Actualización: Mié, 21 / Sep / 2011 3:01 pm
Miércoles, 21 / Sep / 2011

Póngale atención a los dolores de espalda que vienen y van

Más de 70 millones de personas en todo el mundo sufren de espondiloartritis. En la actualidad, aproximadamente 300 mil pacientes en Colombia padecen de espondiloartritis.

Póngale atención a los dolores de espalda que vienen y van
La espondiloartritis está  sub diagnosticada  y en la mayoría de casos las enfermedades que la componen se confunden con otras, por la aparición de síntomas similares, como por ejemplo el dolor lumbar con el cansancio o estrés.

Con esta enfermedad, el dolor y la falta de movilidad a la hora de dormir se convierten en una tortura.

El próximo 24 de septiembre se realizará en Bogotá la Primera Jornada de Evaluación Médica Gratuita para la Detección de la Espondiloartritis.
 
Espasmos, rigidez en el cuello, dolor en la espalda baja, cintura, cadera, ingles  y nalgas e inflamación y molestia en las rodillas y parte posterior del talón así como disminución en la movilidad son sólo algunos de los síntomas reportado por los pacientes con espondiloartritis que sufren de esta enfermedad de difícil detección y que aparece usualmente antes de los 45 años de edad, tanto en mujeres como en hombres.

Antes de ser diagnosticado,  Julio Pérez visitó 10 profesionales de la salud, entre médicos generales, especialistas, homeópatas, acupunturistas y además yerbateros y curanderos y sólo después de 10 años un reumatólogo le hizo un diagnóstico certero y le inició un tratamiento integral que incluye medicamentos, rehabilitación física y nutrición adecuada que le ha permitido estabilizar su enfermedad y mejorar la calidad de vida.
 
La mayoría de los pacientes sienten que su vida laboral está seriamente afectada por la limitación física a la que se ven enfrentados día tras día y algunos han sido víctimas de despido de sus lugares de trabajo.  Entre la sintomatología más frecuente de quienes padecen esta enfermedad está despertarse repetidamente en las noches por la incapacidad de voltearse en la cama sin ayuda y despertarse peor que cuando se acostaron, sentir pánico en la noche cuando su cuerpo se bloquea y no poder moverse, como lo afirma Henry Ferro, quien lleva 8 años con esta afección.

Movimientos como pararse rápidamente se convierten en todo un reto, además los espasmos musculares, los calambres  y el fuerte dolor de espalda baja, cintura y nuca que vienen y se van.
 
Los dolores en las articulaciones se hacen cada vez más frecuentes limitando el movimiento y deteriorando notablemente la calidad de vida del paciente con espondiloartitis. Con el tiempo, las personas con esta patología tienden a encorvarse debido al dolor en los hombros, la espalda alta y el cuello. “Mi padre tiene tan sólo 40 años y ya parece un anciano” afirma Julie Pedraza hija de uno de los pacientes, “ni siquiera se puede amarrar los zapatos él mismo, necesita ayuda para bañarse y cambiarse de ropa, ha perdido totalmente la independencia, camina como un robot en cámara lenta  a causa  del dolor.  Mi  mamá es quien lo atiende todo el tiempo.  Para mí ha sido realmente difícil ver a mi padre llorar por dolor”.

Y es que la vida para el paciente con esta enfermedad es difícil, pero también lo es para sus familiares, quienes ven el deterioro paulatino de su ser querido a causa de los dolores constantes, la incapacidad para valerse por sí mismo,  los cambios de humor y la depresión, ocasionados por la imposibilidad de manejar esta situación.
 
El próximo 24 de septiembre Bogotá será la sede de la primera Jornada de Evaluación Médica Gratuita para la Detección de la Espondiloartitis. Los pacientes interesados en asistir deben inscribirse previamente en la línea 018000180065 ,para una primera evaluación.

La espondiloartritis o espondiloartropatía constituye un conjunto de enfermedades autoinmunes inflamatorias articulares,  como son: la espondilitis anquilosante,  la artritis reactiva, la artritis psoriásica, la artritis asociada a las enfermedades inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y la espondiloartritis  indiferenciada.
 
Según el doctor Edwin Jáuregui, médico reumatólogo, cada una de estas enfermedades poseen forma distinta de desarrollo pero tienen características comunes, como la inflamación de las  articulaciones que transmiten el peso de la columna vertebral a los miembros inferiores y la columna. Esta enfermedad puede afectar otros órganos, como los ojos, la piel, el corazón, los pulmones o los intestinos.

El síntoma más característico de la espondiloartritis es el dolor de espalda.

 
Recuerde:
- Si su dolor tiene más de tres meses y comenzó antes de los 45 años de edad

- Si ha sufrido de espasmos, rigidez en el cuello, dolor en la espalda baja, cintura, cadera, ingles  y nalgas e inflamación y molestia en las rodillas y parte posterior del talón así como disminución en la movilidad.

- Si su dolor se alivia con el movimiento

- Si su dolor se hace más intenso en las noches cuando descansa

- Si los antiinflamatorios lo hacen sentir mejor

- Usted puede estar sufriendo de espondiloartitis

- Consulte con su reumatólogo