Colombia.com Bogotá Martes, 06 / Sep / 2016

¿Por qué nos gustan los chicos malos?

Seguramente te has preguntado esto por lo menos una vez en la vida. Aquí te decimos qué tienen los chicos malos que nos atraen tanto.

¿Por qué nos gustan los chicos malos?
Los chicos malos gustan.

Pero, ¿cuál es la razón para que eso sea así? La mejor explicación que nos han dado se relaciona directamente con la capacidad que tienen los chicos malos para venderse bien, porque desarrollan la capacidad para embaucar y competir con posibles pretendientes.

Aunque el interés por la mujer en cuestión no pase de querer pasar con ella sólo un rato.

Te puede interesar: Una noche de borrachera te afecta una semana entera.

¿Por qué nos gustan los chicos malos?

Psicológicamente hablando, podría decirse que la naturaleza instintiva e inconsciente de la mujer se inclina por buscar a quien le ofrezca seguridad y protección, y a razón de eso pone su atención en hombres de carácter fuerte, egoístas, aventureros, que alardean de ser almas libres y seguros de sí mismos y que a primera vista no dejan ver que también
son desagradables, bruscos y cínicos.

Además: ¿Cómo hago para que mi novio me extrañe?.

Y ahora, ¿qué tiene de malo que nos gusten así?

Partamos del punto de que los llamados “chicos malos” no quieren ser atrapados, es más, huyen del compromiso.

Sin embargo, siempre existirá la mujer que quiera atrapar en sus redes a un hombre con esas características, como si eso le diera algún tipo de estatus dentro de sus amigas y conocidas.

El problema surge que en esa lucha de intereses la mujer se empecina en poner en un pedestal al hombre en cuestión, y con esto comete el error de justificar (enmascarar) el trato brusco y déspota como protector, el cinismo como sinceridad entre otros.

Lo grave del asunto es que cuando se dan cuenta de que están en una RELACIÓN TÓXICA se les hace muy difícil salir de ella, por eso resulta siempre mucho mejor “prevenir que curar”.

Esto dicen algunos hombres sobre esto:

¡Tú tranquila!

Por fortuna, a medida que la mujer va madurando y adquiriendo experiencia en el área afectiva, del mismo modo va cambiando sus gustos en hombres. 

Así, comienza a ser más exigente, a fijarse más en la forma de ser del hombre que les agrada; esto ocurre bien sea porque han cometido tantos errores en el pasado al sostener relaciones afectivas con hombres que las han maltratado, que ya no quieren volver a pasar por eso o bien porque aprenden a valorar lo que antes no y quieren evitarse dolores de cabeza innecesarios.

Deseret News / Colombia.com

Más noticias: