Presunta perdida de votos, fue por errores de jurados

La Registraduría Distrital atribuyó las denuncias sobre presunta pérdida de votos para las elecciones al Concejo de Bogotá a errores de los jurados de votación en el diligenciamiento de los formularios E14.

Colombia.com - Especiales
Colombia.com - Especiales

La Registraduría Distrital atribuyó las denuncias sobre presunta pérdida de votos para las elecciones al Concejo de Bogotá a errores de los jurados de votación en el diligenciamiento de los formularios E14.

En el proceso de escrutinio, a cargo de jueces de la República, se evidenció que últimos renglones de las listas a Concejo y JAL tenían menos votos de los que inicialmente se informó en el preconteo publicado en la página web de la Registraduría Nacional, debido a errores en el diligenciamiento de formularios por parte de algunos jurados de votación.

La Registraduría Nacional del Estado Civil informa que sin contratiempos concluyó ya el escrutinio en 1.095 municipios del país y ya fueron entregadas la mayoría de credenciales correspondientes a los 18.564 candidatos que resultaron elegidos el pasado 30 de octubre.

En la etapa de escrutinio, a cargo de jueces de la República, y no de funcionarios de la Registraduría, se detectó que algunos jurados de votación el pasado 30 de octubre hicieron unas sumatorias en una casilla que estaba prevista para la votación del último candidato de la lista de los partidos a Concejos, Asambleas y JAL, lo que dio como resultado que en el preconteo o conteo rápido de mesa, que carece de valor jurídico, se informara un total de votos para dichos candidatos que no corresponde a la votación real obtenida. Detectado este error cometido por algunos jurados, se procedió a corregirlo durante el escrutinio que adelantan las comisiones escrutadoras, para el caso Bogotá, en Corferias.

Esta es la razón por la cual algunos candidatos registran diferencias entre la cantidad de votos divulgada en el preconteo o conteo rápido de mesa y la cantidad real de votos obtenida el 30 de octubre y consolidada en el proceso de escrutinio, que se adelanta por jueces de la República designados por el Tribunal Superior del Distrito Judicial, y en presencia de apoderados de los candidatos, testigos electorales y organismos de control.

Los errores en el diligenciamiento de los formularios para transmisión de datos se registraron en alrededor de 700 de las 13.545 mesas de votación instaladas en Bogotá. El fallo en el diligenciamiento afecta únicamente la colilla destinada para la transmisión de datos de preconteo, pero no la de claveros que se utiliza para el escrutinio, ya que estos formularios sí están diligenciados correctamente.

Aunque en la tarde del 30 de octubre los colombianos conocieron los resultados de las elecciones de autoridades locales a través del preconteo, la Registraduría Nacional del Estado Civil reitera que esa información tiene únicamente valor informativo y carece de valor jurídico, ya que es durante el escrutinio que se realiza con base en los formularios E-14 suscritos por los jurados de votación, que se determina cuántos votos obtuvo cada candidato.

En todo el país los jurados contaron los votos y diligenciaron los formularios E-14 correspondientes. Este formulario que está compuesto por tres cuerpos, uno de ellos es entregado a un delegado o recolector de Actas de Escrutinio y con él se realiza el preconteo o proceso de transmisión, consolidación y divulgación rápida de los resultados electorales el mismo día de la elección.

El otro cuerpo del E-14 es utilizado por las comisiones escrutadoras, conformadas por jueces de la República, para realizar el escrutinio, establecer los resultados definitivos y declarar la elección de los nuevos mandatarios.

Los escrutinios que tienen  fuerza vinculante y están a cargo de las Comisiones Escrutadoras, se realizan desde el domingo 30 de octubre. Para este proceso se constituyeron en todo el país 1.860 comisiones, cada una conformada por 2 Jueces, Notarios y Registradores de Instrumentos Públicos, encargados de hacer el respectivo cómputo de los votos depositados en las Arcas Triclaves.

En reiteradas ocasiones la Registraduría Nacional ha informado que el preconteo que se realiza el domingo de elección es de carácter informativo pero carece de validez y por lo tanto la información de los formularios electorales como el Acta de Escrutinio de Mesa E–14 correctamente diligenciados prevalece sobre el preconteo. Las diferencias entre los resultados del preconteo y las actas de escrutinio pueden originarse por errores en la digitación que realizan las casi 17.000 personas encargadas de la transmisión y recepción de datos, que se dictan vía telefónica: es posible que en la llamada una persona dicte un dato, por ejemplo “tres” y al otro lado de la línea se entienda otro, por ejemplo “trece”. Sin embargo históricamente el margen de error es bastante bajo, de menos del 0,5% de los datos transmitidos, y en todo caso precisamente para ello se publican en la página web de la Entidad los formularios E-14, que son los que tienen validez durante el escrutinio.

Artículos Relacionados

+ Artículos