Colombia.com Bogotá Viernes, 07 / Nov / 2014

Sonidos "venidos del alma" catapultan colombiana al Grammy Latino

Archivado en Música general

La colombiana Mónica Fuquen, una desconocida para el gran público musical, ha sido nominada a los premios Grammy Latino por el disco "Esferas de creación", reivindica el papel sanador de los "sonidos del alma".

Sonidos

 

Alejandro Rincón Moreno

"La música se volvió una música práctica, una música fácil, una música que se usa y se bota, una música que no te interioriza como lo hace este tipo de cantos", dijo hoy Fuquen en una entrevista con Efe en Bogotá.

Esta abogada, que en 2008 dejó la política para dedicarse al "soul chanting", un género poco conocido en América Latina que de su mano ha logrado este año un espacio entre los nominados a los Grammy Latino en la categoría mejor álbum instrumental.

"Esferas de creación", el segundo disco de Fuquen, compite con "O Piano", del brasileño Antonio Adolfo; "Continente", de Yamandú Costa (Brasil); "Caprichos", de Hamilton De Holanda (Brasil), y "Final Night At Birdland", del cubano-estadounidense Arturo O'Farrill y The Chico O'Farrill Afro-Cuban Jazz Orchestra.

"Esto es un regalo del cielo. Es un regalo en el que sorpresivamente encuentro una forma de volver inclusivo un tema que es demasiado exclusivo", explicó la otrora relacionista pública que ahora impulsa el uso de la voz e instrumentos del mundo para sanar y ayudar a personas en su consultorio de Bogotá.

Fuquen inicio estas terapias musicales tras conocer al maestro espiritual iraní Abdy Electriciteh, su inspiración, y las perfeccionó desde 2011 con su primer disco, "Sonidos del Alma".

En su segunda producción resaltan creaciones propias y "más maduras", como "Cosmos", del que adelantó su vídeo a Efe con imponentes paisajes y un recorrido por los cuatro elementos; así como "Armonía", "Natural" y un limpio "Ave María" de Bach.

Fuquen se siente "bendecida" por haber encontrado en el servir "un sentido de vida" y ha llevado su sonido, a veces de forma anónima, a diversos lugares del mundo, como Nueva York, Jerusalén, Papeete y Moorea (Polinesia Francesa) y Mysore (India).

Para la colombiana, la vibración siempre presente en sus ritmos tiene una incidencia real en el cuerpo humano, al que ayuda a escapar de las dolencias y permite hacer con las células lo que "queramos hacer de ellas".

"El sonido del alma hace que encuentres el bálsamo para poder existir en este mundo. El sonido es un viaje profundo hacia el silencio interior para poder reconocer una fuerza terrena y poder caminar en esta tierra de manera consecuente", explicó.

Sin embargo, cree que falta mucho por hacer en este género y para que se reconozcan las que denominó "revoluciones de amor".

"En Latinoamérica, lo que necesitamos es confiar y permitir que este tipo de sonidos nos toque más a nosotros y toque más a la sociedad. Por eso, la nominación al Grammy hace de esto una realidad", sentenció.

Fuquen, que atiende en su consultorio a 4 ó 5 pacientes diarios que "necesitan encontrar su divinidad interior", dejará esas actividades para viajar a Estados Unidos el próximo 19 de noviembre y asistir en Las Vegas a la ceremonia de entrega de los Grammy Latinos, donde representará "con todo el orgullo" a su país.

Según ella, su presencia en el certamen sirve para "decirle a Colombia que nosotros le apostamos a una paz, pero a una paz verdadera desde el arte, que es la expresión amorosa de la razón. Es decirle a Colombia que somos más y que somos muchos".

Fuquen forma parte del extenso grupo de músicos colombianos nominados este año, en el que también figuran Juanes, Carlos Vives, Totó La Momposina, Fonseca, Julio Reyes Copello, J Balvin, Don Tetto y Marta Gómez, entre otros.

Vives fue el colombiano que más nominaciones recibió en esta edición de los premios, con 6 participaciones en diferentes categorías.

La gala de los Grammy Latino, premios que reconocen la labor de los artistas musicales en Iberoamérica, se realizará el próximo 20 de noviembre en el MGM Grand Garden Arena, de Las Vegas (EE.UU.). EFE