Colombia.com Bogotá Miércoles, 11 / Sep / 2019

11 de septiembre: Se cumplen 18 años del fatal atentado en Estados Unidos

Pese a las señales, la CIA no pudo frenar los ataques.

11 de septiembre: Se cumplen 18 años del fatal atentado en Estados Unidos
Un día que refleja la oscuridad del poder. Foto: Twitter @Claudyalex

Hace 18 años el mundo fijaba sus ojos en Estados Unidos, exactamente a las 8:46 de la mañana inició la angustia de miles de personas que no solo se encontraban en Nueva York, si no de aquellas que no obtenían noticias de sus familiares y, para colmo de males, se encontraban en otro país, muy lejos de ellos.

Aquel martes 11 de septiembre del 2001, las autoridades aéreas ordenaron el cierre inmediato de todos los vuelos y pidieron su pronto aterrizaje en el aeropuerto más cercano. Lo que parecía una mañana tranquila para aquellos que se dirigían a cumplir con su cotidianidad, resultó en el peor episodio que, quizás, al día de hoy, hayan podido presenciar.

Al Qaeda, que para la CIA traducía “La gran boda”, se convertiría en un dolor de cabeza al no haber detectado sus textos poéticos y haber subestimado a aquel gran seguidor de Mahoma, Usama Bin Laden.

Este hombre, por medio de sus discursos logró cautivar a más de 20.000 personas que para los atentados del 11 de septiembre, se encontraban dispuestos a morir por la causa y la ideología de este patrón.

Al ser así, este día ejecutaron lo que en una cueva llevaban planeando, quizás, años. Aproximadamente a las 8 de la mañana, despegó de Boston hacia Nueva York, un Boeing 767 comercial de American Airlines, el cual fue secuestrado durante su recorrido, finalizado en un choque a las 8:45 de la mañana contra una de las ‘Torres Gemelas’, la denominada Norte.

Seguían las especulaciones de que otro avión podía estar secuestrado, hasta que las dudas se resolvieron, pues un avión de la misma compañía impacta contra la segunda torre, la Sur. El impacto genera explosiones que, trágicamente se podían observar desde las avenidas principales de Manhattan.

Al World Trade Center, se acercaban aproximadamente 50.000 personas a realizar sus funciones, lo que para entonces reflejaba una preocupación indescriptible, pues aproximadamente, a las 9 de la mañana que se generaba el segundo impacto, había 6 muertos y más de mil heridos.

Una hora y veinte minutos después, se desploma la torre que recibió el segundo impacto, es decir, La Torre Sur.

Otro tercer avión se notifica que se encuentra secuestrado y se dirigía al Pentágono, el cual es la sede principal de las Fuerzas Armadas en Washington D.C. Debido a las alarmas, el edificio se evacua inmediatamente, para que, finalmente, quede envuelto en llamas y pasados minutos, se desplome aumentando el pánico en todo Estados Unidos, pues no se sabía con seguridad si se presentaría otro atentado. Sin embargo, las sospechas del cuerpo de investigación serían ciertas, por lo tanto, comienzan a evacuar los principales edificios: La Casa Blanca, el Departamento de Estado, la ONU y principales edificios de Washington. Quedó Estados Unidos a la merced de Bin Laden.

A las 10:38 de la mañana, después de que el cuerpo de Bomberos y la Policía intentara salvar la mayor cantidad de vidas posibles, se derrumba la segunda Torre del World Trade Center en Nueva York, denominada como Norte. Personas alrededor del mundo, ven cómo se desploma y queda en escombros una de las emblemáticas y representativas estructuras para los estadounidenses.

Pensando que no podía ser peor la situación, a las 10:55 de la mañana, aparece un cuarto avión estrellado en el Estado de Pensilvania de la compañía de American Airlines que, aparentemente, había perdido el contacto con la aeronave en donde se encontraban 45 personas, las cuales perdieron su vida.

Este día, millones de familias lloraban alrededor del mundo viendo las noticias, pues no solamente contaban con familiares allí, también se nublaban los corazones de las personas que no podían creer cómo la humanidad se podía ver en vuelta en tanta oscuridad.

18 años después, el 11 de septiembre sigue siendo un día para hablar de conflicto: ¿Hasta dónde puede llegar el ser humano por reconocimiento y poder? La ambición es intangible.

Juliana Palomino - Colombia.com