Actualización: Jue, 29 / Dic / 2011 11:42 am
Jueves, 29 / Dic / 2011

Alimentos que debes evitar durante el embarazo

Comer sana y equilibradamente es uno de los pilares para la buena salud. Y lo es mucho más cuando estás embarazada, pues tu bebé en desarrollo necesita nutrientes, vitaminas y minerales

Alimentos que debes evitar durante el embarazo
La alimentacion durante el embarazo es esencial,  sin embargo, hay ciertos alimentos que debes evitar porque pueden ocasionar problemas durante el embarazo. Aquí te contamos cuáles son. ¡Toma nota!

Cuando estás embarazada, alimentarte cobra un nuevo sentido. Todo lo que comas y bebas va a afectar el desarrollo de tu bebé para bien o para mal. Por eso, es indispensable que sepas elegir una buena alimentación balanceada para que a esa personita que se está formando en tu vientre, no le falte nada. De hecho, durante los nueve meses de gestación, como promedio debes ingerir 300 calorías más al día de las que usualmente consumías antes de quedar embarazada.

Sin embargo, además de tener en cuenta que debes incluir una variedad de alimentos ricos en nutrientes, debes también mantenerte alerta porque hay algunos alimentos y bebidas que no se recomiendan durante el embarazo, porque pueden afectar negativamente el desarrollo de tu bebé.

¿Cuáles son los alimentos que debes evitar?
Pescados con alto contenido de mercurio. Si bien el pescado es una buena fuente de nutrición durante el embarazo porque contiene ácidos grasos esenciales como el Omega 3, hay algunos que no se recomiendan. Se trata de aquellos que contienen cantidades elevadas de mercurio, ya que son peligrosos para el desarrollo del sistema nervioso de tu bebé.

Evita aquellos pescados grandes como el atún (incluso el enlatado, aunque tiene niveles de mercurio más bajo), el tiburón, el pez espada y la caballa, entre otros. Puedes seguir disfrutando del salmón, el cangrejo, la tilapia y otra comida del mar como los camarones, sólo que sin exceder 12 onzas a la semana, que es la cantidad recomendada por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

Alimentos crudos de origen animal, ya que pueden tener bacterias y parásitos que ponen en peligro la salud del bebé. Si te gustan el ceviche, el sushi y el carpaccio, tendrás que abstenerte durante los meses de gestación. Estos mariscos, pescados y carnes crudas es mejor evitarlos. También debes evitar los embutidos curados y ahumados como el jamón serrano, el salame (salame), las salchichas y el chorizo, por mencionar algunos.

Los huevos, cómelos cuando la yema esté dura y también asegúrate de que si estás horneando algo, la masa quede bien cocida. Evita totalmente las almejas y las ostras (los ostiones).

Leche no pasteurizada, ya que puede producir listeriosis, una enfermedad bacteriana que ataca a varios órganos del cuerpo. Asegúrate que los quesos y otros derivados de la leche estén hechos con leche pasteurizada. Evita los quesos suaves como Brie, Feta, Camembert, queso azul y quesos mexicanos como queso fresco, queso blanco o queso panela.

En general, debes tener lavar bien los vegetales y las frutas, y evitar comer brotes de vegetales crudos, ya que pueden contener bacterias peligrosas para tu embarazo.  También debes cocinar bien las carnes y el pollo.

Pero no sólo ciertos los alimentos pueden representar un riesgo para tu embarazo. También algunas bebidas. Debes evitar a toda costa:

Bebidas alcohólicas como vino, cerveza y licores, ya que le quitan oxígeno y nutrientes a la células perjudicando así el desarrollo normal del feto. Los efectos intelectuales y físicos de exponer a un bebé al alcohol, son permanentes. Así que, ¡evítalo siempre!

Jugos o zumos no pasteurizados porque pueden contener bacterias como la E. Coli.
Bebidas con cafeína como el té, café, sodas y bebidas energizantes. La recomendación de las autoridades de salud en Estados Unidos es limitar su consumo a 200 miligramos al día.

Como ves, existen algunas precauciones que debes tomar a la hora de alimentarte durante los 9 meses que dura tu embarazo. Si tienes alguna duda respecto a los alimentos que debes evitar para no perjudicar a tu bebé, consulta con tu médico. ¡La salud de tu bebé es lo primero!