Colombia.com Bogotá Miércoles, 28 / Nov / 2012

La Big Band de Lucho Bermúdez rinde homenaje al maestro en su centenario

La Big Band de Lucho Bermúdez rinde un homenaje al gran maestro e insigne músico colombiano con motivo del centenario de su nacimiento, en el mismo lugar de Bogotá donde en 1947 se presentó por primera vez al público.

La Big Band de Lucho Bermúdez rinde homenaje al maestro en su centenario
Este homenaje está liderado por su hija, la clarinetista Patricia Bermúdez, heredera del gran legado del compositor, arreglista, director de orquesta e intérprete, y sobre todo artífice de la internacionalización del bolero, la cumbia, el porro o el merecumbé, hasta que falleció en 1994.

Cien años después de su nacimiento y tras décadas amenizando fiestas y bailes en Latinoamérica y España, su música sigue viva, motivo por el que el Ministerio de Cultura de Colombia ha declarado 2012 como "Año de Lucho Bermúdez".

"Es un momento mágico, es muy linda esta celebración pues es muy significativa", confesó Patricia en una entrevista con Efe.

Un total de 21 músicos, entre saxofonistas, trompetas, trombones, percusionistas, pianistas, bajistas y clarinetistas, algunos integrantes de la orquesta que dirigió hasta su muerte el propio Lucho Bermúdez, se subirán al escenario del Cuban Jazz Café.

"Lo novedoso de este espectáculo es que se recupera el formato de big band, en Colombia ya casi no quedan este tipo de orquestas; también que contamos con un repertorio de arreglos originales y la calidad de los músicos", explicó la hija del compositor.

La Orquesta de Lucho Bermúdez, que mantiene el nombre original, interpretará porros, cumbias, gaitas, fandangos, boleros, pasillos, cumbiones y sonsonetes, mezclados con pasodobles clásicos y salsa, detalló la también presidenta de la Fundación Tierra Querida, cuyo propósito es mantener vivo el legado del gran Lucho.

Y es que, según Patricia, su padre fue el "gran exponente de la música colombiana", quien la exportó al mundo, también pionero en las primeras grabaciones que se hicieron en este país y en la creación de la orquesta big band.

El maestro "propuso modernidad" hasta el punto que desde entonces "no ha pasado nada", es decir, "esos patrones que él impuso en la música colombiana son los mismos que se están utilizando todavía", afirmó la clarinetista.

Lucho Bermúdez fue "un hombre de modernidad, de sentimiento, lleno de pasiones, de mucho juicio, mucha perseverancia y tesón", cuyo objetivo fue hacer arreglos musicales para la big band; "todas sus obras se las imaginaba en ese formato", remarcó.

Esas palabras se reflejan en su herencia musical, ya que dejó numerosos arreglos para gran orquesta y unos 120 más, que nunca se grabaron, con instrumentos sinfónicos: cuerdas, violines, violas, chelos, oboes y flautas.

Un maestro indiscutible que compuso temas tan famosos como "Carmen de Bolívar", casi un himno nacional en Colombia y cuya letra resuena en la memoria de millones de latinoamericanos.

El espacio elegido para el gran homenaje es el Cuban Jazz Café, un elegante local ubicado en los subterráneos de la popular Avenida Jiménez, donde Lucho Bermúdez se presentó por primera vez junto a su orquesta en 1947, cuando el lugar se llamaba Metropolitan Club.

Este establecimiento ha albergado distintos negocios en los últimos años hasta que en 2011 la barcelonesa Irene Bosch llegó a Bogotá para hacerse cargo de su rehabilitación como relaciones públicas y directora artística.

"El concepto del Cuban Jazz Café tiene que ver mucho con las raíces africanas, la música negra, el jazz, la música cubana, tropical y uno de los grandes exponentes en Colombia es Lucho Bermúdez", detalló a Efe Bosch sobre la filosofía de un club que tiene un aforo de 800 personas y en poco tiempo se ha convertido en uno de los mejores espacios bogotanos para escuchar música en vivo.

La apuesta de poner en marcha este club de jazz y ritmos tropicales en una de las zonas menos frecuentadas de la Bogotá nocturna responde a la intención de recuperar el bello centro de la capital, según Bosch, donde además se fraguaron décadas atrás las menores propuestas musicales.

"Es un lugar lleno de historia y qué lindo que se haya rescatado", sostuvo Patricia Bermúdez sobre el club elegido para homenajear a su padre, en el mismo lugar que le vio nacer como un artista reconocido. Eso aporta, matizó, "muy buena energía". EFE