Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Capturan a narcotraficante que rezaba cargamentos para que no fueran descubiertos

Juan Carlos Cuesta Córdoba, alias “Gordo Rufla” de 29 años es un narcotraficante capturado en Montería y según las autoridades es elemento importante en la organización criminal denominada “el clan del golfo” y hombre de confianza de “Otoniel”, cabeza de dicha agrupación delictiva.

"Gordo Rufla" era el hombre de confianza de "Otoniel", cabeza máxima del Clan del golfo. Foto: Twitter @Diego_Molano
"Gordo Rufla" era el hombre de confianza de "Otoniel", cabeza máxima del Clan del golfo. Foto: Twitter @Diego_Molano

Juan Carlos Cuesta Córdoba, alias “Gordo Rufla” de 29 años es un narcotraficante capturado en Montería y según las autoridades es elemento importante en la organización criminal denominada “el clan del golfo” y hombre de confianza de “Otoniel”, cabeza de dicha agrupación delictiva.

Las labores del narcotráfico dejaron de basarse en la compra de autoridades y en la pericia de los delincuentes, pues muchas veces las autoridades también se han preparado y pueden llegar a ser más ágiles e inteligentes que los traficantes de droga, quienes no saben qué inventar para comercializar estas ilícitas sustancias.

Una de las agrupaciones de narcotraficantes más poderosas del país, El clan del golfo, es sindicada de dominar gran parte de este ilícito mercado y de imponer su ley a sangre y fuego en diferentes municipios de la geografía nacional.

Uno de los más importantes cabecillas de esta organización, alias “Gordo Rufla” fue capturado en la ciudad de Montería en el departamento de Córdoba, este capo de nombre Juan Carlos Cuesta Córdoba de 29 años, es un importante narcotraficante solicitado en extradición por una corte de los Estados Unidos.

Alias “Gordo Rufla” fue detenido en un exclusivo del sector de Montería con ayuda de cuerpo de investigaciones del FBI y se le considera como el hombre de confianza de “Otoniel”, máximo cabecilla de la agrupación delincuencial.

Cuesta Córdoba es un hombre al que, según las autoridades, le gustan los lujos y las excentricidades como las grandes propiedades, las motocicletas y los automóviles más costosos, también se le reconoce por exhibir sus joyas de oro.

Este narcotraficante se encontraba en la capital cordobesa, de acuerdo con información de los organismos de investigación, negociando el envío de toneladas de cocaína hacia Centroamérica, México y los Estados Unidos desde el Urabá en lanchas rapidas, se calcula que sus envíos mensuales eran de 10 toneladas.

El hombre de confianza de “Otoniel” era conocido por su cercanía con las prácticas de santería y brujería, se dice que hacía “rezar” los cargamentos de droga para que estos llegarán siempre a su destino y fuesen a ser confiscados por ninguna autoridad, pero también se involucraba en rituales de protección para no ser presa de las autoridades, salvo que en esta ocasión no surtieron efecto.

En el Distrito Medio del estado de Florida se adelanta un proceso en contra de Juan Carlos Cuesta Córdoba por narcotráfico y las autoridades han identificado bienes con un precio aproximado de 80 mil millones de pesos, entre los que se cuentan apartamentos, droguerías, ferreterías, autos y fincas, entre otros.

Las autoridades lograron encontrar tanto en sus caletas, como en sus botes, elementos que demuestran que en ellos también se celebraban rituales de santería y brujería.

Artículos Relacionados

+ Artículos