Actualización: Jue, 14 / Jul / 2011 1:27 pm
Jueves, 14 / Jul / 2011

Consejos para no sentirte con el estómago inflado

La acumulación de líquidos puede ocasionar que ganes algunos kilitos y no precisamente por que hayas comido de más. De cualquier forma, este síndrome te hace sentir un malestar generalizado.

Consejos para no sentirte con el estómago inflado
Seguramente alguna vez todos hemos experimentado la molesta e incómoda retención de líquidos en el cuerpo. Este es un trastorno que se presenta más en las mujeres y puede ser causado por diversos motivos: una dieta inadecuada, cambios hormonales constantes, consumo de sal y azúcar, algunos medicamentos y el sedentarismo o vida poco activa, ¡entre otras muchas razones!

Puedes sentir la acumulación de líquido en áreas localizadas de tu cuerpo, como por ejemplo:

• Abdomen.- Se puede relacionar con el síndrome premenstrual, consumo de anticonceptivos o trastornos renales.

• Cuello, mentón y rostro.- Se puede relacionar con el síndrome premenstrual y algunas reacciones alérgicas.

• Pies y tobillos.-
Está relacionada cien por ciento con problemas cardiacos.

• Caderas y muslos.- Este tipo de retención puede darse por la obstrucción de conductos linfáticos, trastornos venosos y el consumo de algunos medicamentos.

Aquí algunos consejos prácticos para controlar este molesto trastorno:


• Inicia el día bebiendo un vaso de agua con el jugo de medio limón.-
Esto te ayudará a eliminar toxinas, es un excelente diurético y durante el día consume por lo menos litro y medio de este vital líquido. No tiene que ser pura agua, también puedes recurrir a infusiones de distintos tipos, por ejemplo, el té rojo es un excelente diurético.

• Reduce el consumo de sal en tu dieta.-
Evita el salero y trata de aderezar con hierbas y especias. Cuando el organismo consume sal en exceso, ésta no se elimina hasta después de 24 horas, por lo menos.

• Acompaña tu comida con una taza de té caliente.-
Tu estómago digiere mejor las comidas, además de ser un diurético que elimina perfectamente los líquidos retenidos.

• Evita los alimentos pre cocidos.-
Por su alto contenido en sodio, evita al máximo las papas fritas y alimentos enlatados. Si no los encuentras frescos opta por congelados. En cuanto a embutidos reduce su consumo. Busca en el mercado una gran variedad de estos productos en presentaciones “bajas en sal”.

• Consume alimentos ricos en potasio.- Son un excelente recurso para balancear los niveles de líquidos existentes en tu organismo. Consume frutas y verduras las cuales poseen estas características.

• El ejercicio no puede faltar.- Hacer ejercicio de forma habitual (ciclismo, natación, carrera o caminata) ayuda a mantener el balance de los fluidos y a mantener tonificados tus músculos.

• Cuida tu postura sentada.-
Tener el hábito de cruzar las piernas estando sentada, es contraindicado por los especialistas, ya que esta posición no permite la circulación adecuada en las piernas. Cuando llegues a tu casa trata de poner las piernas en alto y descansa, ¡sentirás la diferencia!

• Si puedes, date masaje de drenaje linfático de vez en cuando.- Este hace llegar a las zonas linfáticas sanas el exceso de líquido acumulado, por medio de suaves masajes y vibraciones, además te ayuda a mejorar la circulación, várices y celulitis.

Recuerda, si la retención es constante, tu cuerpo te puede estar avisando de algún otro problema o afección, de ser así, ¡no lo dudes y consulta al médico inmediatamente!

Gabrimar Lascurain