Colombia.com Bogotá Jueves, 16 / Ago / 2018

Fanny Mikey: 10 años sin la primera dama del teatro colombiano

El 16 de agosto de 2008, Fanny Mikey perdió la batalla contra una infección renal severa.

Fanny Mikey: 10 años sin la primera dama del teatro colombiano
Hoy se conmemora el 10° aniversario de Fanny Mikey. Foto: Twitter.

Fanny Elisa Orlanszky hizo que Colombia amara el arte y el teatro. Cuando falleció, las personas se preguntaron qué iba a ser del escenario sin ella. Esta argentina más colombiana que el sombrero vueltiao, logró montar su propio teatro y hacer de su nombre una marca.

Fanny nació en 1930 en Buenos Aires, Argentina. Su padres fueron Camilo Mickey y Celia Orlansky. Algún día dijo que cuando tenía 7 años su papá la obligaba a hacer las cuentas del negocio, una fábrica de tejidos; oficio que años más tarde le serviría para administrar la industria teatral en la que se movió.

La artista tuvo seis hermanos. El señor Mickey quería que su hija fuera abogada o contadora pública. Cuando el hombre de la casa se enteró que Fanny quería hacer teatro le pegó una paliza. Para iniciar el camino y buscar sus sueños tuvo que huir de casa.

El primer matrimonio, que duró solo tres años, se acabó después de que el hombre la golpeara al enterarse que ella había asistido a una audición. Fanny volvió a huir del hogar. En ese tiempo conoció a Pedro Martínez, el responsable de que Fanny llegara a Colombia, y a quien calificara como ‘el amor de su vida’.

Entre sus muchos oficios, ejerció como contadora para una empresa de juguetes, luego participó en un programa de televisión de ejercicios, desde ese momento empezó a incursionar en la actuación.

Cuando entró a Colombia lo hizo por Buenaventura, acompañada por Martínez, que trabajaba en la televisión nacional. “Cuando llegamos me quise devolver enseguida, pero ahí estaba Pedro y viví con él ocho años en Cali”, comentó Mikey.

En esa época, el único que estaba tratando de sacar adelante el teatro en Cali era Enrique Buenaventura con el ‘Teatro Escuela de Cali’. Fanny empezó a trabajar con Buenaventura y descubrió que su talento era organizar eventos de carácter teatral. En poco tiempo se convirtió en una persona necesaria para armar los festivales que se hacían en la capital del Valle del Cauca. Decía de sí misma que era “una bestia del teatro: desde barrer el piso hasta vender boleta por boleta”.

Su segunda relación duró ocho años. Al terminar con Martínez regresó a Argentina, pero ya se había enamorado de Colombia y poco tiempo después regresó al país, para nunca marcharse.

Cuando regresó, Jorge Alí Triana y Jaime Santos habían llegado de Checoslovaquia y formaron el TPB (Teatro Popular de Bogotá). Ella se conoció con Jorge Alí y él le pidió que trabajaran juntos. Fanny fue la directora ejecutiva.

Con el TPB hicieron giras por el país y viajaron a Buenos Aires. Cuando dejó de trabajar con Triana se dedicó al café-concert. Desde ese momento ella empezó a buscar una sede para hacer su show.

La vida de Fanny era el teatro y poca importancia le prestaba a otras cosas, entre ellas la salud. Su primer ataque de subida tensión fue en el TPB, “estuvo al borde de la muerte”, comentó Jorge Alí. La primera parálisis facial le ocurrió en la inauguración del Teatro Metropolitano en Medellín.

Después de haber renunciado al amor, 12 años después Fanny conoció a Luis Enrique Álvarez con quien convivió y adoptaron a Daniel Álvarez Mikey.

Con el tiempo Fanny quería su teatro y creó el Teatro Nacional de Colombia. Llegó el momento en el que la demanda creció pero no se le podía aumentar la oferta porque la sala era pequeña. Así fue como apareció el teatro La Castellana.

En 1988 bajo el lema “un acto de fe en Colombia”, se creó el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, uno de los objetivos fue la integración artística de los países latinoamericanos. Hoy en día es uno de los festivales de arte escénica más importantes del mundo.

El 16 de agosto de 2008, Fanny Mikey perdió la batalla contra una infección renal severa. Su última aparición en el teatro fue en 2008 con la obra ‘Perfume de arrabal y tango’, en la que se vio jovial y renovada.

Ma. Gabriela Garofalo - Colombia.com