirá con lo pactado sobre la política nuclear con Irán

Maduro, electo en 2013 tras la muerte del mandatario Hugo Chávez, aspira a la reelección en las presidenciales del próximo 20 de mayo.

Los comicios, considerados ilegítimos por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países latinoamericanos, se realizarán a pesar del boicot de una parte importante de la oposición venezolana y en medio de una aguda recesión e hiperinflación que generó la partida de cientos de miles de venezolanos.

USD 18,5 millones más para Colombia 

"La economía y la sociedad civil de Venezuela han visto un declive catastrófico bajo Chávez y Maduro", dijo Haley.

"Desde 2014, la ONU estima que 1,5 millones de personas han huido de la pobreza y la violencia en Venezuela", señaló, y citó el caso de Colombia, que acogió "a más de 600.000 migrantes venezolanos y miles más llegan todos los días".

En el mismo foro, el subsecretario de Estado John Sullivan anunció que Estados Unidos otorgará a Colombia 18,5 millones de dólares más para atender a los venezolanos desplazados a ese país, adicionales a los 2,5 millones concedidos en marzo.

Este nuevo financiamiento, destinado a alimentación y atención en salud, entre otros servicios, se suma a los 21 millones de dólares en asistencia humanitaria que Washington ha brindado desde 2017 para los venezolanos que han abandonado su país y a las comunidades vecinas que los acogen, según la agencia USAID.

Sullivan llamó al gobierno de Maduro a permitir el ingreso de ayuda humanitaria internacional y subrayó la necesidad de elecciones "libres, justas y transparentes".

"Nuestra meta es una transición pacífica y democrática liderada por el pueblo venezolano", dijo.  

Democracia o "más sanciones" 

Al cerrar el encuentro, el senador estadounidense Marco Rubio también pidió la salida de Maduro y reiteró su propuesta, lanzada días atrás, de aplicar luego en Venezuela un "Plan Marshall", el programa con el que Estados Unidos reconstruyó Europa tras la Segunda Guerra Mundial. 

"Hay que restablecer la democracia (...) Y si no, van a seguir más sanciones y presión sobre los individuos que están beneficiándose del régimen de Maduro", declaró a periodistas, sin descartar medidas contra la industria petrolera si el presidente Donald Trump lo ve "necesario".

Washington ha impuesto en los últimos meses numerosas sanciones económicas contra Maduro y funcionarios o exfuncionarios venezolanos, acusándolos de corrupción y narcotráfico, además de prohibir a entidades estadounidenses negociar deuda del Estado venezolano o de su petrolera PDVSA, y comerciar con el petro, la criptomoneda lanzada por Caracas.

Nicaragua, "seria preocupación"

En su discurso ante diplomáticos y empresarios de toda América, Haley advirtió que la "implosión" de Venezuela también expuso otra "seria preocupación" en Latinoamérica: el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua. 

"Al igual que sus mecenas en Caracas y sus mentores en La Habana, el gobierno de Ortega se ha mantenido en el poder amañando elecciones, intimidando a los críticos y censurando a los medios", dijo.

Haley repitió el llamado de la Casa Blanca a un "diálogo nacional" amplio en Nicaragua, donde la represión de protestas antigubernamentales deja al menos 47 muertos desde el 18 de abril, según defensores de derechos humanos. 

"El modelo cubano-venezolano-nicaragüense de socialismo, dictadura, corrupción y graves violaciones de los derechos humanos ha demostrado ser un completo y total fracaso", dijo Haley.

La región no puede permitir que los "pocos y últimos autoritarios que sobreviven" arrastren a todos por el camino opuesto a la libertad, concluyó.

 

AFP