Colombia.com Bogotá Miércoles, 18 / Jul / 2012

Descartan suicidio de la cantante Alejandra Pulido

El sospechoso de la muerte de Alejandra Pulido se llama Julio Jiménez y ya tiene orden de captura.

Descartan suicidio de la cantante Alejandra Pulido
La cantante colombiana Alejandra Pulido
El testimonio de una vecina, que oyó "los gritos desesperados de una mujer pidiendo que no la lanzaran al vacío" permitió que la investigación descartara la hipótesis inicial, según la cual Pulido se habría lanzado desde un apartamento en un séptimo piso de un edificio ubicado en Ciudad de México. 

El único sospechoso es Julio Jiménez, el hombre con el que estaba la joven de 27 años antes de morir y que se encuentra desaparecido. Jiménez no es un productor musical, como le hizo creer a la cantante, sino un subcontratista de soldadores de obra. La artista nacida en Manizales ya tenía su segundo disco terminado y estaba buscando medios para promocionarlo.

El cadáver de Pulido, que fue enterrado el domingo en Medellín, no presentaba rastros de drogas, alcohol o abuso sexual. Sin embargo, la joven sí fue encontrada semidesnuda. Jiménez, contra quien existe orden de captura, huyó en una camioneta negra luego del incidente.

La carrera musical de Diana Alejandra Pulido

La joven quería consolidarse como cantante en México. Estudió en Manizales y Medellín, comenzó su carrera musical en Colombia pero alistó maletas a México para ultimar detalles de una nueva producción discográfica.

Con 27 años, buena voz y cuerpo de modelo, los empresarios y productores confiaron en su talento y al poco tiempo su rostro de rasgos finos, ojos oscuros y pelo de rayos rubios empezó aparecer en la televisión.

Se convirtió en una de las colombianas más conocidas en ese país. Su música sonaba cada vez más en las discotecas, y por su imagen y reconocimiento fue una de las artistas invitadas a cantar en la celebración de la independencia colombiana en México.

Con una producción en México y la invitación de la embajada, Aleja pulido estaba escalando los peldaños que añoraba como cantante hasta que, según comentó el embajador de Colombia en México, José Gabriel Ortiz, visitó el apartamento de un empresario en el edificio de donde ocurrieron los trágicos hechos.

Alejandra Pulido quería volver a Colombia con su sueño consolidado, pero solo regresaron sus restos. Medellín entierra a la cantante y pide justicia para que la situación se aclare en México. Un investigador privado que colabora con la embajada de Colombia sigue buscando pruebas, mientras la familia de Aleja siente impotencia ante la impunidad de su muerte.

Con medios