Colombia.com Bogotá Martes, 07 / May / 2019

¿Cómo ser más productivo en el trabajo y que el día rinda?

Con una organización adecuada de tu tiempo y labores, lograrás salir de un día pesado sin estrés.

La clave está en organizar el tiempo y cuidar tu salud. Foto: Shutterstock
La clave está en organizar el tiempo y cuidar tu salud. Foto: Shutterstock

Es cierto que las obligaciones en el trabajo a veces suelen causarnos estrés y esto puede darse por falta de organización en las tareas y en el tiempo que les invertimos. Por eso, es necesario tomar una agenda y sentarnos a pensar qué es prioridad en nuestro día, para así al finalizarlo, habernos liberado de toda tarea.

¡Se una persona más productiva!

Para que podamos cumplir el 100% de nuestras tareas diarias, también es necesario encontrarnos en un estado óptimo con nuestro cuerpo.

1. Madruga a hacer ejercicio

Es cierto que al que madruga, Dios le ayuda, pero no solo es cuestión de levantarse temprano, pues es necesario activar el cuerpo y ponerlo en condiciones para enfrentarse a un nuevo día. Por ello, puede adoptar una rutina de ejercicios y practicarla en casa o si no, sal a trotar e inviértele una hora a tu cuerpo. Te sentirás con más energía durante todo el día.

2. Aliméntate de forma saludable

¡Siempre escuchamos lo mismo! Y quizás muchas personas están cansadas de este punto, pero es verdad: Uno es lo que come. Por eso, encontrarás alimentos llenos en minerales y vitaminas que le brindarán a tu cuerpo la energía y carga que necesita para afrontar la dura jornada laboral. Desayuna un yogur de chía con frutos secos o con tortitas de avena. ¡Saludable y energético!

3. Cree en ti

Lo principal para que tu día comience a fluir, es creer en ti. En una cartulina, coloca un mensaje de motivación, el cual puedas leer todos los días y recuerdes por qué debes creer en ti. Además de ayudar a tu autoestima, quedará en tu memoria que eres una persona con cualidades admirables que puede con cada dificultad que la vida le ponga en frente. Recuerda que Dios solo pone a las personas más fuertes en las batallas más difíciles.

4. Concéntrate en tu trabajo

A primera hora, agenda las tareas que tienes por realizar y calcula el tiempo que invertirás en cada una de ellas para que no te extiendas más de lo debido. Después de esto inicia con tu trabajo y evita que las personas que se encuentran a tu alrededor te desconcentren para que no quemes tiempo. ¡Ya habrá tiempo para la charla!

5. Agua y más agua

No olvides que el cuerpo es una máquina que también requiere de hidratación, para ello, ten a mano un tarro grande de agua (para que no pierdas tiempo levantándote). A esto puedes adicionarle que en tu hora de almuerzo puedes cambiar de contexto para que tu mente también se disperse y pueda descansar al menos durante una hora. Opta por caminar o salir a tomar un poco el sol.

Juliana Palomino - Colombia.com