Colombia.com Bogotá Miércoles, 13 / Abr / 2011

Para Jesurum, crisis económica del FPC deriva de legislación obsoleta

Tras la sanción al Quindío, las alarmas en los equipos deudores se han encendido. América de Cali es el equipo que más debe. 

Para Jesurum, crisis económica del FPC deriva de legislación obsoleta
América, el equipo que más debe en el fútbol colombiano
La crisis económica que afecta a la mayoría de los 36 equipos profesionales de fútbol en Colombia deriva de "una legislación obsoleta" que les exige conversión en sociedades sin ánimo de lucro en tiempos de falta de liquidez y dificultades para recibir capital privado o extranjero, afirmó Ramón Jesurum.

"El fútbol colombiano tiene problemas económicos derivados primordialmente de una legislación obsoleta", dijo el presidente de la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano (Dimayor).

Advirtió que esta legislación impide crecer a los equipos como sociedades anónimas pues, para tener liquidez, se necesitan recursos y en la actualidad "hay trabas para recibir inversionistas tanto nacionales como extranjeros".

Hasta el fin de 2010, doce de los dieciocho equipos de la primera división tenían obligaciones laborales pendientes por un monto aproximado de 17,5 millones de dólares, según un informe del Instituto Colombiano del Deporte (Coldeportes, oficial).

El América, que ha conquistado trece títulos de Liga en Colombia, es el equipo que más debe por concepto de seguridad social, impuestos y obligaciones laborales, alrededor de 10,2 millones de dólares.

Le sigue el Cúcuta Deportivo con dos millones de dólares; y el Once Caldas, actual líder, con un monto casi similar.

Los equipos que están a paz y salvo con jugadores y autoridades son Atlético Nacional, Millonarios, Deportes Tolima, La Equidad y Boyacá Chicó, mientras que los directivos del Independiente Santa Fe ha solicitado una prórroga para presentar sus estados financieros.

Millonarios, que también ha conquistado trece títulos locales y es con el América la pareja más victoriosa, se transformó recientemente en sociedad anónima con el ingreso de socios que aportaron el equivalente aproximado en pesos a cuatro millones de dólares.

El presidente de la entidad que rige el fútbol profesional en Colombia dijo confiar en que la nueva legislación que se abre paso en el Congreso legislativo pueda ayudar a corregir la situación, aunque matizó que no será "una solución definitiva".

La nueva ley da seis meses de plazo a los 36 equipos profesionales para convertirse en sociedades anónimas a través de la venta de acciones, establece duras sanciones como la retirada del reconocimiento legal a las entidades que incumplan sus pagos y promete cárcel para los fanáticos violentos.

"Seguramente no es la solución definitiva, pero sí es una herramienta muy importante para iniciar un nuevo proceso", dijo Jesurún a Efe.

Además del Deportes Quindío, que ante la huelga declarada por sus futbolistas profesionales debió apelar a sus juveniles para afrontar el partido de la pasada jornada de Liga, también han dejado de pagar salarios el líder, Once Caldas; así como el Deportivo Pereira, que duró un año sin ganar un solo partido; y el Deportivo Cali.