Actualización: Mar, 13 / Dic / 2011 12:00 pm
Martes, 13 / Dic / 2011

Hablemos del sexo en Colombia con Flavia Dos Santos

La brasileña Flavia Dos Santos reconoce la utilidad de la pornografía y cree que Colombia podría ser líder en temas de sexualidad. Tras lanzar su libro ¿Qué hago con el sexo?

Hablemos del sexo en Colombia con Flavia Dos Santos
¿Para quiénes está dirigido su libro ‘Qué hago con el sexo’?

Para todos los curiosos.

¿Conoce en Colombia un libro de sexo más desparpajado (atrevido) que el suyo?

No creo que sea desparpajado. No es mojigato. Llamo las cosas por su nombre y trato todos los temas con sinceridad y mucho conocimiento científico.

¿Cuál es su relación con el sexo?

Es un eterno y placentero aprendizaje.

¿Qué le causa pudor?

La intolerencia con la diversidad.

¿Cuáles son las patologías sexuales que más identifica en los colombianos?

Eyaculación precoz y anorgasmia en las mujeres.

¿Hablar de sexo está dejando de ser un tabú?

¡Lógico! Creo que tenemos todo el potencial para que en Colombia seamos líderes en sexualidad.

¿Cuáles son los temores más comunes de los colombianos en la cama?

Satisfacer sus deseos reales por miedo a la crítica, el rechazo o el juicio ajeno.

¿Qué cree que les provocan los casos de zoofilia?

La dificultad de comunicarse con el otro, de hablar qué quiere y siente. De cierta forma, los animales son ‘seguros’, porque no hablan, no juzgan y no abandonan, así la persona no se siente vulnerable.

Una pregunta recurrente... y su respuesta.

¿Sexo anal es normal? Sí lo es siempre y cuando los dos lo deseen y sientan placer.

La fantasía más común de los hombres en la cama.

Su propio harén, con muchas mujeres al tiempo y capaz de satisfacerlas a todas.

¿Y de las mujeres?

Sentirse dominada y obligada en el sexo. Pero eso son estadísticas... El imaginario erótico de cada uno es personal y variadísimo.

¿Cuál es la clave para que el sexo no se convierta en una monotonía con el paso del tiempo?

Pensar en sexo constantemente, agendarlo como compromiso y ver a la pareja como un mundo nuevo a descubrir en cada encuentro.

¿Puede la atracción sexual durar para siempre o existen lapsos como de los que se habla en el enamoramiento?

Puede. Lo que pasa es que hay momentos donde se canaliza la energía hacia otras direcciones, pero no significa que se acabó, por eso hay que mantener constantemente la creatividad y la conexión.

¿Cuáles son las preguntas más comunes sobre el sexo mientras se está en embarazo?

El miedo de lastimar al bebé. Eso no pasa, y si el médico lo permite, todo está bien.

¿Los colombianos son conscientes del uso del condón?

Aún no. Sigue siendo un tabú y el no uso de éste “es visto como prueba de amor”. Hay que darle más duro a las campañas.

¿Les falta a los colombianos ser más atrevidos en la cama?

No. Les falta ser más honestos con ellos mismos y con el otro.

Su juguete sexual preferido.

Mi imaginación.

Y Flavia, ¿qué hace con el sexo?

Hablo, estudio, hablo, estudio, hablo...

¿Qué tan útil es la pornografía?

Bastante. Es una herramienta efectiva para la terapia sexual de pareja.

El caso más curioso que le haya llegado al consultorio.

Una pareja casada por cinco años que nunca ha logrado tener sexo por pura falta de conocimiento corporal.

¿Cree que los hombres prefieren una ‘dama en la mesa y una fiera en la cama’?

Creo que los hombres prefieren cualquier cosa, menos que no los comparen ni los abandonen.

¿Qué tan coqueta se considera?

Mucho, ¿hay algo más divertido que coquetear y disfrutar las relaciones de forma relajada y próxima?

Una señal provocadora.

Las miradas. Los ojos son un arma poderosa para provocar y seducir. El problema es que la tecnología de hoy nos está alejando de los ojos ajenos. Todos caminan leyendo, chateando, digitando...

¿Dónde habita el erotismo?

En la cabeza. Es la capacidad de erotizar que nos diferencia de los animales en el sexo.

ENTREVISTA EL ESPECTADOR