Colombia.com Bogotá Miércoles, 09 / May / 2018

Los alimentos sustitutivos: qué son y qué ventajas tienen para la dieta

Hay una franca tendencia en los últimos años por los alimentos sustitutivos. Tal y como su nombre indica, estos alimentos son aquellos que reemplazan a los alimentos naturales para satisfacer una serie de necesidades inmediatas.

Los alimentos sustitutivos: qué son y qué ventajas tienen para la dieta
Foto: Pixabay

Una alternativa, por tanto, rápida y saludable para aquellos que no tienen tiempo de tener una alimentación más completa y sana. 

Los sustitutivos de comida, también conocidos como alimentos de tercera generación, son suplementos que aportan una alimentación completa y práctica con las dosis exactas de macronutrientes y calorías. Tal y como podemos ver en naturmeal, son productos totalmente aprobados por la comunidad médica y que muchos especialistas ya recetan. 

La mayoría de ellos están compuestos por un aporte importante de vitaminas y minerales, por lo que resultan ideales para dos sectores de población: las personas que practican deporte y aquellas que desean perder peso. Sin embargo, son aptos para todo el mundo al conformar una nutrición rápida y saludable. 

Principales ventajas de los alimentos sustitutivos

En buena medida, los alimentos sustitutivos se pueden encontrar en el mercado en forma de polvo, barritas, postres lácteos, galletas o líquidos. Las ventajas de este tipo de productos son innumerables, especialmente entre aquellas personas que practican deporte.

Dichas ventajas serían las siguientes: 

- Ayudan a formar más músculo y a prevenir la fatiga después del entrenamiento

- No presentan riesgos para la salud

- Sustituyen a una comida con una menor carga calórica

- Contenido equilibrado de nutrientes (alto contenido de proteína, vitaminas y minerales)

- Facilitan el conteo de calorías ya que vienen con las calorías especificadas

- Ayudan a cambiar los hábitos alimenticios

- Ideales para aquellas personas que siempre andan con prisas y hacen uso de la comida precocinada

- Gran variedad de sabores

- Son de índice glicémico bajo

- Fáciles de preparar

Los alimentos sustitutivos más de moda en la actualidad

En realidad, se puede decir que hoy en día todo alimento tiene un sustitutivo light. Hay ya incluso alternativas para celíacos, diabéticos, intolerantes a la lactosa, alérgicos, etc. Seguro que muchos han oído hablar ya de la quinoa, el hummus, las algas marinas, el trigo sarraceno, el guacamole, las semillas de chía o el sirope de agave. 

Estos últimos son los productos sustitutivos de los que más se habla en los últimos años. Si hasta hace poco apenas tenían una tímida presencia en tiendas de nutrición y alimentación, hoy prácticamente se pueden encontrar en cualquier supermercado dada la trascendencia y el interés que vienen despertando. 

Al mismo tiempo, hay también una gran cantidad de alimentos sustitutos con un aspecto similar a la leche, la carne y sus derivados, compuestos por ingredientes vegetales como la soja. Pero, a su vez, hay otras prácticas sustitutivas que se pueden llevar a cabo: 

- Utilizar dos claras de huevo en vez de 1 huevo entero

- Usar 30 gramos de port salut, mozzarella o cualquier queso descremado en lugar de 30 gramos de queso de rallar

- 1 taza de cottage o 1 taza de ricota descremada en vez de usar ricota entera

- Reemplazar la carne por cortes magros, colita de cuadril, peceto, lomo o carne picada especialmente sin grasa

- 1 taza de cottage procesada con 1 cucharadita de jugo de limón en vez de usar crema de leche

- Usar leche descremada en vez de leche entera

- Leche en polvo descremada y maicena en lugar de harina

La porción a consumir de alimentos sustitutivos debe ser pequeña. Algunos de estos productos contienen menos grasas que otros, ya que dependen de diversos factores como, por ejemplo, la elaboración. 

Consideraciones finales sobre los alimentos sustitutivos

Lo cierto es que los alimentos sustitutivos responden a una forma rápida de consumir alimentos con el aporte justo de nutrientes, vitaminas y minerales, pero con un consumo menor de calorías. No obstante, hay que señalar que no provocan la pérdida de peso por ellos mismos, sino que más bien son un complemento nutricional a una dieta equilibrada. 

Por tanto, son alimentos que ayudan a que no nos saltemos las comidas. Sobre todo si se trata de la comida fundamental, ya que esta debe hacerse siempre y nunca sustituirla por ningún alimento sustitutivo. Los especialistas indican que estos productos son ideales para incorporar a la dieta entre las 11-12 horas de la mañana o las 18 horas de la tarde. 

Además, los nutricionistas indican que los alimentos sustitutivos no deben añadirse a las 5 comidas diarias, sino que lo que deben hacer es sustituir a alguna de esas comidas. Por tanto, estos productos siempre ayudarán a perder peso en caso de que se desayune, se almuerce, se meriende y se cene de manera correcta y adecuada. 

Si solo se consumen alimentos sustitutivos, no estaremos aportando todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Y es que estos productos ayudan a perder peso siempre y cuando sustituyan a ciertas comidas diarias, pero sin que se conviertan en el único alimento que se toma o en el plato principal del día.