Colombia.com Redacción Viernes, 19 / Abr / 2013

Echan de un estadio al seleccionador argentino Humberto Grondona

Archivado en Internacional

El seleccionador argentino Sub 17, fue sacado por la policía por violar las severas medidas de seguridad, en el partido entre Juventud Unida de San Luis y Talleres de Córdoba.


Humberto Grondona, seleccionador argentino sub'17 e hijo del presidente de la federación (AFA), Julio Grondona, fue echado de un estadio por comportarse como un hincha, actitud con la cual violó severas medidas de seguridad.

Grondona fue retirado del lugar por la policía durante el partido entre Juventud Unida de San Luis y Talleres de Córdoba (0-2), del torneo provincial argentino, por celebrar con gritos uno de los goles del equipo cordobés, del que fue entrenador y director deportivo, cuando estaba prohibida la entrada al estadio de la afición visitante por razones de seguridad.

El diario cordobés La Voz del Interior indicó hoy que 'Humbertito' Grondona fue retirado el jueves por la fuerza del estadio situado en la ciudad de San Luis, por una orden impartida por el jefe policial Miguel Ángel Ubieta.

Tras retirarse de ese escenario deportivo, el entrenador regresó al hotel en el que se encuentra concentrada la selección argentina sub'17, que disputa el hexagonal final del torneo Sudamericano, clasificatorio para el Mundial de los Emiratos Árabes.

El hecho se produjo horas después de que Grondona afirmara que "no está bien, pero por lo menos tienen sangre y eso está bueno" al referirse a los incidentes protagonizados por sus jugadores al finalizar el partido del Sudamericano con Uruguay, igualado a tres goles.

Los futbolistas uruguayos reaccionaron a causa de los gestos provocativos de los argentinos y hubo empujones e insultos entre los miembros de ambas delegaciones dentro del campo de juego.

"Ahora lo único que falta es que me pidan que vaya al Mundial y que ganemos el premio Juego Limpio. A mí dejame ir al Mundial y que el juego limpio lo gane otro. Que se lo den a Ecuador o Colombia, que ya están en su casa", dijo Grondona, duramente criticado por la prensa deportiva de su país.