INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Especial para www.colombia.com .......>>
Por Jaime Bernal.
"Diez veces gracias"
La imagen de Carlos 'el Pibe' Valderrama vivirá por siempre grabada en los corazones de los colombianos. El pelo ensortijado, su trote cansino, la camisa por fuera, las medias caídas, su pasmosa claridad, las frases cortas y precisas, los pases milimétricos y su prodigiosa forma de tratar el balón le dieron al país más alegrías que cualquier otro futbolista en nuestra historia.

Todo comenzó un dos de septiembre de 1961, en el hogar conformado por Jaricho Valderrama y Juana Palacio. Desde pequeño, 'el Pibe' comenzó a mostrar sus condiciones con la redonda, ya que provenía de una familia de gran tradición en ese deporte. Con el paso del tiempo, este pequeño prodigio comenzó a mostrar todas sus dotes futbolísticas participando en torneos organizados por la liga del Magdalena. Más adelante, en 1981, Valderrama conseguiría su primer sueño al vestirse, por primera vez, la camiseta de una
Selección Colombia ( categoría juvenil), dirigida en aquella época por Eduardo Julián Retat.

El 15 de marzo del 1981, Carlos debutaría con el club de sus amores, el Unión Magdalena, para luego, el 26 de abril del 1984, tener un paso fugaz por Millonarios, donde no logró acomodarse a los requisitos del técnico embajador Jorge Luis Pinto. En 1986, 'el Pibe' llegaba al Deportivo Cali. Allí, se encontraría con su socio ideal dentro del campo, Bernardo Redín. Ambos formaron una dupla mágica, capaz de deslumbrar con sus paredes y gambetas, a hinchas, compañeros y adversarios. Junto a Redín, Valderrama hizo parte de la Selección Colombia de mayores que sorprendió a propios y extraños en la Copa América de Argentina en 1987. En aquel torneo, nuestro país ocuparía el tercer lugar, luego de vencer 2-1 a la Argentina, donde, entre otros, estaba el gran Diego Maradona.

Desde entonces, el 'Pibe' se convirtió en todo un símbolo de una generación, en Colombia, que vivió los mejores momentos del seleccionado nacional de fútbol. Valderrama ganaría dos premios como el mejor jugador de América y llevaría nuestra bandera en alto durante los Mundiales de Italia 90, Estados Unidos 94 y Francia 98, además de participar en seis Copa América y en otros torneos donde siempre, además de lucir la 10 en la espalda, portaría la cintilla de capitán.

El 'Pibe' no creía en el fútbol moderno donde el estado físico, la marca, la vocación de destruir antes a crear eran imperiosas. Por el contrario, Valderrama era poeta soñador sobre la cancha, dibujaba jugadas y pases de calidad inimaginables. Convertía a sus compañeros en actores de una obra teatral donde él, nadie más que él, era director. Su claridad mental le
evitaba correr, pues él tenía claro que la que debía correr era la pelota. Él no tocaba el balón, simplemente lo acariciaba haciéndolo su mejor amigo.

Carlos dejó su huella en el durísimo fútbol europeo, donde Montpellier , en Francia, y Valladolid, en España, fueron testigos de la habilidad y destreza del hijo de Pescadito. En 1993, Valderrama regresaba nuevamente a Colombia (ya había estado en 1991 con Medellín) para hacer parte del Junior de Barranquilla. Con el equipo que dirigía Julio Avelino Comesaña, el 'Pibe' lograría su primer y único título en nuestro país. Un pase de él, no podía ser de otra manera, cuando se jugaba el tiempo de descuento para Oswaldo
Mckenzie, le darían al conjunto 'tíburon' su cuarta estrella.

Valderrama seguiría dejando el sello de su calidad en nuestro país hasta que decidió viajar en 1998 al, por ese tiempo, naciente fútbol estadounidense. Allá jugaría con los equipos de Tampa Bay, Miami y Colorado, donde finalizaría su carrera. Ahora todos estamos esperando su despedida, donde volverá a robarle al público su admiración y respeto. Ya lo dijo DiegoMaradona "Carlos y yo brindamos alegría a la gente, ambos armamos el juego.
Él le transmitió felicidad a los hinchas y esto no lo hacen muchos."
Gracias Pibe, diez veces gracias.

Comentarios a: jaimebert@hotmail.com

 

s