Actualización: Mar, 10 / Dic / 2013 5:41 pm
Martes, 10 / Dic / 2013

Enfermedades transmitidas por alimientos aumentan en fin de año

Archivado en Nutrición

Diciembre se caracteriza por ser una fecha de celebraciones, encuentros, rumba, y por supuesto de mucha comida. Justamente por lo anterior aumentan las Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETAs). 

Enfermedades transmitidas por alimientos aumentan en fin de año

“El mes de diciembre históricamente se caracteriza por ser uno de las más activas en el reporte de Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETAs), de acuerdo a las entidades de control en salud pública, esto se debe, principalmente, a descuidos, por parte de los consumidores, ya sea en la compra, el manejo y el consumo de los alimentos en esta época del año”, explica Javier Francisco Rey Rodríguez, docente – investigador de la Universidad de La Salle en el programa de programa de Ingeniería de Alimentos.

Los alimentos de mayor riesgo de contaminación en esta época del año, son en gran parte los que más se consumen. Para empezar están los cárnicos, los cuales acompañan varias de las cenas en estas celebraciones. También son fuente potencial de contaminación los postres y derivados lácteos, de gran consumo en las mesas colombianas y  las bebidas alcohólicas, infaltables en diciembre.

Por lo anterior Javier Francisco Rey Rodríguez, docente – investigador de la Universidad de La Salle en el programa de programa de Ingeniería de Alimentos, entrega las siguientes recomendaciones.

1.COMPRE EN LUGARES DE CONFIANZA: compre sus alimentos y bebidas en lugares autorizados. Recuerde que lo barato sale caro. No olvide verificar  estado del envase, fechas de vencimiento, y no sobra una mirada atenta a las  condiciones sanitarias mínimas para el expendio de alimentos.  Revise que este sea legal y que sus productos cumplan con los mínimos parámetros de calidad.

2. VERIFIQUE CARACTERÍSTICAS FÍSICAS: Tenga en cuenta el aspecto físico y sensorial de los alimentos adquiridos, por ejemplo no compre, ni consuma carnes a las cuales les sienta un olor rancio color extraño.

3. VERIFIQUE REFRIGERACIÓN:  recuerde que romper la cadena de frio en los derivados cárnicos es el principal factor para la contaminación de los mismos. En algunos lugares aunque el producto está en un frigorífico, este está desconectado porque los dueños buscan ahorro de electricidad. Igual ocurre con los postres.

4. CUIDADO CON LO QUE SOBRA: Trate de no conservar por largos periodos  productos que ya ha llevado a la boca, ya que la saliva es uno de los principales factores en la contaminación de los alimentos.

5. REVISE ENVASES: Para productos empacados al vacío, asegúrese que este envase este sin rasgaduras o agujeros, lo mismo que en los productos enlatados, procure no adquirir aquellos en los que las latas se encuentren golpeadas o maltratadas.

6. EL SELLO EN LAS BEBIDAS ALCOHÓLICAS: no consuma aquellas que no tengan el sello de seguridad en la tapa, que presenten coloraciones extrañas, suciedad, o un olor fuerte a alcohol, fuera del normal.

7. USE ALIMENTOS DE CALIDAD: Prepare sus cenas y postres con materias primas de calidad, si algún alimento le genera sospecha (olores fétidos, sabores diferentes, entre otras), trate de no utilizarlos.

Recuerde que la seguridad alimentaria de su familia depende de la manipulación que usted realice. Sea cuidadoso para que todos disfruten de esta época sin contratiempos.