Colombia.com Bogotá Jueves, 24 / May / 2018

¿Por qué debo hacer pausas activas en el trabajo?

Las pausas activas mejoran la concentración, relajan, el desempeño y activan todos los sistemas del cuerpo disminuyendo el riesgo de enfermedades crónicas y de accidentes laborales.

¿Por qué debo hacer pausas activas en el trabajo?
Foto: Archivo

Desarrollo de la capacidad cardiovascular, fortalecimiento muscular y flexibilidad, promoviendo la disminución del riesgo cardiovascular y las lesiones osteomusculares asociadas al desempeño en una actividad laboral continua y rutinaria, son algunos de los grandes beneficios que trae el hacer pausas activas durante las jornadas laborales.

Te puede interesar: Consejos para mantenerte en forma y saludable

Una pausa activa es un espacio de tiempo dentro de la jornada de trabajo que se utiliza para salir de la rutina de la actividad laboral, mediante sesiones de actividad física con una duración de 10 minutos aproximadamente. Son muy importantes porque además de sacar al trabajador de dicha rutina, rompen con el quehacer continuo de la misma actividad durante la extensa jornada laboral.

De acuerdo con el Dr. Carlos Ulloa, médico especialista en medicina del deporte y actividad física, integrante del Consejo Consultor de Nutrición de Herbalife Colombia, “las pausas activas ayudan a mejorar la concentración en el trabajo, relajan al trabajador para un mejor desempeño y activan todos los sistemas del cuerpo para disminuir el riesgo de enfermedades crónicas y de accidentes laborales”.

Las pausas activas deben hacerlas todo tipo de personas, sean activos físicamente o no. Claro está que, si se trata de una persona activa, algunos ejercicios serán más de relajación que de fortalecimiento. Por ejemplo, las personas cuyos trabajos son en permanente actividad física como mensajeros o profesores de educación física, también deben hacer las pausas. No serán tan intensas como las de un oficinista, pues estas consisten en sesiones de estiramiento, relajación y fortalecimiento, pero si necesarias para sacar a este tipo de trabajadores de su rutina.

Cuántas pausas activas por día y qué hacer

Por cada dos horas continuas de trabajo, se recomienda hacer una pausa de 10 minutos. Las pausas activas tienen tres fases: La primera, como su nombre lo indica, hacer una pausa en lo que esté haciendo en ese momento, ponerse de pie y realizar movimientos articulares y estiramientos de cuello, suavemente hacia adelante, hacia atrás, luego hacia un lado y después hacia el otro, rotar las muñecas de las manos, hombros, girarlos hacia arriba y hacia abajo, rodillas, levantar cada pierna flexionándola y sujetar la rodilla con las manos hasta que toque el pecho por unos 10 seg. para cada una.

La segunda, realizar un trabajo de actividad cardio vascular por 5 minutos, como subir o bajar escaleras, caminar en un parque cercano si le queda fácil; y la tercera, una relajación que consiste en inhalar mientras se elevan los brazos hacia los lados sin flexionarlos, por encima de la cabeza y luego exhalar para bajarlos a la altura de los hombros. Terminar nuevamente con algunos ejercicios de estiramiento. Muy importante la hidratación durante estas pausas activas.

El reto de ahora en adelante es incluir pausas activas, pues está demostrado que además de prevenir enfermedades, lo harán sentirse con buen ánimo y seguramente disfrutará aún más de lo que hace.

Te puede interesar:

Roles sociales pueden hacer más vulnerables a mujeres para sufrir depresión

Posted by Colombia.com on Tuesday, May 8, 2018

Colombia.com