Cambio de Moneda

Instrucciones

  • 1. Ingrese la cantidad a convertir.
  • 2. Seleccione en la parte izquierda la moneda que representa la cantidad a convertir.
  • 3. Seleccione en la parte derecha la moneda a la cual desea covertir la cantidad ingresada.
  • 4. Presione el botón "Convertir".
A

Las conversiones se basan en los promedios de las variaciones oferta/demanda durante el día de las diferentes monedas con respecto al dólar. Para el caso del peso colombiano este promedio no equivale a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), ya que el TRM es la tasa de cambio con que abre y cierra el dólar en el mercado colombiano. Igualmente para el Euro, el valor visualizado en la parte inferior corresponde al valor de apertura y cierre en el mercado colombiano y no al promedio de variaciones.

COMPORTAMIENTO HISTÓRICO DE LA TASA REPRESENTATIVA DEL MERCADO (TRM)

Valores en pesos colombianos equivalentes a 1 dólar americano
Fuente: Banco de la República

  • Enero 2020

    DomLunMarMiéJueVieSáb
    1
    2
    3,277.14
    3
    3,258.84
    4
    5
    6
    7
    3,262.05
    8
    3,264.26
    9
    3,254.42
    10
    3,253.89
    11
    12
    13
    3,272.62
    14
    3,288.05
    15
    3,278.83
    16
    3,296.74
    17
    3,313.40
    18
    19
    20
    21
    3,320.77
    22
    3,347.91
    23
    3,337.77
    24
    3,353.76
    25
    26
    27
    28
    29
    30
    31
    Miércoles 1
    Jueves 23,277.14
    Viernes 33,258.84
    Sábado 4
    Domingo 5
    Lunes 6
    Martes 73,262.05
    Miércoles 83,264.26
    Jueves 93,254.42
    Viernes 103,253.89
    Sábado 11
    Domingo 12
    Lunes 133,272.62
    Martes 143,288.05
    Miércoles 153,278.83
    Jueves 163,296.74
    Viernes 173,313.40
    Sábado 18
    Domingo 19
    Lunes 20
    Martes 213,320.77
    Miércoles 223,347.91
    Jueves 233,337.77
    Viernes 243,353.76
    Sábado 25
    Domingo 26
    Lunes 27
    Martes 28
    Miércoles 29
    Jueves 30
    Viernes 31
 

Indicadores Económicos

Dólar: $ 3,353.76

Euro: $ 3,698.86

COLCAP
1.648,1800
DTF
4,62
Petróleo WTI
US$ 55,5
Café (Libra)
US$ 1,46

2020: A BAILAR AL RITMO DEL DÓLAR

Con una moneda norteamericana en niveles de precio histórico, Colombia debe aprender a cogerle el paso este año porque su valor puede aumentar.

Dice el Gran Combo de Puerto Rico en una de sus famosas canciones de salsa que “Si el año pasado tuvimos problemas, quizás este año tengamos más”, pero si la comparamos en materia económica y concretamente con el precio del dólar, podríamos convertirla en “Si el año pasado el dólar subiera, quizás este año suba más”.

No importa si la rima queda coja porque la realidad es una sola, la divisa verde parece que no tiene atajos en su valor y esos impensados $3.500 que rebasó, posiblemente se queden cortos en este 2020, según lo explican los expertos.

Dolar

Si el baile económico mundial estuvo bien agitado en el 2019, el nuevo año arrancó con la música a todo volumen, las agresiones de Estados Unidos contra Irán, desató no solo la ira de oriente sino que puso por enésima vez al orbe en ascuas ante una nueva tensión militar que siempre amenaza con una confrontación sin precedentes.

Cuando se producen este tiempo de tensiones, el petróleo siempre entra al baile y su precio se contonea como bailarín de champeta. Como somos una economía frágil y especialmente dependiente, cualquier contoneo que tengan los protagonistas del baile económico mundial nos afecta, y sí el dólar sube a muchos les daña el caminado.

Otro asunto que tiene al mundo sentado y marcando el ritmo con los zapatos son las tirantes relaciones comerciales entre los Estados Unidos y China y un nuevo acuerdo comercial, ya pasaron las épocas en los que China iba a los bailes y el gigante norteamericano ponía la música de su antojo, ahora los chinos eligen si quieren bailar y qué música sí les suena.

La sobreoferta de petróleo en el mundo genera un déficit comercial muy alto y por ende, malestar social y político que afecta especialmente a los países de América Latina, Colombia no es la excepción y como nuestra economía a duras penas se mantiene en pie, los fenómenos económicos globales le dan tres vueltas, suficientes para dejarla bien mareada y con ganas de hacer como la Cenicienta y dejar el baile, la diferencia es que en el cuento al príncipe no le importaba si la hermosa chica era pobre y al encontrar su zapatilla salía en su búsqueda; el príncipe actual usa copete y está más interesado en recortar el terreno de poder global que ha perdido en los últimos años que en buscar pareja por este lado.

Dolar

El alto precio del dólar afecta la economía nacional provocándole fuertes dolores de cintura ya que define los precios de la importación de materias primas y servicios traduciéndose en alzas en diferentes productos y afectando las cifras de inflación. Ni hablar del precio de los combustibles porque a pesar de ser productores de hidrocarburos también somos importadores y generalmente debemos azotar la baldosa al son de la música que tocan los grandes.

Se supone que nuestros grandes economistas hacen que el país baile desde mambo hasta breakdance, y que gracias a su habilidad no hemos abandonado la pista al bailar con las descoordinadas potencias, que medio troncos y así nos pisen los callos son los dueños de la fiesta.

En este 2020 nos tocó agarrarle el paso a la realidad al son que nos toquen y a muchos bailar con la más fea, eso significa que tendremos el precio del dólar alto, ojalá las decisiones económicas que se tomen sean las más adecuadas y que este despelotado baile mundial tome un acertado ritmo.

¿Y dónde están los billetes de $100.00?

Por ahora pagar con un billete de esta denominación puede ocasionar más de una molestia.

Si le pregunto qué personaje aparece en los billetes de $100.000 seguramente usted se quedará viendo un chispero, le dará por nombrar a cuanto prócer o expresidente se le ocurra y difícilmente acertará, claro está, a menos que usted sea de aquellos pocos que cuenta o ha contado entre sus manos con tan singular papel moneda.

De pronto usted no quiere pasar por ignorante y si en un billete ya aparece García Márquez y hasta el científico tolimense Julio Garavito por qué no podría adornar James Rodríguez o Nairo Quintana la verde superficie de esas cien ‘barras’. Ah, le recuerdo que el billete es de color verde, pero no verde al estilo dólar sino más bien verde descolorido como las selvas nuestras, esas que en surcos de dolores ven como la deforestación y la minería legal e ilegal germinan ya.

Billete de Cien mil pesos

Quienes lo conocen y lógicamente quienes lo crearon (Banco de La República) elogian su diseño, consideran que es uno de los más hermosos jamás producidos pero detrás de su estética se esconde un asunto de mayor denominación que su cifra, se trata de la devaluación del peso colombiano porque a mayor cantidad de ceros a la derecha, significa mayor devaluación, algo común en nuestras frágiles economías latinoamericanas.

Como siempre el mal de algunos es el consuelo de otros, entonces damos una mirada a través de la historia para sorprendernos con que en Hungría en el año 1945 se imprimieron billetes de 100 trillones de pengos, la moneda de la época en el país del este de Europa.

¿Cómo sería si nuestra situación fuera similar?, Si uno hace malabares para que le cambien un billete de $50.000, ¿cómo sería para cambiar un hipotético billete de $1 millón?

Pero volvamos a la historia de nuestro billete de cien mil y su extraña escasez, según el mismísimo Banco de la República, la poca circulación que tiene se debe a que un alto porcentaje se encuentra guardado como reserva. Hace ya tres años que se lanzó al mercado y de cada 10 billetes, seis ya están en circulación, con la promesa de que gradualmente se pondrán más.

El asunto es que a este desteñido billete muchos le hacen el feo, especialmente cuando de hacer transacciones se trata, en varias ciudades colombianas simplemente no lo reciben y en lugar de que quien lo porta se alegre, contrariamente muestra molestias porque es un asunto engorroso.

Viéndolo bien, el ‘billetico’ no tiene la culpa, el hermoso Valle del Cocora del Quindío adorna una de sus caras y el ex presidente liberal Carlos Lleras Restrepo la otra, lo malo es que cuando inunde las calles y con el estado de nuestra economía va a dar pesar sacarlo de la billetera porque “billete que se saca, billete que se acaba”.

Billete de Cien mil pesos

La razón de los especialistas para la escasez del billete en las calles es que justamente en estas las transacciones realizadas son de menor valor y el Banco de la República los pone en circulación de acuerdo a la demanda dentro de la dinámica comercial y económica.

Aunque pueda ser molesto siempre es preferible contar con billetes de $100.000, ojalá muchos porque con una buena cantidad debajo del colchón, en la cuenta bancaria o en los bolsillos, este billetico parecerá el más lindo del mundo.