La crisis del coronavirus en el mundo del deporte y las apuestas

La pandemia de coronavirus ha provocado unas terribles consecuencias a nivel mundial a efectos económico-sanitarios.

Actualización Jue, 28 / May / 2020 8:35 pm
Jue, 28 / May / 2020 8:33 pm

SIGUENOS EN:

Google News
  • Pinterest
El coronavirus COVID-19 golpea fuertemente la economía (Foto: Difusión)

El coronavirus COVID-19 golpea fuertemente la economía (Foto: Difusión)

Además de los miles de muertos en todo el mundo, el Fondo Monetario Internacional ya ha advertido que esta crisis podría llevar al planeta a la peor recesión desde la Gran Depresión de 1929

No es de extrañar, por tanto, que el coronavirus también haya afectado al sector deportivo. Las ligas profesionales de todo el mundo y las competiciones deportivas se han visto suspendidas para evitar la propagación del virus. Incluso los Juegos Olímpicos que iban a celebrarse este verano en Tokio han debido posponerse hasta el año próximo.

El valor económico global de la industria del deporte, en claro ascenso desde el 2011, va a sufrir un considerable retroceso este año. Deportistas, equipos, ligas y medios de comunicación deportivos se han visto afectados. Sin olvidarnos tampoco del impacto que está suponiendo en casas de apuestas deportivas como Zamba

El modelo de negocio del deporte

En términos básicos, existen tres fuentes principales de ingresos para las ligas deportivas: la venta de los derechos de transmisión a las televisiones y otros medios, el patrocinio y la publicidad y los ingresos por taquilla y abonos. 

Cada equipo de una liga deportiva profesional funciona como una empresa. Tiene su propia identidad, su marca, su modelo de negocio y sus empleados. Todas estas empresas dependen en buena medida de los tres tipos de ingresos anteriores. La pérdida de los mismos supone un duro varapalo para la economía deportiva en general. 

Es cierto que cada deporte monetiza de una manera diferente, pero el principio general es que el organizador de la competición distribuye los ingresos totales entre los clubes participantes. Por supuesto, cada club puede generar sus propios ingresos individuales. Sin embargo, la mayor parte de los ingresos van a provenir de la participación de los equipos en la liga global. 

El poder que tienen algunas competiciones deportivas a la hora de vender sus derechos de retransmisión es sorprendente. La NBA, por ejemplo, tiene un valor de 24.000 millones de dólares durante los próximos nueve años, mientras que la Premier League tiene suscrito un acuerdo con las principales cadenas de televisión por un valor de 12.000 millones de dólares durante tres años. 

Paralelamente a esto, otro modelo de negocio que se ve afectado es el mundo de las apuestas. De esto sabe muy bien Coljuegos, la Empresa Industrial y Comercial del Estado Administradora del Monopolio Rentístico de los Juegos de Suerte y Azar. 

Los medios deportivos frente a la interrupción deportiva

La industria deportiva está tratando de encontrar nuevas fórmulas para que los usuarios sigan consumiendo sus contenidos. En ausencia de competiciones deportivas en directo, medios de comunicación tan conocidos como ESPN o Fox Sports retransmiten encuentros clásicos, contenido de archivo, documentales, eSports, etc. 

Algo similar está ocurriendo con las diferentes ligas nacionales. La NFL, sin ir más lejos, ha suscrito un acuerdo con su canal Game Pass para que puedan verse todos los partidos de la competición desde el año 2009. Esto ha supuesto que el número de suscripciones al canal haya subido considerablemente en los últimos dos meses. 

Algunos organismos han puesto en marcha competiciones de eSports que han podido verse en todo el mundo. Es el caso de la NBA, que lanzó su torneo de NBA 2K con la participación desde sus casas de algunos de los mejores jugadores de la liga. 

El mundo de las apuestas deportivas sin deportes

La crisis del coronavirus ha suspendido las principales competiciones y eventos deportivos en todo el mundo. La industria de las casas de apuestas lleva semanas tratando de tirar un poco con lo que hay: tenis de mesa, liga de fútbol en Bielorrusia, eSports, etc. 

En España se estima que los jugadores gastan en apuestas deportivas unos 7500 millones de euros al año participando en los deportes más populares.  Además, la suspensión de las competiciones ha llegado en un momento clave. Los meses de marzo y abril suponen el gran apogeo de las grandes ligas del momento. Meses en los que se definen muchas competiciones y los partidos están en su fase más emocionante. 

Las casas de apuestas deportivas han tenido que centrar sus esfuerzos en deportes y eventos que no se han visto afectados por la crisis del coronavirus. Las partidas de eSports han sido claves en este sentido, así como algunos torneos internacionales de ajedrez, la liga de fútbol en Bielorrusia o los torneos de fútbol y baloncesto por internet.

Lo que está claro es que la crisis del coronavirus ha afectado en gran medida a la industria del deporte mundial. Una crisis en la que se han visto inmersos equipos, jugadores, empleados, empresas relacionadas con el ámbito deportivo y casas de apuestas. La recuperación va a ser progresiva, pero quizás haya muchos colectivos que no la lograrán disfrutar.  

TAGS: Coronavirus

SIGUENOS EN:

Google News
  • Pinterest