Actualización: Jue, 25 / Jul / 2013 11:35 am
Jueves, 25 / Jul / 2013

Hablemos de los mitos y realidades del bebé prematuro

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren más de un millón de recién nacidos a pre-término.

Hablemos de los mitos y realidades del bebé prematuro
Antes del nacimiento, los padres de familia no están informados sobre los cuidados que debe tener un bebé prematuro.

Se calcula que en Colombia el 12 por ciento de los recién nacidos son prematuros. Estos requieren un cuidado especial, que en la mayoría de los casos se ve influenciado por el desconocimiento de sus padres, creando mitos sobre el cuidado y las complicaciones que pueden desarrollar a futuro.

Según la Organización Mundial de la Salud, se determina que un bebé es prematuro cuando nace antes de que se hayan completado 37 semanas de gestación, teniendo en cuenta que un embarazo normal es de 40 semanas. 

“Un bebé prematuro puede sobrevivir a partir de los 6 meses de edad gestacional. En Colombia, se estima que un recién nacido entre los 500 y 750 gramos, en una de las mejores unidades neonatales del país, puede tener un nivel de sobrevida del 50 por ciento”, aseguró el Dr. Juan Gabriel Piñeros, médico neonatólogo.

Las inquietudes más frecuentes realizadas por los padres de familia en Colombia están relacionadas con las secuelas que podría tener el bebé prematuro a largo plazo. Algunos padres le atribuyen al parto pre-término complicaciones como las enfermedades respiratorias y las alteraciones neurológicas.

“Antes del nacimiento, los padres no están informados sobre los cuidados que debe tener un bebé prematuro. Sin embargo, después de que éste nace, los profesionales de la unidad de recién nacidos son los encargados de brindar la información necesaria para garantizar su salud y desarrollo”, afirmó el Dr. Juan Gabriel Piñeros, médico neonatólogo.

Por esta razón, el especialista resuelve algunas de las inquietudes más frecuentes realizadas por los padres de familia en el país. 

Mito o Realidad

¿Pueden presentar a largo plazo enfermedades respiratorias?
Cierto, los bebés prematuros están propensos a padecer enfermedades respiratorias, debido a que sus pulmones no están totalmente formados. Se calcula que entre el 10 y el 25 por ciento de los bebés que regresan al hospital, lo hacen por causa del Virus Sincitial Respiratorio, el cual afecta los pulmones y las vías respiratorias del recién nacido. 

¿Un bebé prematuro puede presentar daño cerebral?
Sí, es cierto que los bebés prematuros tienen mayor riesgo de presentar alteraciones neurológicas. Por esta razón, es fundamental que se les realice un seguimiento por parte del neurólogo y se establezca una terapia física de atención especializada. Debido a la inmadurez de su cerebro, los bebés prematuros pueden desarrollar complicaciones a largo plazo, como paralisis y hemorragias cerebrales. 
  
¿Se debe evitar el contacto con el bebé prematuro?
Cuando el bebé prematuro es dado de alta de la unidad neonatal es más propenso a contagiarse de algún tipo de virus. Por esta razón, recomendamos que se le restrinjan las visitas de las personas que no son cercanas a la familia. Hay que tener en cuenta que los niños son la mayor vía de contagio para los bebés prematuros, precisamente porque en los jardines y en los colegios se presentan con frecuencia gripas y otros tipos virus. 

¿Se puede amamantar al bebé prematuro?
Si el bebé nace antes de la semana 35 no está en condiciones de succionar el seno de la madre. En estos casos se alimenta al bebé con leche materna por medio de una sonda que va desde la boca hasta el estómago. Así mismo, es necesario estimular la maduración y la movilidad del intestino del prematuro.

¿Se debe vacunar a un bebé prematuro?
Los bebés prematuros deben recibir las mismas vacunas que un niño nacido a término, es decir, a partir de los 2 kilos de peso.

Es fundamental que los padres de familia ante cualquier inquietud sobre los cuidados del bebé prematuro recurran al médico neonatólogo para aclarar sus dudas y garantizar el óptimo desarrollo y crecimiento del recién nacido.