Colombia.com Bogotá Viernes, 28 / Jun / 2019

¿Por qué el 28 de junio se conoce como el Día del orgullo LGBT?

La represión policial ocurrida en New York y la póstuma revelación de la comunidad LGBT, en 1969, dieron pie a la conmemoración del respeto a la equidad y la diversidad en el mundo.

¿Por qué se conmemora el día del orgullo LGBT?
El Día del Orgullo LGBT cumple 50 años este 28 de junio. Foto: Twitter

Hoy, 28 de junio se conmemora en todo el mundo el ‘Día del Orgullo LGBT’. Redes sociales, medios de comunicación, negocios y otro tipo de sitios, virtuales y físicos, se han unido al grito de equidad que durante años han pedido millones de personas homosexuales y trans en el mundo.

Ahora bien, aunque se ha logrado un reconocimiento mediático de este día, para muchas personas es aún una incógnita el por qué se decidió esta fecha como aquella en la que se recordaría el respeto por los derechos humanos de esta población.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

En contra del rechazo

Los años 60 fueron una época en que las banderas revolucionarias se izaron en el aire. La ideología hippie, el rechazo a la Guerra de Vietnam, los movimientos afros, entre otros actos de inconformismo se tomaron a gran parte de América, en especial, Estados Unidos.

Sin embargo, había una comunidad que, aunque había mostrado destellos de rebeldía, no se había plantado en firme contra las leyes desiguales en ese país: los LGBT. Los estadounidenses que “salían del closet” eran altamente perseguidos por las autoridades, debido a que se creía que este tipo de comportamientos eran ajenos a la raza humana como tal, es decir, “un crimen contra la naturaleza”, tal y como lo explica la BBC.

En consecuencia, los homosexuales no eran tenidos en cuenta dentro de la sociedad norteamericana, mas que para recibir toda clase de insultos y rechazo: no podían ocupar ningún cargo estatal, ya fuera gubernamental o de fuerza, ni tampoco aspirar a ser parte de gremios como los abogados o médicos.

Un grito de liberación

Con todo esto (derechos personales y profesionales violados), esta comunidad no se había levantado de la forma en que lo hizo el 28 de junio de 1969 en Stonewall.

Stonewall Inn, un bar gay ubicado en New York, era el único en su época que permitía, con toda libertad, que sus clientes expresaran su amor y más secretos “deseos”. En ese lugar, tranquilamente, se podían observar a las personas del mismo sexo bailando, acariciándose o besándose. Otros, simplemente, cambiaban sus ropas y se permitían la libertad de vestirse no como la sociedad creía, sino como se sentían mejor.

No obstante, la época de Stonewall contrastaba con estos sentimientos. El bar estaba en la mira de los policías de la ciudad. No pasaba un día en que los uniformados no llegaran hasta el lugar en busca de identidades falsas, alcohol ilícito u hombres con ropa de mujer, en una “formalidad” que se había normalizado, incluso, entre la población LGBT.

Pero todo cambió en 1969. El 28 de junio, miembros de la policía se disfrazaron de civiles y fueron testigos de lo que no se había visto en otras ocasiones: la libertad gay en su máximo esplendor. Como era de esperarse, estos actos fueron vistos como el crimen más atroz, por encima de los negocios de la mafia que se manejaban dentro del bar o los sobornos que habían recibido los uniformados durante los meses previos a ese día.

Como era normal, empezaron las molestas requisas a los clientes, quienes en esta ocasión sintieron con rabia el vil acto de la policía. Para ellos no fue aceptable que la autoridad hubiese armado un operativo en su contra, como si de criminales se tratase. ¡En ese momento la bomba explotó!

Los policías recibieron insultos, golpes y otras formas de rechazo al trabajo que realizaban. El bar se convirtió en un sitio de guerra, en el que botellas y monedas volaban en busca de acabar con la represión a la igualdad.

Por supuesto, los alrededores no fueron ajenos a esta situación, haciendo que cientos de personas homosexuales salieran a la calle a defender lo que por tantos años se consideraba indefendible. La diversidad pasó a primer plano y el planeta entero reconoció la necesidad de avalar una verdadera equidad.

Así, en ese momento, hace ya 50 años, inició lo que hasta hoy se conoce como el “big bang” de la lucha por los derechos LGBT en el mundo.

Redacción Actualidad - Colombia.com