Actualización: Mar, 12 / Mar / 2019 5:05 pm
Mar, 12 / Mar / 2019 4:18 pm

¿Relaciones sexuales a distancia? Sí, es una realidad

La tecnología acorta las distancias, ahora se podrá tener relaciones sexuales con un sistema y aplicación creada para esa finalidad.
 

¿Relaciones sexuales a distancia? Sí, es una realidad
El creador es un ingeniero experto en programación de España. Foto: Captura iPush.

Dicen que las relaciones a distancia, fallan, por la falta de intimidad que logra mayor vínculo entre las parejas, ahora no será un problema. El dispositivo se llama iPush, y viene con un sistema integrado por las partes femeninas y masculinas, ambas se conectan al 'smartphone'. 

El sistema junto con la aplicación brinda las sensaciones involucradas en el acto, al igual que los movimientos. ¿Lo intentarías? El creador de esta "locura ingeniosa" es David Cantón, experto en programa y desarrollo de software. 

En un comunicado difundido a través de las redes el creador explica que "son dos dispositivos electrónicos diseñados para introducirse en los genitales", afirma el comunicado.  

También te puede interesar: ¿Cómo espiar a tu pareja desde tu red de Wifi?

¡Pero no sólo eso! Además los sensores tienen datos incorporados de presión, temperatura y humedad de la persona que lo usa, y replica esa sensación en el otro dispositivo de su compañero. ¿Increíble cierto? También el dispositivo posee motores hidráulicos y mecánicos que reproduce los movimientos internos del usuario.

 ¿Cómo se usa el iPush? 

Detalla el comunicado del creador de la aplicación y sistema, que es muy sencillo de usar: "El dispositivo masculino es de aspecto cilíndrico, con un acolchado de látex ergonómico que se coloca en la base del pene", asegura. 

Dispositivos se conectan a través de una aplicación en los teléfonos inteligentes. Foto: Captura iPush. 

Al parecer el dispositivo se usa con un arnés que permite fijarse a la cintura, evitando así la sujeción con las manos. Además tiene un contenedor pequeño que almacena líquido lubricante, detalla el comunicado. El usuario debe introducir el pene en el orificio de entrada, recorriendo la cavidad donde los sensores de profundidad, humedad y flexión entren en 'acción'. 

Ambos dispositivos interconectados por la aplicación recogerán los datos que serán procesados por el sistema extensible y retraíble del dispositivo femenino, con el que comparte "relaciones". A partir de allí, el sistema iPush emulará la misma profundidad y movimientos que los del pene.

¿Y el femenino? Pues las reacciones de ambos dispositivos se complementan el uno, al otro. La compañera "tiene un aspecto ovalado y se coloca con arnés de cintura o mediante ventosas en una superficie lisa". Detalla el comunicado que está formado, al igual por un "sistema extensible que tiene en sí, presión hidráulica capaz de moverse hacia delante y atrás; también tiene sensores de presión, temperatura, humedad y un dispensador de lubricante".

El usuario que lo utilice debe introducirse el sistema extensible en su vagina y éste se extenderá y retraerá reproduciendo el movimiento del usuario masculino. De momento, no está disponible en el mercado, pero es un sistema muy innovador, y que seguro será muy comerciable.