Colombia.com Bogotá Martes, 15 / Sep / 2015

Cinco mentiras sobre el amor que siempre has creído

Archivado en Sexualidad

Las mentiras del mundo más aterradoras son las que van penetrando lentamente en nuestras vidas cotidianas a través de los medios. Esas pequeñas mentiras son repetidas una y otra vez hasta que nuestras mentes comienzan a creerlas.

Cinco mentiras sobre el amor que siempre has creído
Cuando la chispa se apaga, el amor se acaba, es una de las mentiras.

Las siguientes son cinco de esas mentiras sobre el amor que probablemente usted haya comenzado a creer:

1. Amar es nunca tener que decir ‘lo siento’.
Quien haya tenido en alguna oportunidad una relación saludable sabe que esto es totalmente falso. Obviamente, la persona a la que se le ocurrió esa frase sabe muy poco sobre el amor verdadero. Una buena relación depende de la capacidad de una pareja para resolver conflictos. Quienes no saben cómo superar problemas, pedir disculpas por los errores y perdonar las ofensas recibidas, no son demasiado capaces de mantener relaciones amorosas. Recuerde, nadie es perfecto. Usted tampoco. Ni la persona que ama. Por ende, habrá equivocaciones y habrá sentimientos heridos. Cuando verdaderamente se ama a alguien, se hace todo lo que sea necesario para hacer bien las cosas cuando los tiempos se ponen difíciles. El amor significa decir ‘lo siento’ con frecuencia y perdonar repetidamente.

2. Cuando la chispa se apaga, el amor se acaba.
El hecho de que no haya chispas y mariposas dando vueltas como antes, no significa que el amor haya muerto. Esa sensación de embeleso y excitación no es amor; es un producto del amor. Pero el amor verdadero es querer tan profundamente a otra persona que su felicidad y bienestar son más importantes que los nuestros.

Esas sensaciones palpitantes son, por supuesto, importantes en una relación romántica. Pero no cometa el error de pensar que su amor desapareció si esas chispas se desvanecen. No se dé por vencido o por vencida tan fácilmente. Si perdió su destello, ¡hágalo brillar! Analice su relación y busque qué está faltando. Trabaje en esas cosas con la persona que ama y vuelvan a enamorarse.

3. El amor es descartable.
Es triste admitirlo, pero vivimos en un mundo tremendamente egoísta. Los medios nos han inculcado en la mente la idea de que todo es descartable. Si se le rompe el teléfono, consiga uno mejor. Si la ropa no está a la moda, cómprese prendas nuevas. Si su matrimonio no es todo lo que usted soñó, tírelo y encuentre algo mejor. Es realmente patético.

Es hora de que despertemos y nos demos cuenta de que ciertas cosas están hechas para durar. El amor no es un juguete que a la larga debe ser reemplazado por otro más reluciente. El amor verdadero fue hecho para soportar cualquier cosa. No fue pensado para ser temporario. No fue pensado para tirarlo por la borda.

4. ‘Eternamente felices’ no existe.
Quienquiera que haya comenzado a creer esta mentira probablemente oyó, dijo o pensó algo parecido a “Bienvenidos al mundo real”. Por desgracia, este “mundo real” suele ser visto como un mundo de dolor, sufrimiento, penurias y ciertamente sin finales felices. ¿Por qué hemos elegido convertir la “visión del mundo” en negativa? Sí, la vida es difícil –más difícil de lo que creíamos que sería. Pero eso no es lo único que la vida tiene para ofrecer. En medio de las pruebas, podemos no obstante elegir ser felices y amar con todo el corazón. No, la vida no es un cuento de hadas. No, los cuentos de hadas ni siquiera son reales. Pero, créase o no, no se necesita un príncipe azul para llegar al “eternamente felices”.

5. Lo único que se necesita es amor.
Esta es una mentira muy popular que, lamentablemente, muchos han comenzado a creer. Piensan que teniendo amor, nada más importa. Es un error. El amor es maravilloso, pero no es “todo lo que necesito”. Si usted quiere que su relación perdure, necesita una amistad agradable, una confianza absoluta, sentimientos de respeto, una gran cuota de perdón, montones de paciencia, comunicación efectiva, un apoyo total y toneladas de risas.

Su relación no sobrevivirá los numerosos sobresaltos de la vida si se basa exclusivamente en el romanticismo. Si no está anclado en cosas más profundas, desaparecerá ante el primer indicio de tormenta. Este amor profundo y verdadero no evita que ocurran esas cosas pero hace que la vida valga la pena.

Interlatin / Emily Sanders, DNS.