Colombia.com Bogotá Jueves, 16 / Nov / 2017

Mutación genética en comunidad Amish les hace vivir más tiempo 

Investigadores descubren por qué algunos miembros de la comunidad Amish tienen mejor salud y mayor tiempo de vida que la media estadounidense. 

Mutación genética en comunidad Amish les hace vivir más tiempo 
Foto: Pixabay.

Los Amish son una pequeña comunidad cristiana de Estados Unidos que se hizo mundialmente famosa por la película Único testigo, y ahora con estudios científicos revelan que portan una mutación genética que les hace tener una esperanza de vida más larga.

Te puede interesar: Lámpara genera electricidad a través de la fotosíntesis

La variedad genética que tiene la comunidad Amish, curiosamente los hace vivir diez años más que la media estadounidense y reduce el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas. Se trata de un último hallazgo en la investigación sobre la forma de envejecer de esta pequeña comunidad.

Los científicos estudiaron a 177 miembros de entre 18 y 85 años de la comunidad Berne Amish de Indiana. De ellos, 43 eran portadores de la mutación del gen Serpine1 -que provoca una fuerte reducción de la producción de la proteína PAI-1. 

Su perfil metabólico era más sano y sufrían menos diabetes y enfermedades cardiovasculares, según los resultados del estudio.

Especialistas estadounidenses y japoneses están probando un medicamento experimental que trata de recrear el efecto de la mutación de los amish, con la esperanza de que proteja de enfermedades vinculadas al envejecimiento y estimule la longevidad.

"No sólo viven más, viven más sanos", explica Douglas Vaughan, presidente de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, autor principal de la investigación publicada en Science Advances. "Es una forma deseable de longevidad", subrayó.

La esperanza de vida en Estados Unidos es de 78,8 años. Los expertos encontraron por otro lado que los telómeros (trozo de ADN situado en el extremo de cada cromosoma) de sus células inmunitarias eran de media 10% más largos.

El medicamento experimental ha superado las pruebas de seguridad básicas y está ahora en fase 2 en Japón para comprobar su eficacia en los diabéticos tipo 2 y obesos.

La Universidad Northwestern está intentado lograr el permiso para iniciar las pruebas en Estados Unidos del próximo año.

Colombia.com