Contratista del tramo 3 de la Ruta del Sol se declara en quiebra

Conalvías, una de las empresas más representativas del sector de infraestructura, con más de 35 años y numerosos contratos con el Estado, se acogió a la Ley 1116 de 2006 que contempla el régimen de insolvencia empresarial, actualmente trabajaba en el tramo 3 de la Ruta del Sol.

Colombia.com - Actualidad
Colombia.com - Actualidad

Conalvías, una de las empresas más representativas del sector de infraestructura, con más de 35 años y numerosos contratos con el Estado, se acogió a la Ley 1116 de 2006 que contempla el régimen de insolvencia empresarial, actualmente trabajaba en el tramo 3 de la Ruta del Sol.

La Ley 1116 de 2006 que contempla el régimen de insolvencia empresarial, mecanismo que permite a las compañías en dificultades financieras reestructurar sus pasivos con el concurso de sus acreedores.

Conalvías trabajo en la construcción de la troncal de Transmilenio de la calle 26, la hidroeléctrica de Hidrosogamoso y el tramo 3 de la Ruta del Sol.

La Ruta del Sol, que contempla cerca de 465 kilometros, se compone de dos corredores viales: el primero comprendido entre San Roque (Cesar) y la Ye de Ciénaga (Magdalena), y, un segundo, entre el Carmen de Bolívar (Bolívar) - Bosconia y Valledupar.

Conalvías posee casi el 30% (28.7%) de las acciones de Yuma Concesionaria S.A., la empresa adjudicataria del tramo 3 de la Ruta del Sol. Tal declaración de insolvencia deja el proyecto en riesgo y con largas para su finalización. 

Las dificultades en la ejecución del proyecto que sólo lleva construido 70 kilómetros de 465 ha sido una de las causas para que Conalvías haya presentado la solicitud ante la Superintendencia de Sociedades de acogerse a la denominada Ley de quiebras.

La empresa alega que los retrasos en el otorgamiento de licencias ambientales y las demoras en la negociación con las comunidades locales, indígenas y afrodescendientes le significaron pérdidas cercanas a los 70 mil millones de pesos, tan solo en este proyecto, sin contar con los problemas derivados de los proyectos de Hidrosogamoso y Transmilenio, los cuales suman  sobrecostos cercanos a los 250.000 millones de pesos.

Artículos Relacionados

+ Artículos